Cita con las urnas en Catalunya

El Govern asegura que los efectos secundarios de la vacuna en los policías no afectarán al dispositivo del 14-F

  • Los efectos secundarios "totalmente esperables" que han afectado a algunos agentes de los Mossos, Policías Locales o Bomberos son de carácter leve

  • Interior desconoce el alcance de las bajas laborales que podría haber causado la campaña de vacunación

  • Salut no tenía programado vacunar a más agentes este sábado para garantizar el dispositivo policial del 14-F

Vacunación de un agente de los Mossos d’Esquadra en Tortosa.

Vacunación de un agente de los Mossos d’Esquadra en Tortosa. / ACN / ANNA FERRÀS

Se lee en minutos

El Periódico

El dispositivo policial del próximo 14-F no está en riesgo y todos los agentes previstos estarán ese día en su lugar de trabajo, a pesar de que algunos policías que han sido vacunados con la vacuna de AstraZeneca han sufrido efectos secundarios y han tenido cierta "indisposición" para acudir a trabajar el día después de recibir la dosis. Así lo ha asegurado este sábado el 'conseller' de Afers Exteriors, Bernat Soler, y confirmado la Conselleria de Interior. Estos efectos efectos secundarios eran esperables y muy leves (febrícula o dolor de cabeza) y también los han sufrido el colectivo sanitario, según explican fuentes de la Conselleria de Salut. Este sábado ya estaba previsto suspender la campaña de vacunación a los policías para garantizar que este domingo puedan trabajar con normalidad.

"La vacuna del coronavirus, como también la de la gripe, comporta un 10% de pacientes que tienen algún tipo de reacción", subrayan fuentes de Salut. Dichas reacciones son leves, no se alargan más allá de dos días y no están impactando en la atención hospitalaria. De hecho, los indicadores de la pandemia esta semana están decreciendo notablemente, y entre la población sanitaria y de geriátricos la entrada del virus se ha reducido de una forma abrumadora desde que les han inyectado la vacuna. Fuentes sanitarias añaden que los efectos secundarios son especialmente comunes entre la población joven.

Las reacciones leves a la vacuna las confirman también los sindicatos. Entre ellos, Toni Castejón, portavoz sindical de SAP-FEPOL, el sindicato mayoritario dentro del cuerpo de los Mossos en Catalunya. "Algunos agentes han tenido que coger la baja por los efectos secundarios, pero no se han alargado más allá de dos días", explica. Los primeros vacunados lo fueron el martes y el miércoles y, apunta Castejón, los agentes ya han podido reincorporarse a su lugar de trabajo.

Lo que ha ocurrido entre el cuerpo policial y de bomberos es "un resultado más que esperable", insisten fuentes sanitarias. De hecho, previendo un leve porcentaje de agentes del orden público que pudieran sufrir tales molestias, Salut ya decidió a inicios de semana no vacunar a los agentes durante este sábado. De esta forma se garantizará que el domingo todos los policías estén disponibles para asistir al dispositivo electoral previsto para el 14 de febrero.

Más de 14.000 agentes desplegados

Te puede interesar

Un total de 14.200 agentes de los Mossos d'Esquadra y de las policías locales controlarán la seguridad durante la jornada del 14-F, en su mayor dispositivo para unas elecciones, marcadas por la pandemia del coronavirus, por lo que por primera vez habrá un binomio de agentes todo el día en cada colegio. En concreto, en el marco del dispositivo "Escó 21", se movilizarán un total de 10.200 agentes de los Mossos y 4.000 de las policías locales.

A diferencia de lo que ha ocurrido hasta ahora en las elecciones celebradas en Catalunya desde la restauración de la democracia, el 14-F las patrullas no serán dinámicas ni se moverán por el territorio para controlar varios colegios electorales a la vez, sino que, debido a la especial situación por la pandemia del coronavirus, serán estáticas, con un binomio que cubrirá -por turnos- cada uno de los 2.763 colegios electorales durante todo el día.