Elecciones en Catalunya

El Govern garantiza que todas las mesas electorales se podrán constituir

  • El 'conseller' d'Acció Exterior asegura que hay suplentes suficientes para cubrir eventuales bajas de última hora

  • El voto por correo alcanza una cifra récord en Catalunya con más de 265.000 sufragios emitidos

  • El 43,33% de los designados presenta alegaciones para no acudir, y las juntas electorales aceptan el 65,41% de los recursos presentados

  • Un dispositivo policial formado por 14.000 agentes velará por la logística de la jornada desde los colegios electorales

Preparación del dispositivo electoral en el Poliesportiu Municipal Camp del Ferro.

Preparación del dispositivo electoral en el Poliesportiu Municipal Camp del Ferro. / JORDI COTRINA

6
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad política catalana

Escribe desde Barcelona

ver +

5.624.044 electores están llamados a participar mañana en las elecciones catalanas del 14-F en Catalunya. La pandemia del coronavirus marcará una jornada histórica en la que la Generalitat ha puesto en marcha un protocolo para que los votantes puedan ejercer su derecho sin poner en riesgo su salud multiplicando los colegios (2.763) y las mesas electorales (9.139) para evitar aglomeraciones.

La gran incógnita de esta jornada electoral es si a las nueve de la mañana estarán constituidas todas las mesas electorales sin incidencias, después de que al menos 35.637 designados (un 43,33% del total) presentaran alegaciones para que se les exima de su obligación a acudir, de las cuales 23.311 han sido admitidas (un 65,41%) y más de mil están por resolver, según datos ofrecidos por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya. Estas cifras no incluyen datos de la junta electoral de zona de Santa Coloma de Farners, y podrían seguir creciendo porque los sustitutos también pueden presentar excusas y alegar causas sobrevenidas al llegar a la mesa electoral a las ocho de la mañana del domingo.

El 'conseller' d'Acció Exterior, Bernat Solé, ha asegurado que el número de recursos pendientes de resolver "no pone en peligro la constitución de las mesas" porque el 99,9% cuenta con el personal necesario (el 0,1% restante lo achaca a la falta de datos administrativos) y dos de cada tres mesas tienen confirmadas a las nueve personas requeridas (tres titulares y seis suplentes). "El 100% de las mesas electorales se podrán constituir con los datos que tenemos hoy porque hay suplentes de primera y segunda instancia suficientes para cubrir cualquier incidencia", ha añadido, teniendo en cuenta los datos ofrecidos por los consistorios catalanes.

En el caso de que haya bajas de última hora, la Junta Electoral Central (JEC) ya avaló que se reubique a los suplentes que no deban formar parte de la mesa electoral inicialmente asignada por encontrarse ya constituida en otra que necesite efectivos para quedar completada, preferiblemente, del mismo municipio. De esta forma, se evita que ocupen las vacantes las primeras personas presentes el día de la votación ante la previsión de que sean de edad avanzada, ya que el Govern recomienda el sufragio de los colectivos de riesgo de 9 horas a 12 horas.

De todas formas, la JEC ha urgido a las Juntas Electorales de Zona (JEZ) a que resuelvan cuanto antes las alegaciones presentadas y que recurran a los secretarios de los ayuntamientos si es necesario para agilizar los trámites y que los consistorios estén a tiempo de sortear las vacantes. El 'conseller' ha aclarado que si hasta mañana los miembros de las mesas que han presentado alegaciones no reciben respuesta, se deben presentar al colegio electoral y exponer allí su situación.

"Lo tenemos todo a punto para que este domingo tengamos unos colegios electorales plenamente seguros", ha remachado Solé desde el Parlament, en la que ha explicado que todos los ayuntamientos catalanes ya han recibido el material de protección y la cartelería de indicaciones para gestionar el tránsito en los puntos de votación, por lo que ha llamado a ejercer el derecho a voto de forma "responsable" siguiendo todas las indicaciones.

