Sánchez Llibre y Cañete

Sánchez Llibre y Cañete

2
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Economía

Escribe desde Barcelona

ver +

Foment del Treball y Pimec han pactado una lista única para la renovación del pleno de Cambra de Comerç de Barcelona tras las elecciones que se celebrarán en septiembre. Como consecuencia de este acuerdo, cada una de las organizaciones propone tres miembros que serán los seis representantes por las patronales que prevén los comicios para el pleno cameral, a diferencia de lo sucedido en las de 2019. En aquella ocasión entraron como vocales cuatro representantes de Pimec y dos de Foment, después de que un acuerdo se convirtiera en algo imposible y se tuvieran que votar las propuestas.

El acuerdo establece que por parte de Foment son Anna Cornadó, consejera delegada de Copisa; Ignasi Marull, socio-director de PWC y Eloi Planes, presidente ejecutivo de Fluidra. Y por parte de Pimec son Emma Gumbert, socia fundadora de Emma Gumbert; Martina Font, directora corporativa de Font Packaging Group y Miquel Martí, presidente y consejero delegado de Moventia.

Todo ello se ha producido el mismo día en el que la Assemblea Nacional Catalana (ANC) ha presentado su candidatura 'Un pas més' / 'Eines de país' para intentar renovar la mayoría con la que cuentan actualmente con la presidencia de Mònica Roca, en el organismo cameral. Además del diputado de Junts y primer presidente de la Cambra por esta candidatura secesionista, Joan Canadell, este grupo incluye también al que fuera secretario general de ERC, Joan Puigcercós, según informa Nació. Se trata de las 52 sillas del pleno que se someten a sufragio universal. En 2019 eran 40, ya que había 14 para empresas que pagaban por ellas y que han quedado reducidas a dos y el resto (12) también se someten a votación. Y además están las 6 vocalías que corresponden a las patronales.

Mientras, organizaciones empresariales, entre ellas Pimec, buscan fórmulas para consensuar una candidatura que haga frente al movimiento independentista, sin concretar si se aglutinaría en torno a Josep Santacreu, exconsejero delegado de DKV, que ha mostrado su interés por concurrir a los comicios con una propuesta transversal y alternativa a la promovida por la ANC.

La actual presidenta de la Cambra, Mònica Roca, ha criticado que los seis representantes de las patronales serán elegidos “sin ningún tipo de sufragio”, informa Gabriel Ubieto. En todo caso es una fórmula prevista en la normativa que prevé la reserva del 10% de vocalías del pleno para estas organizaciones.

Noticias relacionadas

Los comicios serán en las 13 cámaras catalana del 15 al 20 de septiembre. Para evitar los problemas que se produjeron en las de 2019, la Conselleria de Empresa, la que tutela estos organismos, incluye medidas para reforzar la seguridad del voto electrónico. El objetivo es que el proceso sea "el máximo de garantista" con la prohibición expresa de la delegación de voto. Las personas físicas votarán en su propio nombre y las jurídicas podrán hacerlo a través de un representante legal acreditado.

En las elecciones de 2019 se presentaron cinco candidaturas. Además de Eines de País, hubo la de Enric Crous, que ganó cuatro vocales unida a la de José María Torres, avalada por Pimec; la de Carles Tusquets (consiguió tres y ha impugnado los resultados desde el primer día), Ramon Masià (ningún representante) y la candidatura de empresarias 50a50 (una representante). En los comicios la candidatura impulsada por la ANC se hizo con 32 de las 40 vocalías sometidadas a votación. En las de septiembre se someterán a sufragio 52 vocalías.