El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Barcelona olvidada: ¿quién gobierna la ciudad?

FERRAN NADEU

Un tranvía circula por la Diagonal cerca del Fòrum.

Carlos UrrutiaBarcelona

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Jueves, 16 de mayo del 2019 - 07:15 h

De Barcelona se pueden decir muchas cosas. Es una ciudad muy abierta turísticamente y hasta hace pocos años era una ciudad bastante segura, pero desde esos pocos años han ido llegando los primeros parámetros de la inseguridad, la dejadez y la suciedad. El servicio de limpieza está a años luz de lo que debería ser y a eso hay que sumarle los incívicos que con sus perros dejan que estos se meen en las paredes de las casas y sus deposiciones en la calle. La inseguridad la ponen los carteristas y demás, que andan por la ciudad esnifando pegamento y robando en las calles de una forma bastante violenta y ocupando casas. La verdad es que viendo ésto uno se pregunta quién gobierna la ciudad.

A mi entender, nadie. Los servicios básicos como el de la limpieza no funcionan. Los plataneros que dejan esas esporas amarillas, enfermos como están, siguen ahí sin que nadie los cambie por árboles más adecuados. Si de verdad quieren los candidatos poner orden en la ciudad, deben empezar por estas cuestiones y otras como la vivienda y que los fondos buitre o propietarios de pisos no hagan pisos turísticos perjudicando a otras personas. Los vecinos tienen derecho a poder descansar y no tener juerguistas borrachos de buena mañana dando bandazos por los edificios y calles.

Si de verdad se desea arreglar esta situación, pónganse las pilas. Los barceloneses queremos poder pasear por la ciudad, queremos una ciudad limpia, queremos que se regule el tráfico de bicicletas y patinetes, y queremos poder estar seguros, porque de policía hay de sobra. Hagan estos trabajos, o más bien propongan cosas, y que nadie se olvide del proyecto aprobado en su día: el tranvía y su unión.

Participaciones de los lectores

Para desayunar, basura: el menú que nos ofrece el ayuntamiento de Barcelona

Jordi Gabin Ramírez Rubí

Damos gracias al ayuntamiento de Barcelona, y en especial a la alcaldesa Ada Colau, por ponernos los contene... Seguir leyendo

26-M: dejar de lado el voto del miedo e interesado para votar democracia y libertad

Ximo Estal Port de Sagunt

Tras los que podríamos determinar como primera vuelta, el pasado 28 de abril, y esperando la segunda vuelta electoral, próximo 26 de mayo, todo... Seguir leyendo

La naranja mecánica de Huelva y Córdoba: hacer estudios con reclusos españoles

Luis Fernando Crespo Zorita Alcalá de Henares

El estudio se realizó entre 2016 y 2017: consistió en suministrar una leve corriente de 1,5 miliamperios en la frente de 41 r... Seguir leyendo

Damas y caballeros, con todos ustedes, el 'Circo Supremo', el espectáculo interminable

Dolors Paniagua Cordero Sant Boi de Llobregat

Parece impensable que en una democracia europea consolidada se pudiera celebrar un juicio semejante al que está... Seguir leyendo

¿Cómo puede ser tan difícil cambiarme a la universidad que quiero?

Raquel Sendin Novoa Hospitalet de llobregat

Hoy escribo básicamente para quejarme. Actualmente, estoy cursando primero de carrera en una universidad, pero me gustaría cambiar... Seguir leyendo

Harto de estar harto: el mercado laboral, precario y delictivo

Pedro Montalban Badalona

Como bien dice la canción Vagabundear de Joan Manuel Serrat, uno empieza ya a estar un poco harto. Me refiero a que desgraci... Seguir leyendo

Coeducación: la asignatura pendiente para acabar con los estereotipos de género

Laura Tevar Yecla, Murcia

¿Alguna vez te has encontrado a ti misma negándole algo a tu hijo por el simple hecho de que sea rosa? O le has dicho a tu hija "¡ese juego es de niños!". Aunque par... Seguir leyendo

¿Qué precio tiene ser instagramer? ¿Y tomarlos como referencia?

Marc Benet Colomer Sabadell

Acabo de ver el viral vídeo de una joven en China que es atacada por un pulpo mientras intenta com... Seguir leyendo

Carta abierta a Scalextric: no nos dejen tirados

Ricard Gimeno Barcelona