El 'conseller' ha pedido a la ciudadanía que lleve el sobre desde casa, que consulte la ocupación de los locales en la aplicación móvil 'Eleccions 14-F', que respete las franjas horarias recomendadas y que consulte la tarjeta censal para asegurarse del colegio y la mesa electoral en la que debe votar presencialmente.

En cuanto a los test de antígenos a los miembros de las mesas electorales, ha explicado que hasta la fecha 29.687 personas se han hecho la prueba, el 50% de titulares y primeros suplentes, aunque ha recordado que es voluntaria y que todavía tienen todo el día de hoy para acudir a sus respectivos centros de atención primaria. Entre los que se han hecho el test, se ha detectado un 0,38% de positivos, una cifra inferior a la positividad general en Catalunya.

Voto por correo

Parte de los registrados en el censo ya han votado por correo, una modalidad que ha batido el récord histórico con más de 265.647 sufragios sufragios emitidos por este sistema, siendo la cifra más alta desde las primeras elecciones autonómicas de 1980 y representando un aumento del 277% con respecto a los comicios del 2017. Se ha puesto en práctica por primera el voto a domicilio sin salir de casa y 131.280 personas han optado por esta opción mientras 134.367 se han dirigido a las oficinas de Correos.

Por contra, el voto de los ciudadanos residentes en el extranjero, inscritos en el Censo Electoral de los Residentes Ausentes (CERA), ha sufrido una caída destacable y, según los últimos datos, han votado un total de 15.852 ciudadanos, frente a los 39.521 del 2017.

Un total de 14.200 agentes de los Mossos d'Esquadra y de las policías locales controlarán la seguridad durante la jornada del 14-F y, a diferencia de otros comicios, las patrullas serán estáticas en cada colegio electoral. Esto repercute en que pasarán de cubrir 700 colegios electorales a 1.000, por lo que se desplegarán 3.200 uniformados más que en las elecciones catalanas del 2017. Solé ha asegurado que, a pesar de que algunos policías que han sido vacunados con la vacuna de AstraZeneca han sufrido efectos secundarios y han tenido cierta "indisposición" para acudir a trabajar el día después de recibir la dosis, el operativo no peligra.

El protocolo anticovid

La jornada de votación se desarrollará de 9 horas a 20 horas en pabellones, mercados o espacios similares para que se puedan respetar los 2,5 metros cuadrados mínimos de distancia entre personas con una ventilación constante. La Junta Electoral permite que se vote al aire libre siempre que sea dentro del recinto en cuestión.

Los puntos de acceso y de salida serán independientes, y cada local tendrá un mínimo de dos colas, preferiblemente en la calle: una de prioritaria para colectivos vulnerables para reducir el tiempo de exposición a un posible contagio y otra para el resto de votantes. En el interior, se establecerán circuitos únicos para evitar cruces. Habrá personal controlando el acceso ordenado de los votantes, organizando las colas y custodiando el flujo de electores para garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias. 

Noticias relacionadas

La Generalitat recomienda una votación por franjas horarias para evitar aglomeraciones: de 9 horas a 12 horas, las personas de riesgo; de 19 horas a 20 horas, las personas positivas por covid-19 o confinados por contactos estrechos; y de 12 horas a 19 horas, el resto de los ciudadanos. A través de la aplicación móvil 'Elecciones 14-F' los electores podrán consultar el estado de ocupación de cada colegio electoral en tiempo real.

Los miembros de las mesas electorales han tenido a su disposición test de antígenos del 9 al 12 de febrero. Antes de empezar la jornada, a todos ellos se les tomará la temperatura, que deberá ser inferior a 37,5 grados, y se les entregará dos mascarillas FFP2, una pantalla facial y guantes desechables para efectuar el recuento, así como gel hidroalcohólico. Entre las 19 horas y las 20 horas deberán vestir un equipo de protección individual (EPI) de alta seguridad porque en esta franja horaria es cuando se recomienda el voto de positivos por covid-19 o contactos estrechos. El responsable de seguridad sanitaria del colegio electoral recibirá la formación previa y les ayudará a ponerse el traje. Durante la jornada, los miembros de las mesas deberán mantener la distancia de 1,5 metros; y de 2 metros entre mesas.