09 jul 2020

Ir a contenido

EN PRIMAVERA

Sergi Mingote prepara su próximo doblete de ochomiles: Annapurna y Makalu

Tras un pequeño cambio de planes, el de Parets ha decidido aunar estos dos colosos de la cordillera del Himalaya, hacia donde partirá el próximo 27 de marzo

El primer macizo nepalí es uno de los más complejos de los 14 'techos' del mundo que Mingote tratará de coronar en el marco del proyecto 14x1000

A. G.

Sergi Mingote en la cumbre del Breithorn (Alpes), este mes de enero

Sergi Mingote en la cumbre del Breithorn (Alpes), este mes de enero / Sergi Mingote (cedida)

Tras unos meses de descanso, entrenamientos y conferencias, Sergi Mingote se prepara ya para la siguiente expedición de su gran desafío, el 14x1000 Project, con el que se propone ascender los 14 ochomiles del planeta en tan sólo 1.000 días. El de Parets del Vallès ha optado por hacer algunos cambios en este siguiente paso que, según el calendario previsto, debía incluir solo el Annapurna (8.091 metros), pero al que finalmente sumará el Makalu (8.463 m). 

Ambos colosos están ubicados en la cordillera del Himalaya, en Nepal, hacia donde el alpinista catalán pondrá rumbo el 27 de marzo. Un doblete que, según Mingote "es el más complejo de los que quedan en este proyecto junto al de Kanchenjunga y Everest", pues incluye a uno de los picos del 'Top 5' -el Makalu, quinta montaña más alta de la Tierra- y a una de las más complejas, el Annapurna. 

"Aunque no está entre las más altas, esta montaña es de las más peligrosas de las 14, yo diría que la que más", reconoce Mingote, que añade que "hasta hace pocos años el macizo tenía unas estadísticas escalofriantes: la mitad de la gente que lo subía no lo bajaba". Es por eso que, como cuenta el alpinista, no es una montaña muy saturada de visitantes, aunque tiene mucha historia, pues fue el primer ochomil que se escaló, en una expedición francesa liderada por Maurice Herzog.

En esta expedición le acompañarán dos compañeros alpinistas con los que ya ha compartido otras expediciones: el bombero cartagenero Carlos Garranzo, que estuvo con Mingote en el Lhotse, y el italiano Mattia Conte, con quien estuvo en Dhaulagiri y Gasherbrum II y con quien ha compartido entrenamiento en los Alpes estas semanas. "Son dos grandes amigos y compañeros y creo que formamos un gran equipo", asegura el paretano. 

Sergi Mingote con el Cervino a sus espaldas, durante su entrenamiento en los Alpes este mes de enero  / sergi mingote (cedida)

Aclimatación en los volcanes chilenos

Hasta que se ponga en marcha de nuevo el proyecto, Mingote lleva semanas entrenando tanto en el Centre d'Alt Rendiment (CAR) de Sant Cugat, donde principalmente hace trabajo de fuerza, como en los Pirineos y los Alpes, donde se centra en el trabajo de resistencia tratando de acumular desnivel. El próximo 19 de febrero viajará hasta Chile, donde llevará a cabo el proceso de aclimatación antes de dirigirse a Nepal, tal y como hizo la primavera pasada, cuando ascendió el volcán más alto del mundo, el Ojos del Salado.

Su idea ahora es "intentar batir un récord en la travesía del Nevado tres Cruces, que no se ha hecho nunca en una sola jornada". Será pues una preparación intensiva que incluirá picos de hasta 7.000 metros y que prevé terminar el 5 de marzo, cuando regresará a Parets hasta que ponga rumbo al Himalaya. Allí espera estar hasta principios de junio y, tras dos semanas de reposo, el 15 de junio pondrá rumbo al Gasherbrum I, el último ochomil de Pakistán que le queda. 

