El coste de la vida

La inflación vuelve a bajar en octubre, hasta el 7,3%

El índice de precios de consumo anota su tercer descenso consecutivo gracias a la bajada del precio de la luz

Una mujer prueba una caldera de gas de calefacción y agua caliente.

Una mujer prueba una caldera de gas de calefacción y agua caliente. / Marta Jordi

4
Se lee en minutos
Rosa María Sánchez
Rosa María Sánchez

Redactora jefe

Especialista en Macroeconomía, presupuestos, impuestos y pensiones.

Escribe desde Madrid

ver +

La inflación volvió a bajar en octubre, por tercer mes consecutivo, hasta situarse en el 7,3%. Según el dato avanzado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el índice de precios de consumo (IPC) bajó el 0,4% en octubre respecto al mes de septiembre, lo cual deja la tasa anual de inflación en el 7,3%, esto implica un recorte de 1,6 puntos respecto a la tasa del 8,9% marcada en octubre.

Según el análisis avanzado por el INE -que debe ser confirmado y completado el 15 de noviembre- "esta evolución es debida, principalmente, a la bajada de los precios de la electricidad, que subieron en octubre de 2021. También influye, aunque en menor medida, el descenso del gas, frente a la subida del año anterior, y el aumento de los precios por la entrada de la nueva temporada del vestido y calzado, más moderado que en 2021".

En la nota publicada este viernes el INE no avanza aún ninguna consideración precisa sobre la evolución del precio de los alimentos. Sí anticipa que la tasa de variación anual de la llamada inflación subyacente (que excluye los precios más volátiles de alimentos no elaborados ni productos energéticos) se ha mantenido en octubre en el 6,2%, esto es 1,1 puntos por debajo del IPC general. 

Satisfacción en el Gobierno

El descenso de 1,6 puntos en la tasa anual de inflación es uno de los mayores descensos mensuales de la serie histórica desde la entrada en el euro, en el año 2002, según se ha destacado desde el Ministerio de Economía. "Esto supone una reducción de un tercio respecto al máximo alcanzado en julio, del 10,8% y nos permite prever que seguirá esta senda descendente en los próximos meses", ha valorado la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, que ha subrayado la eficacia de las medidas adoptadas por el Ejecutivo para frenar los precios de la electridad, el gas y el transporte.

El INE también ha adelantado la tasa de variación anual estimada del Índice de Precios al Consumo Armonizado (IPCA) -que sirve de base para las estadísticas europeas del Eurostat- que se sitúa en el 7,3%, después de una variación mensual del 0,1%. 

Evolución descendente

Los datos adelantados este viernes por el INE deben ser confirmado definitivamente el 15 de noviembre, cuando el organismo publicará la estadística definitiva del IPC de octubre. Entonces también se podrá conocer la evolución de cada uno de los componentes que forman la cesta de la compra del IPC, pero según ha comunicado el INE este viernes el descenso de la tasa de inflación en octubre se debe, principalmente, a la bajada de los precios de la electricidad, que subieron en octubre de 2021, y en menor medida, el descenso del gas, frente a la subida del año anterior, con precios bajos en el último mes por las temperaturas cálidas, los almacenamientos llenos y la colas de metaneros sin poder descargar en las costas españolas --a lo que se suma la rebaja del IVA, desde el 21% al 5%, con efectos desde el 1 de octubre--. También influye el aumento de los precios por la entrada de la nueva temporada del vestido y calzado, más moderado que en 2021.

Después del pico del 10,8% marcado en el mes de julio, cuando registró su nivel más alto desde 1984, la inflación descendió al 10,5% en agosto y al 8,9% en septiembre, antes de desembocar en el 7,3% en octubre, lo que supone una reducción del 32% en el periodo. Así, este mes de agosto se registra la tasa más baja en lo que va de año, por detrás de la del mes de enero (6,1%), un mes antes de que se declarase la guerra en Ucrania que disparó los precios de la energía y con ellos la inflación.

Noticias relacionadas

El Gobierno confía en que medidas como el mecanismo ibérico, la rebaja de impuestos de la factura de luz y gas o la reducción de los precios al transporte sigan presionando a la baja esta tasa en los próximos meses para mantener la tendencia de descenso. Según las previsiones del Banco de España, la inflación media de 2022 se situará en el 8,7%. Con las tasas de variación acumuladas de los diez primeros meses, la inflación media se sitúa en 8,8%.

Si bien las medidas del Gobierno tratan de contener impacto de los precios de las materias primas en el bolsillo de los consumidores, es previsible que en los próximos meses, conforme llega el invierno al continente, los precios actuales de electricidad, gas o diésel vayan en aumento, lo que podría mantener la presión sobre los precios de la cesta de la compra. De cara al próximo año, falta conocer si el Gobierno mantendrá la rebaja fiscal de luz y gas, así como el descuento de 20 céntimos para los carburantes que tienen el 31 de diciembre su fecha de caducidad.