Ir a contenido

DEPORTE INCLUSIVO

Sergi Mingote presenta los primeros Premis Inclusius de l'Esport Català

El presidente de Onat Foundation ha hecho pública hoy esta iniciativa pionera en Catalunya, que cuenta con el apoyo de la Secretaria General de l'Esport

Podrán optar a estos galardones en forma de beca los deportistas, asociaciones y empresas que trabajen en pro de la inclusión social a través del deporte

A. G.

 Sergi Mingote (de azul, centro) junto al secretari general de l’Esport, Gerard Figueras, y el resto de representantes y  asistentes a la presentación de los Premis Inclusius de l’Esport Català

 Sergi Mingote (de azul, centro) junto al secretari general de l’Esport, Gerard Figueras, y el resto de representantes y  asistentes a la presentación de los Premis Inclusius de l’Esport Català / Jordi Estruch

El presidente de la fundación Onat FoundationSergi Mingote, y el secretari general de l’Esport i l’Activitat Física de la Generalitat, Gerard Figueras, han presentado este miércoles en Barcelona los primeros Premis Inclusius de l’Esport Català, unos galardones en forma de becas que nacen fruto de esta colaboración públicoprivada y que tiene el objetivo de dar apoyo económico y visibilidad a las personas, organizaciones y empresas que trabajan en pro de la inclusión a través del deporte.

“No son unos premios ‘de foto’, lo que no sirve en nuestro entorno es el postureo; son becas económicas, porque queremos ayudar a que los sueños y los proyectos de estas asociaciones y deportistas con capacidades diferentes se puedan llevar a cabo”, defiende Mingote. "La beca mínima será de 1.000 euros", explica, "y a partir de aquí habrá becas de diferentes importes”.

El ex alcalde de Parets del Vallès, que dejó el cargo el año pasado para embarcarse de lleno en su proyecto deportivo y solidario ‘3x2x8000 Solidary Project’, con el que se ha retado a ascender seis picos de 8.000 metros en menos de un año y sin oxígeno artificial–con lo que lograría el récord Guinness-, fue quien impulsó la creación de la asociación que, además de vehicular dicho proyecto, ha dado el empuje para crear estos premios inclusivos.

Unos premios que persiguen el mismo objetivo que persigue la fundación: “ayudar a mostrar y dar visibilidad a las grandes capacidades que tienen los mal llamados discapacitados”, dice el paretano. Un compromiso que le ha valido esta semana el reconocimiento de la Associació Catalana de Dirigents de l'Esport, debido a la vinculación que hace de éste con el deporte. Algo que entiende como "algo más que actividad física; es un elemento de integración, que facilita que estas personas encuentren un sentido a lo que hacen, les ayuda a relacionarse y a cumplir sus sueños”. 

Convocatoria abierta hasta septiembre

Así, todas las personas deportistas de 6 a 100 años, organismos, asociaciones o empresas que trabajen o quieran desarrollar proyectos relacionados con la inclusión social a través del deporte, podrán optar a estas becas económicas, que se entregarán a finales de año en una gala que tendrá lugar el 3 de diciembre, coincidiendo con el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

Los interesados tendrán desde este mismo miércoles 6 de marzo hasta el 6 de septiembre para presentar sus iniciativas o el trabajo que llevan a cabo, y será un jurado experto el que se encargará de elegir qué iniciativas requieren de este apoyo económico, atendiendo a criterios de esfuerzo, ejemplaridad, implicación, beneficio colectivo, integración social, igualdad de género y vida útil de la beca.

Un amplio jurado experto

Este jurado, que estará integrado por una decena de miembros, contará entre ellos con responsables de la Secretaria General de l’Esport, del Consell Català de l’Esport, del Centre d’Alt Rendiment (CAR), el presidente de Fira Barcelona, la presidenta de la Federació Catalana d’Esports per a persones amb Discapacitat Intel·lectual y varios deportistas de élite.

Todos ellos serán los encargados de valorar los proyectos y determinar la concesión de las becas, que no harán distinciones por categorías. “Hemos querido hacerlos lo máximo inclusivos posibles”, relata Mingote, por eso, “no queremos hacer categorías independientes, queremos hacer una fiesta de la inclusión y que se mezclen todos los proyectos, así que habrá reconocimientos para todos los ámbitos y perfiles”.

Colaboración público-privada

El proyecto, que lleva más de un año cocinándose, nace pues de este empeño personal, pero ha acabado convirtiéndose en un gran deseo compartido, en el que colaboran tanto asociaciones privadas, como Apindep -una de las principales participantes del proyecto de Sergi Mingote- como organismos públicos, como la Secretaria General de l’Esport i l’Activitat Física de la Generalitat o el Consell Català de l’Esport.

“Es un proyecto muy colectivo”, defiende el alpinista, que demuestra la necesidad de que “el mundo privado y el público trabajen de la mano para impulsar proyectos conjuntos que, si no fuera de este modo, seguramente no avanzarían de la misma manera”. Una idea que también ha reiterado Gerard Figueras, secretari general de l’Esport i l’Activitat Física de la Generalitat, quien ha querido poner en valor “una iniciativa que sale de la gente” y a la que la Generalitat ha querido “tirarse de cabeza”.

“No puede ser un proyecto más”, ha defendido Figueras; “tiene que ser un proyecto que la Generalitat se haga propio para hacer posibles los objetivos que hay detrás de él: explicar y visibilizar el magnífico trabajo que hacen asociaciones y las personas a las que representan”.

Mujeres con discapacidad y deporte

A la presentación de este miércoles, celebrada en el Museu i Centre d’Estudis de l’Esport Dr. Melcior Colet, también han asistido Mercè Llauradó, gerente de la cooperativa Apindep Ronçana, que trabaja por la integración social de las personas con discapacidad, y la responsable en materia de Género del Consell Català de l’Esport, Blanca Nualart, quien ha resaltado la doble discriminación que sufren las mujeres con discapacidad: “por el hecho de ser mujeres y por la propia discapacidad”.

No obstante, Nualart ha querido poner en valor el hecho de que “de las 7.000 licencias de deporte adaptado registradas en Catalunya, el 57% corresponden a mujeres, algo que sucede “en muy pocos ámbitos deportivos” y que hay que seguir alimentando. “El deporte es un derecho universal por sus beneficios por la salud, pero también porque aumenta la independencia de las personas, su autoestima y su capacidad de relación, algo muy importante en las personas con discapacidad”, ha apuntado.

Por su parte, Llauradó ha querdo agradecer el compromiso de Onat Foundation “para hacer posible que el deporte nos iguale a todos” a través de las actividades que la fundación impulsa para dar visibilidad al colectivo, como la que impulsó el pasado septiembre, cuando varios miembros de la asociación realizaron parte del Camino de Santiago, o el que llevará a cabo en su próxima expedición, cuando algunos de ellos le acompañarán en una parte del trekking del Himalaya, en Nepal.