Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"¿Nos asusta la diferencia? Islamofobia en el proceso fronterizo europeo"

Campamento de refugiados sirios en la provincia de Hatay, en Turquía.

Campamento de refugiados sirios en la provincia de Hatay, en Turquía. / REUTERS / UMIT BEKTAS

¿Nos asusta la diferencia? Desde 2010 en Francia no es posible llevar ropa que incluya el rostro cubierto, ya sea el burka o el niqab. En efecto, existe un temor hacia lo que se sale de la comprensión común de la identidad.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

A partir de las últimas décadas, el lema de "salvar a Europa" se ha incluido en los discursos políticos destacados de la derecha nacionalista. Pero, ¿de quién o qué están salvando a Europa? A menudo se concibe a los musulmanes como un "enemigo existencial de Europa". A través de un discurso inspirado en la Reconquista de España, de lo que una vez fue Al-Ándalus, la nación debe ser salvada de la amenaza que supone el Islam. Irónicamente, Europa está mas preocupada por la supervivencia del 'legado' de estos valores liberales que por utilizarlos.

Es precisamente este argumento de "salvar del otro" el que ha impulsado la respuesta de los Estados europeos a la hora de abordar la migración en las fronteras. En 2016, los acuerdos no oficiales entre los estados de la UE y el gobierno turco evolucionan hacia el acuerdo UE-Turquía, a través del cual este último se compromete a mejorar la situación humanitaria de los refugiados en el país, con un presupuesto de 6.000 millones de euros. En junio de 2022 se hizo viral el vídeo de Leyla Mohamed, una anciana siria a la que un turco le dio una patada en la cara. Como respuesta, los internautas de todo el mundo se solidarizaron publicando fotos tapándose los ojos y denunciando la situación del país. Sin embargo, son precisamente los Estados de la UE los que financian a Turquía con el objetivo de que sea una "zona segura" para millones de refugiados sirios.

Los inmigrantes musulmanes son percibidos como los que no son capaces de integrar lo que para nosotros, son los valores correctos. A fin de cuentas, es este miedo a la diferencia lo que ha llevado a la intolerancia. Europa no podrá salvarse del Islam, porque la islamofobia nunca podrá ser la respuesta a la libertad.

Participaciones de loslectores

Másdebates