El Periódico del Eixample

Eixample
Un grupo de escolares cruza la calle de Aragó, en presencia de motos y coches

Un grupo de escolares cruza la calle de Aragó, en presencia de motos y coches / Ricard Cugat

2
Se lee en minutos
Carles Cols
Carles Cols

Periodista

ver +

Eixample Respira, una plataforma vecinal que reivindica una radical mejora de la calidad del aire en el distrito, avisa al gobierno municipal de Jaume Collboni de que los nueves límites de contaminación aprobados por el Parlamento Europeo para 2030 y 2035 obligan al ayuntamiento a reconsiderar de forma inmediata la gestión del tráfico en la ciudad. Entre otros frentes de lucha, esta plataforma reclama que la calle de Aragó deje de ser una vía de muy alta capacidad justo en mitad de la ciudad, algo cada vez más insólito en Europa.

El Parlamento Europeo ha decidido por fin atender las recomendaciones que desde hace años realiza la Organización Mundial de la Salud (OMS). En opinión de este organismo dependiente de la ONU, contaminantes como el dióxido de nitrógeno (NO2), estrechamente vinculado a los vehículos con motor de combustión, no debería superar bajo ningún concepto los 10 microgramos por metro cúbico. Este compuesto químico sirve a la perfección para contextualizar el caso de Barcelona.

A lo lago de la pasada década, las estaciones de medición de Barcelona superaron de forma casi permanente los 40 microgramos de NO2 por metro cúbico. Esa era la cantidad máxima establecida por la Unión Europea, que hasta ahora se había resistido a atender los consejos de la OMS. Solo en esto últimos dos años ha conseguido Barcelona situar los índices de NO2 por debajo de esa cota, con la excepción, hasta este mismo año, del Eixample. El último informe publicado por la web más bien documentada sobre esta cuestión, contaminació.barcelona, señala que en el conjunto de las estaciones de tráfico de la ciudad el índice acumulado de los últimos 12 meses es de 33,4 y el de la estación del Eixample, de 35.9.

Noticias relacionadas

Lo que ahora plantea el Parlamento Europeo, que deberá ser negociado y validados por los miembros de la Comisión Europea, es nada menos que reducir casi a la mitad la contaminación urbana en los próximos siete años y a un tercio de aquí al 2035. Según Eixample Respira, no hay entre los planes urbanísticos del gobierno de Collboni nada que empuje decididamente en esa dirección. Es más, considera esta plataforma que la oferta del Ayuntamiento de Barcelona a entidades como Barcelona Oberta de consensuar futuras reformas urbanísticas es un grave error. Barcelona Oberta es la entidad que se opuso a la transformación de Consell de Cent en un eje verde.

Varios niños juegan en el nuevo Consell de Cent. /

JORDI OTIX

Precisamente, sobre esta cuestión, Consell de Cent, las cinco asociaciones de vecinos del Eixample han recolocado en el calendario la asamblea ciudadana que tuvieron que desconvocar el pasado 15 de septiembre por las fuertes tormentas que padeció la ciudad en aquella jornada. Inicialmente estaba previsto que ese acto en defensa de la transformación realizada en Consell de Cent se celebrara en la plaza nacida en la intersección con Enric Granados. La nueva convocatoria, prevista para las 10 de la mañana del sábado 30 de septiembre, es en la confluencia con Viladomat, en el llamado Espai Germanetes.