Ir a contenido

comicios empresariales

El independentismo arrasa en la Cambra de Comerç de Barcelona

Los candidatos promovidos por la ANC y otras entidades soberanistas logran 32 de las 40 vocalías y la mayoría absoluta total

El tándem Crous-Torres consigue 4, pero ninguno de los dos entra; Carles Tusquets, 3, y el lobi de directivas y empresarias '50a50', una

Agustí Sala

Integrantes de la candidatura independentista a la Cambra de Comerç, apoyada por la ANC. 

Integrantes de la candidatura independentista a la Cambra de Comerç, apoyada por la ANC.  / RICARD CUGAT

La movilización ha funcionado. Al menos para los empresarios y autónomos independentistas, que han arrasado en las elecciones a las Cambra de Comerç de Barcelona. Este colectivo, que ha presentado candidaturas independientes impulsadas por la Assemblea Nacional Catalana (ANC) con el lema 'Eines de país', ha obtenido 32 vocalías de las 40 sometidas a sufragio universal, según los primeros datos conocidos. Una de ellas corresponde a uno de los propietarios de Petrolis Independents y fundador del Cercle Català de NegocisJoan Canadell

La segunda candidatura es la del tándem Enric Crous-José María Torres, con cuatro vocalías, aunque ninguno de los dos la ha logrado por el epígrafe por el que se presentaba; la tercera la de Carles Tusquets, con tres (una de ellas para él), y una para el grupo de directivas y empresarias '50a50'. El abogado y economista Ramon Masià no ha conseguido que ninguno de sus seguidores, ni él mismo, se hicieran con asiento en el pleno.

El pleno está formado por 60 miembros, de los que 14 son para empresas que han pagado 75.000 euros y que, con estos resultados, perderán toda relevancia. Se trata de Abertis, el Banc Sabadell, Mediolanum, CaixaBank, CriteriaCaixa, Deloitte, Indra, Magma Disseny, Naturgy, PwC, Promotora Kasde (Catalonia Hotels), RACC, Damm y la Sociedad General de Aguas de Barcelona. Fuentes de algunas compañías no descartan replantearse su participación en este organismo.

El vuelco dado por los empresarios secesionistas, entre los que también está el empresario vallesano Pere Barrios (Recam Laser), que se postula para la presidencia, ha dejado sin ni siquiera plaza a dos de los principales ha dejado petrificado al mundo empresarial. Pese a ello, en ningún caso, hasta ahora, han anunciado impugnaciones de los resultados, si bien es una opción que no se descarta. En el mundo empresarial y en lo que se conoce como el 'establishment' reina el desconcierto y algunos aseguran que vigilarán "el estricto cumplimiento de la legalidad".

Terremoto en el mundo empresarial

El resultado obtenido por las candidaturas independentistas, un auténtico terremoto en el mundo empresarial que se suma al auge del sindicalismo secesionista de la Intersindical-CSC en el sector público catalán, supone superar a la vez la mayoría absoluta (31), ya que el pleno tiene en total 60 miembros, de los que tiene que salir el nuevo presidente o presidenta que sustituya al actual, Miquel Valls, que lo es desde el 2002. Alguno de los que han recibido más votos en su epígrafe, como Bon Preu (Joan Font) se presentaba por el movimiento independentista, pero también por la candidatura Crous-Torres. Se da por hecho que se decantará por la que ha obtenido más votos.   

Además de los 40 vocales elegidos por sufragio universal y las 14 empresas que pagan hay otras seis plazas en representación de las patronales Foment Pimec, que no han logrado una lista conjunta hasta ahora, que se elegirán el 5 de junio.  

955 votos, pendientes

Los vocales propuestos por Pimec son José María Torres (candidato a vicepresidente primero en la propuesta que encabezada por Enric Crous y a través de la que no ha logrado vocalía pero ha sido el segundo más votado de su epígrafe), Emili Rousaud, Martina Font, María José Tarancón, Josep Ignasi Hornos y Anna de Quirós. Por Foment son Santiago García-Nieto Conde, Jaume Roura, Elisabet Trallero, Anna Cornadó, Joan Canals y Francina Valls.

A mediados de junio, cuando se haya constituido todo el pleno se procederá a elegir la presidencia y el comité ejecutivo de 12 miembros que es el que realmente tiene el control. Los resultados definitivos se darán el póximo lunes por parte de la junta electoral central, presidida por la secretaria general de la Conselleria de Empresa, Marta Felip; que decidirá también sobre las tres impugnaciones que se han producido hasta ahora por el sistema de votación electrónico. Hay a su vez 955 votos  que no se contabilizaron porque no cumplían por completo la normativa sobre voto electrónico, según fuentes próximas al proceso. La junta también decidirá los que se contabilizan y los que no una vez hechas las comprobaciones correspondientes.    

Más de 17.000 votos

En total se han emitido 17.224 votos, con una participación del 4,1%. Según fuentes la Conselleria de Empresa, que tutera las cámaras, la participación ha más que doblado la de las elecciones del 2010, las últimas celebradas. Las mismas fuentes atribuyen estos resultados al voto electrónico, fomentado a través de la regulación de la Generalitat y que ha merecido al menos tres impugnaciones que deberá resolver el lunes próximo la junta electoral central, presidida por la secretaria general de la Conselleria de Empresa, Marta Felip.

La jornada del miércoles, último día de votación, en este caso presencial, se han visto colas en el organismo e incluso se ha producido una reyerta en la que ha tenido que intervenir la seguridad de la Cambra e incluso la policía. 

Elecciones diferentes

El saldo final de las elecciones a las 13 cámaras de comercio catalanas, 19.355 votos, no es comparable al de los comicios del 2010, ya que en estas ha entrado en vigor la elección directa y, en consecuencia, en siete entidades no se ha votado, según la Conselleria de Empresa.

Solo se han celebrado elecciones a todos los epígrafes en la Cambra de Barcelona, la única en la que la cifra de participación es comparable; y en algunos epígrafes de las de Lleida, Terrassa, Sant Feliu de Guíxols, Sabadell y Manresa.

En la Cambra de Terrassa, las candidaturas promovidas por la ANC se han hecho con un total de 10 de las 25 vocalías en liza, pero las impulsadas por la patronal Cecot, que hace unas semanas volvió a integrarse en Foment, ha sumado 15. En Lleida, por su parrte, el resultado ha sido más reñido y las candidaturas promovidas por Pimec han logrado 15 vocalías y las de la Coell, integrada en Foment , 13.

Críticas de Empresaris de Catalunya 

La euforia por los resultados obtenidos por parte de la ANC contrasta con la de Empresaris de Catalunya , que ha denunciado que las elecciones en la Cambra de Barcelona "pone de manifiesto, una vez más, la estrategia separatista de apropiación de las instituciones".

Esta organización, que anteriormente estuvo presidida por el actual candidato a la alcaldía de Barcelona por el PP, Josep Bou; afirma que "la ANC es el brazo ejecutor del gobierno separatista catalán y no tiene interés alguno en las empresas ni en la economia catalana". El presidente de la entidad, Carlos Rivadulla, asegura que "el único objetivo por el que han concurrido a las elecciones de la Cambra es apropiarse de una nueva institución catalana con el objetivo final de implantar una república independiente".