Ir a contenido

NUEVO RETO ALPINÍSTICO

Sergi Mingote dobla su apuesta: 14 ochomiles en 1.000 días

El alpinista, que logró coronar seis picos en 367 días, pretende ascender los otros ocho y rebajar a menos de la mitad el récord actual, de 7 años y 10 meses

El proyecto servirá para promocionar la candidatura de Barcelona como sede de los Juegos Olímpicos de Invierno 2030, de los que Mingote será embajador

Aitana Glasser

Sergi Mingote durante su expedición en Nepal

Sergi Mingote durante su expedición en Nepal

Sergi Mingote logró entrar el pasado 18 de julio en el récord Guinness del alpinismo tras ascender seis ochomiles en apenas un año y dos días sin la ayuda de oxígeno artificial. Ahora, el alpinista de Parets del Vallès ha anunciado su intención de seguir adelante con su hazaña y doblar su apuesta: quiere ascender los 14 ochomiles del planeta en tan solo 1.000 días.

Así, tendrá hasta mayo de 2021 para alcanzar la cumbre de los ocho picos de 8.000 metros que le quedan, entre los que se encuentran grandes colosos como el Everest o el Kanchenjunga. Poco más de año y medio para hacer realidad un reto alpinístico sin precedentes que pretende rebajar en menos de la mitad el actual récord mundial que ostenta el coreano Kim Chang-Ho, que lo hizo en 7 años, 10 meses y 6 días.

Mingote ya adelantó en una entrevista con EL PERIÓDICO que estaba pensando en sumar una segunda parte al proyecto que emprendió el 15 de julio de 2018, y que incluyó el ascenso al Broad Peak (8.047 m), K2 (8.611 m), Manaslu (8.152 m), Lhotse (8.516 m), Nanga Parbat (8.152 m) y Gasherbrum II (8.035 m). No obstante, reconocía no tenerlo claro por el “enorme sacrificio” que supondría “a nivel económico, personal y familiar”, y que dejaba la decisión para el mes de septiembre.

Y así fue hasta este viernes, cuando se hizo público en el Centre d'Alt Rendiment (CAR) de Sant Cugat el nacimiento del 14x8000 Catalonian Project 'Pirineus Barcelona 2030', nombre con el que se ha bautizado a este ambicioso proyecto que une a instituciones, federaciones, asociaciones y organismos y que tiene además el objetivo de promocionar la candidatura de Barcelona como sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030, de los que el alpinista será embajador.

Segundo intento al Dhaulagiri, el inicio del reto

El alpinista retomará el desafío este mismo mes de septiembre con la expedición al Dhaulagiri (8.167 m) nepalí, la séptima cima más alta de la Tierra y a la que Mingote se vio obligado a renunciar en octubre del año pasado por culpa del mal tiempo. Seguirá en marzo de 2020 con la expedición al Annapurna (8.091 m), la décima montaña más alta del globo y una de las más complicadas junto al K2 y el Nanga Parbat.

En mayo será el turno del Kanchenjunga (8.586 m), uno de los grandes colosos pendientes del paretano, que ya quiso incluirlo en el 3x2x8000 Solidary Project, pero que finalmente substituyó por el Dhaulagiri. Le seguirá en julio el Gashrebrum I (8.068 m) y, tras la pausa de verano, las expediciones al Cho Oyu (8.201 m) -su primer ochomil, en 1998- en septiembre y al Shisha Pangma (8.027 m) en octubre.

El proyecto finalizará con los dos últimos ochomiles del planeta que le quedarán pendientes a Mingote: el Makalu (8.463 m), en abril, y el Everest (8.848 m), en mayo. El vallesano ha alcanzado ya en dos ocasiones el techo del mundo, por lo que reconoce que no es el pico que más ilusión le hace, pero servirá para poner la guinda a un reto que, si todo sale bien, le permitirá rubricar su nombre junto a los grandes del alpinismo.

"Quién me iba a decir a mí que, con 48 años, iba a acabar siendo deportista de alto rendimiento", reconocía el alpinista, que aseguraba además sentirse con "muchas ganas" y preparado tanto física como psíquicamente: "Hay que ir muy bien mentalmente, sin cargas ni mochilas mentales, porque ahí arriba la cabeza siempre te dice que bajes", algo para lo que agradece haber tenido "el consenso y el respaldo de mi familia". 

Alto rendimiento en la montaña

El vertiginoso ritmo y la complejidad del reto de Sergi Mingote hicieron que los especialistas en medicina deportiva del CAR de Sant Cugat decidieran convertirlo en objeto de estudio para investigar los efectos que produce sobre el cuerpo humano la exposición reiterada a las alturas y la falta de oxígeno. Así, desde el año pasado Mingote ha estado realizando pruebas antes y después de sus expediciones, complementándolas con supervisión nutricional.

"Estamos aprendiendo mucho con el trabajo con Sergi en términos fisiológicos, porque es un caso único", reconocía durante la presentación del proyecto Ramon Terrassa, director del CAR, que cuenta que todos estos estudios servirán para "incorporar protocolos y para formar a nuevos alpinistas con más seguridad y precisión". Y no solo alpinistas, también a entrenadores y deportistas de otras disciplinas.

Ahora la idea es que estos estudios prosigan, pues el proyecto permitirá al equipo médico recopilar datos nunca antes registrados sobre rendimiento y altura, que servirán de referencia para aplicar parámetros de entrenamientos con déficit de oxígeno en los deportes de resistencia, una iniciativa que se espera que también ayude a potenciar la candidatura de Barcelona para los JJOO de invierno, que se complementará con otras acciones.

Un impulso a la candidatura Barcelona 2030

Durante el tiempo que dure el proyecto, la Generalitat, a través de la Secretaria General de l’Esport, visitará las diferentes estaciones de esquí y zonas estratégicas de los Pirineos para la candidatura olímpica, algo que que combinará con las conferencias sobre el proyecto 14x1000, que se impartirán por todo el territorio e incluirán la proyección del documental resultado del proyecto, que esperan presentar en festivales nacionales e internacionales.

"Es un proyecto de país, que ayudará a dar a conocer el territorio en toda su extensión, más allá de Barcelona, que dará la posibilidad de generar infraestructuras y mejorar la conexión entre la zona metropolitana y los Pirineos y que nos ayudará a dar un salto de calidad y a seguir demostrando que el deporte catalán es un referente a nivel mundial", defendía Mingote ante sus compañeros, familiares y amigos.

Lo hacía acompañado por el secretario general de l'Esport i de l'Activitat Física, Gerard Figueras, que quiso poner en valor el trabajo del alpinista, "la cara visible" de un proyecto que, aseguró, "va más allá de los 15 días de juegos" y que pretende conservar y reforzar el carácter inclusivo del 3x2x8000, además de "mostrar la riqueza del territorio y de sus deportistas" al resto del mundo. 

Temas: Montañismo