"De momento me centraré hasta mediados de año, que es cuando ya habré intentado tres y habré dado un buen mordisco al proyecto, ya que son tres montañas complejas y pasaría de 7 a 10 colosos", asegura Mingote, que no quiere de momento pensar en planes más a largo plazo. "Ahora hace un tiempo de la última expedición y el séptimo ochomil fue mucho tute; tenemos que ver cómo responde el cuerpo con estas tres", defiende el de Parets.

Ciclo de conferencias de Sergi Mingote / SERGI MINGOTE 

Ciclo de conferencias y presentaciones

Durante este tiempo y hasta que vuelva a marcharse a finales de marzo, Mingote ha ido combinando los entrenamientos con otro de los ejes de su trabajo: las conferencias y la presentación del documental del proyecto y de su libro A pulmón, seis ochomiles sin oxígeno en 367 días (Ediciones Desnivel). "Ahora ocupo con esto prácticamente el 100% de mi tiempo", cuenta el deportista, que aunque asegura que nunca había ido "tan a tope" lamenta que "como siempre, la que más se sacrifica es la familia". 

El ciclo de conferencias le ha llevado a recorrer diferentes puntos de la geografía española, desde Castellón a Granada pasando por Almería o su Parets natal. Entre sus próximos destinos figuran Figueres -donde el 31 de enero estará en la Feria del Libro-, Osona (14/02, Biblioteca Taradell), Sant Celoni (06/03), Granollers (11/03, Club Espacio Wellness), Sabadell (12/03, Club Excursionista Sabadell) y Girona (19/03 Cines Girona), además de otros todavía por concretar. 

Además de estas conferencias, Mingote ha empezado también -en colaboración con el Ayuntamiento de Barcelona- un ciclo de charlas por diez institutos de los diez distritos de la ciudad. El primero fue el Institut Jaume Balmes, al que seguirán el resto hasta el 19 de febrero. Una iniciativa que, según Mingote, le ayuda a acercar los valores del deporte a los más jóvenes: "Estoy muy contento porque puedo compartir mi experiencia con chicos y chicas que tienen que tomar decisiones tan importantes en mi vida como qué estudiarán", cuenta el de Parets.

Mingote llegando a la cumbre del Breithorn (Alpes peninos) / sergi mingote (cedida)

Los valores del deporte

"Esta (la de las conferencias) es una de las partes de mi trabajo que más me gusta: poder explicar por qué vale la pena arriesgarse, tomar decisiones, ser valiente y afrontar un poco los miedos", asegura Mingote, que sigue insistiendo en la vertiente solidaria y social con la que impulsó el proyecto que dio origen al actual 14x1000, el 3x2x8000 Solidary Project. "El tema de la inclusión sigue presente en todos mis proyectos, todos tienen esa base inclusiva, le he dedicado a ello gran parte de mi tiempo y es una pasión que, aunque sea voluntaria, a mí me llena muchísimo". 

En esta línea, el de Parets impulsó los primeros Premis Inclusius de l'Esport Català, que se entregaron el pasado diciembre en Barcelona. "Me hizo muy feliz, porque desde Onat Foundation -fundación que él mismo preside- pudimos entregar 15 becas de 1.500 euros que pueden ayudar a cumplir muchos sueños de asociaciones y deportistas que tenían muchas dificultades para encontrar ayudas", cuenta Mingote. "Creo que aquello de hacerse la foto con una persona con capacidades diferentes ya ha pasado a la historia, y yo creo que en eso nosotros hemos predicado con el ejemplo", zanja el de Parets. 

De momento, Mingote mantendrá las conferencias y los entrenamientos hasta el 19 de febrero, día en el que viajará a los Andes, de donde prevé regresar el 15 de marzo para prepararse para su próxima expedición, que empezará oficialmente el 27 de ese mismo mes y que, de salir bien, le llevará a situarse un poco más cerca de poner de nuevo su nombre en el récord Guinness del alpinismo.