Ir a contenido

MÁS ALLÁ DEl eixample

Butacones para caballeros

LUIS BENAVIDES

CIUTAT VELLA
VICENÇ MORETÓ
Cuidados al milímetro

Situada en el Raval, la barbería Vicenç Moretó (Joaquín Costa, 51) es una barbería clásica, con butacones dirigida muy especialmente a los caballeros «retrosexuales», aquellos que lucen  barbas rudas como las de antaño pero cuidadas al milímetro. «La tendencia actual en barbas es llevar unas medidas largas en la parte frontal. Y en el cabello, laterales y nuca muy cortos», explica Moretó, barbero como su padre. «El hombre cada vez se preocupa más por su imagen y viene con frecuencia, cada tres semanas de media», añade el propietario.

EIXAMPLE
MUSTACHE BARCELONA
Arte capilar

Mustache Barcelona (Mallorca, 279) es la barbería de Raúl Cinalli, un argentino trotamundos «atrapado por el encanto» de Barcelona. Su doble formación, en Bellas Artes y peluquería, combinan a la perfección en su butaca. «Cada cliente es un modelo especial y diferente. Cada barba, cada bigote, es como un lienzo al que doy vida buscando marcar la personalidad y la exclusividad de cada cliente», cuenta el barbero.

GRÀCIA
LA BARBERIA DE GRÀCIA
Peluquero revelación

Inaugurada en 1964, aunque con otro nombre y ubicación en el distrito, La Barberia de Gràcia (Torrent de l'Olla, 198) destaca por su decoración actual con detalles modernistas. «Los servicios de afeitado y arreglo de barba no han parado de subir, especialmente en los tres últimos años. La tendencia son barbas muy largas, falsamente descuidadas, con un estilo muy natural», explica el propietario, Jordi Pérez, barbero de tercera generación. «Me viene de familia. Lo llevo en la sangre», añade Pérez, premiado recientemente en una conocida feria del sector como peluquero revelación.

HORTA-GUINARDÓ
MARTÍNEZ
Clientela fiel

«Mi padre abrió la peluquería en 1964, pero en la acera de enfrente. Me trasladé aquí hace 19 años»
, cuenta José Martínez, el actual propietario de la peluquería masculina Martínez (Calderón de la Barca, 50). «Aunque hay mucha competencia, la clientela de las barberías suele ser muy fiel y gracias a eso nos mantenemos», cuenta el peluquero.

LES CORTS
ENRIC BARBER
Arreglo laborioso

Ni dos, ni tres. Enric Fenollar es el cuarto peluquero que ejerce en la acogedora y diáfana barbería situada en el número 19 de la calle de Capità Arenas. «Cogí este negocio hace 12 años, pero lleva abierta más de 60 en el barrio de Pedrables», explica Fenollar, propietario de Enric Barber. «Las barbas se han puesto de moda otra vez, pero llevarla arreglada es laborioso. Puedes tardar unos 40 minutos», afirma el barbero.

NOU BARRIS
PELUQUERÍA J.G.
Perfilar y perfumar

La peluquería masculina J. G. (plaza de los Jardines de Alfàbia, 10) lleva cortando el pelo y repasando barbas a los vecinos del barrio de Porta desde 1991. «Nuestros clientes vienen aquí porque perfilamos mejor la barba, salen bien perfumados y no ensucian con pelos el baño de su casa», afirma el propietario José Guijarro, quien aprendió el oficio de su padre y lamenta el intrusismo en el sector. «Con 14 años ya daba jabonazos con la brocha a los clientes de la barbería familiar», recuerda Guijarro, quien estudió para delineante pero luego se reinventó. «Me gusta mi oficio y el trato con el público», añade el barbero.

SANT ANDREU
VALENTINO
Paños calientes

El nombre de la barbería Valentino (Coroleu, 6) hace honor al abuelo barbero de  Jorge Accogli, su propietario. «Solo llevo 10 meses en el barrio de Sant Andreu, pero ya me he ganado a los vecinos. Faltaban peluquerías masculinas, algo muy común en Londres, Milán o mi Buenos Aires natal», cuenta Accogli, quien afeita con esmero y técnicas de la vieja escuela. «Usamos paños calientes, lociones para abrir los poros y masajes», añade.

SANT MARTÍ
DYNAMIC PELUQUEROS
Pasión por el oficio

Dynamic Peluqueros (Perú, 273) nace en 1978 de la mano de Nicolás Jiménez. Hoy son sus hijos, Juan y Nico, los encargados de esta acogedora barbería de estilo clásico. «Nuestro padre nos transmitió el amor y la pasión por este oficio, que más que oficio es un estilo de vida», cuenta Nico Jiménez. «Las barbas y los bigotes necesitan un cuidado especial. El afeitado no es un servicio más, sino un ritual», añade el copropietario

SANTS-MONTJUÏC
GÜELL BARBER SHOP
Ritual clásico

Güell Barber Shop (Joan Güell, 68) es una barbería entre retro y moderna, una dualidad que impregna su carta de servicios. «Ofrecemos cortes clásicos y nuevas tendencias. Invitamos a los jóvenes a formar parte de este ritual que va más allá de la moda de las barbas y el resurgimiento de lo vintage», cuenta su propietario David Turu, quien descubrió la profesión durante el servicio militar. «Mi oficio nació por casualidad y se quedó para siempre», añade Turu.

SARRIÀ-SANT GERVASI
LA BARBERÍA BALMES
Conservar la esencia

La Barbería Balmes (Travessera de Gràcia, 88) fue fundada en 1945, y desde entonces la decoración no ha variado en exceso para conservar su esencia. «El boom de las barbas se debe a una cuestión cíclica. Encontrar una barbería clásica con un barbero de verdad no es fácil. Somos muy pocos», cuenta Pedro Fernández, un orgulloso barbero de segunda generación.

0 Comentarios
cargando