Salarios

Los empleados de farmacia de BCN estallan: "Cobramos 200 euros menos que en Soria o Teruel"

  • Los sueldos de los facultativos barceloneses son un 12% inferiores a los del convenio estatal y llevan dos años congelados

Dos farmaceúticas de Catalunya

Dos farmaceúticas de Catalunya / Alvaro Monge

3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Entre los millones de trabajadores que durante este pasado 2021 perdieron poder adquisitivo -la inmensa mayoría si atendemos a la estadística oficial- se cuentan los farmacéuticos de Barcelona. Dispensadores de test de antígenos, recopiladores de positivos durante esta sexta ola y primer filtro en muchas ocasiones de la atención primaria, los empleados facultativos de las farmacias catalanas (que no el propietario) están cubiertos por un convenio colectivo provincial sin renovar desde hace dos años y con unos sueldos el 12% inferiores en Barcelona respecto al convenio estatal. "Cada vez nos pagan menos y nos exigen más", denuncian los farmacéuticos de Afascat.

Un facultativo de farmacia en la provincia de Barcelona tiene un salario base de 1.672,4 euros, frente a los 1.908,9 euros que recoge el convenio estatal. Una herencia de hace décadas y que ahora, con las negociaciones del nuevo convenio, los sindicatos pretenden amortiguar. “Es un problema, especialmente en una ciudad como Barcelona, donde el alquiler y la vida está por las nubes. Mucha gente busca otras salidas mejor remuneradas y más estables, como la industria farmacéutica o el sector público”, explican desde Afascat. Aunque no solo salariales son sus reivindicaciones en la negociación del nuevo convenio -asesoradas durante el mismo por el Col·lectiu Ronda-, pues también pretenden blindar horas de formación disponible para reciclarse y estar al día de los nuevos productos, así como mejorar las pausas durante las guardias. Actualmente, para una guardia de 12 horas les corresponden 15 minutos de descanso.

A preguntas de EL PERIÓDICO, la patronal del sector declina valorar las negociaciones o el porqué de esa diferencia entre el convenio barcelonés y el estatal. "El mensaje único de FEFAC es que el convenio se negocia en la mesa. Y recuerda que, desde que se negocia el convenio, hace ya más de 35 años, nunca se ha aprobado ninguno sin el acuerdo de todas las partes representadas, con las que FEFAC ha estado, está y estará siempre abierta al diálogo", afirma el presidente de FEFAC, Antoni Torres.

La venta de fármacos, disparada

Noticias relacionadas

La actividad de los empleados de farmacias ha aumentado desde el inicio de la pandemia, en paralelo al aumento del consumo de fármacos de la población. Así lo corroboran distintos datos, como los recopilados por el Ministerio de Sanidad, que señalan que el gasto farmacéutico a través de receta oficial aumentó el 6% de media en 2021 respecto al 2020. O según el último informe de al consultora especializada Iqvia, que muestra que el pasado ejercicio las ventas subieron interanualmente el 0,7% en unidades y el 3,6% en valor de mercado. O según un informe de CCOO y la UAB, uno de cada cuatro trabajadores en España reconoce consumir de manera recurrente sedantes, proporción que se ha multiplicado por 2,5 desde la irrupción del covid. 

“Desde que empezó la pandemia la sobrecarga de trabajo es brutal. Somos muchas veces el primer filtro. La gente cuando se encuentra mal no va al CAP por miedo a que esté saturado o a contagiarse, viene a la farmacia a preguntar y tenemos que estar informados de todo”, cuentan desde Afascat. El negocio de muchas farmacias va al alza desde el inicio de la pandemia, los facultativos llevan desde el primer día en primera línea y ahora pretenden que ello se traduzca en un alza de sus nóminas. Especialmente en un momento, como muchos otros gremios que se encuentran renovando su convenio, en el que la inflación sigue por encima de la cota del 6%.