El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Andreu Nin, impulsor social y cultural

Andreu Nin.

Jordi MartínBarcelona

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Viernes, 16 de junio del 2017 - 13:45 h

Con el tiempo, todo se descubre: las mentiras más ocultas, las razones más ciertas y los amigos más falsos. Así le ocurrió al político e intelectual catalán Andreu Nin, asesinado misteriosamente -aunque las razones de su muerte se atribuyen a agentes stalinistas soviéticos-, ya que todavía no se han aclarado los verdaderos motivos de su muerte ocurrida hace 80 años.

Una placa colocada en su memoria en Las Ramblas por sus compañeros le recuerda como verdadero luchador por la libertad, pues fue uno de los primeros políticos en darse cuenta de que el fascismo constituía una verdadera amenaza, especialmente si se combinaba con movimientos militares.

Su salvaje asesinato fue un símbolo de la derrota del movimiento obrero. Pero quedó su importante obra escrita, ya que Nin se interesó rápidamente por el esperanto, aquella lengua artificial que esperaba poder unir a todos los pueblos de la tierra. Junto con sus magistrales traducciones al catalán de las legendarias y morales obras rusas, tales como ‘Infancia, adolescencia y juventud’ y ‘Ana Karenina’, de León Tolstói, y ‘Crimen y Castigo’, de Dostoyevski, que le otorgan la categoría de triunfo.

Con todo, su objetivo consistió en el habitualmente fallido intento de mejorar las condiciones de vida de las clases más humildes. Y fue entonces cuando se dio cuenta de algo muy importante. No encajaba en el momento que le tocó vivir, pues había venido a crear uno nuevo más reformado y avanzado. Se adelantó a lo que más tarde diría la periodista Montserrat Roig: "La cultura es la opción política más revolucionaria a largo plazo".

Participaciones de los lectores

#30diesAMBbiciBCN: Pedalejar és salut i estalvi

Mara Cañizares Barcelona

M'agradaria compartir amb els lectors la meva experiència com a ciclista a Barcelona aprofitant el moviment... Seguir leyendo

Els Jordis sempre vencen els dracs

Marta Nin Loscos Barcelona

Diu la llegenda que en un poble molt proper vivia un drac ferotge que vigilava el castell reial. Durant segles devorava el bestiar i destr... Seguir leyendo

Barcelona, puntera en tecnología cuántica

Enric Alonso Barcelona

Barcelona se encuentra ante la gran oportunidad de ser líder en el campo de las tecnologías ... Seguir leyendo

La reforma de la Diagonal no es imprescindible

Emili Roca Cornellà de Llobregat

Me pregunto si es perentoria, o cuando menos necesaria, la reforma de la Diagonal y, en consecuencia, el gasto que supondría: bastante más... Seguir leyendo

Tauromaquia, cruel diversión y negocio

Miguel Fernández-Palacios Madrid

Si se solicita permiso al Ministerio de Cultura para un espectáculo en el que a un animal se le encabrita hincá... Seguir leyendo

No olvidemos a los refugiados

Adriana Carriere Barcelona

No revelamos nada nuevo al afirmar que las migraciones de personas han sido una constante en la historia de la humanidad. Gracias a ellas ... Seguir leyendo

Necesitamos una reforma moral

Garazi Carrillo Barcelona

Ante la noticia de que nace un bebé en China a los cuatro años de que sus padres fallecieran, me planteo que, si la ciencia y los avances ... Seguir leyendo

Liceu: Entradas perdidas por defunción

Beatriz Cano Tarragona

Recientemente me ha pasado una cosa inverosímil. El pasado febrero, unos buenos amigos nos regalaron a mi marido y a mi entradas para el Liceu.... Seguir leyendo

La música nos acompaña siempre

Natalia López Margarit Barcelona

Andamos por la calle con auriculares, escuchamos la radio en el coche, escuchamos música en el móvil, en el ordenador, en la tabl... Seguir leyendo