Entrevista a la ministra de Transportes

Raquel Sánchez: "Tenemos 20 días para negociar sobre El Prat, pero veo escaso margen"

  • La ministra de Transportes pide que el Govern, "en boca de su presidente", acepte el acuerdo de agosto para ampliar el aeropuerto minimizando el impacto ecológico sobre La Ricarda

La ministra Raquel Sánchez, posa tras la entrevista.

La ministra Raquel Sánchez, posa tras la entrevista. / David Castro

7
Se lee en minutos
Rosa María Sánchez
Rosa María Sánchez

Redactora jefe

Especialista en Macroeconomía, presupuestos, impuestos y pensiones.

Escribe desde Madrid

ver +

Después de haber anunciado la suspensión de la ampliación de El Prat y de haber sugerido que en esta legislatura no habrá margen para retomar la inversión, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, admite que, en todo caso, aun queda cierto espacio para recomponer el acuerdo y retomar el proyecto. En una entrevista realizada el jueves, la ministra asume que es difícil recomponer con el Govern el consenso que ambas administraciones alcanzaron el 2 de agosto para ampliar el aeropuerto con la menor afectación posible de la laguna de La Ricarda y que ha estallado en los últimos días, con palabras muy gruesas de ambas partes. Pero no lo da del todo por perdido. “Eso depende del Govern de la Generalitat”, ese es su mensaje.

-¿Se puede reconducir el actual ‘no’ a seguir adelante ahora con la ampliación de El Prat?

-Eso depende del Govern de la Generalitat. El Gobierno ha sido claro desde el primer momento, ha explicado la propuesta y siempre ha considerado que era absolutamente necesario que fuera un acuerdo de país, y que no se entendiera como un proyecto del Gobierno de España sino como un proyecto para España y para Catalunya y por tanto precisaba del consenso de ambas instituciones. Ha sido el Govern quien lo ha hecho imposible por su división interna y por tanto depende de él que reconduzca, aclare y madure su decisión. En cualquier caso, también tenemos que tener en cuenta que estas inversiones se tienen que aprobar y se tienen que recoger antes de que finalice el mes de septiembre. Parece difícil que vayan a reconducir su posición y más después de escuchar las reacciones del president de la Generalitat y de algunos miembros del Govern y de algunas formaciones políticas, en concreto, ERC, que forma parte del Govern.

 

Entrevista a Raquel Sánchez, ministra de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana.

-¿En todo caso, sí que habría aún margen para el diálogo hasta el 30 de septiembre?

-Si el Govern de la Generalitat, y en boca de su presidente, manifiestan que aceptan y se ratifican en el acuerdo que se alcanzó el 2 de agosto, mantendríamos el acuerdo en sus términos para ampliar El Prat minimizando el impacto ecológico sobre la laguna de La Ricarda.

 

-Usted misma y el presidente de Aena han dado a entender que la ampliación de El Prat ha quedado en suspenso hasta dentro de cinco años, cuando haya que aprobar un nuevo Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA), pero entiendo de sus palabras que no tiene por qué ser así …

-Evidentemente, si perdemos la oportunidad de incorporarlo en el DORA que se tiene que aprobar en el Consejo de Ministros de finales de septiembre habrá que esperar al próximo, dentro de cinco años.

 

-Luego, hay 20 días aún para negociar…

-Hay 20 días todavía, eso es así, para llegar a ese Consejo de Ministros. Pero es que oyendo las manifestaciones del president de la Generalitat y de diferentes miembros del Govern tampoco vemos margen para eso.

-¿No se les puede reprochar también a ustedes esa falta de unidad que detectan en el Govern? La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, sostiene que la obra de El Prat es incompatible con la emergencia climática.

-Hace falta hacer mucha pedagogía para explicar que este proyecto no va en contra de los compromisos asumidos en la lucha contra el cambio climático. Hay que continuar invirtiendo en infraestructuras como estas, que son un motor económico. Y esto es compatible con respetar el medioambiente, haciendo del espacio natural de La Ricarda lo que podría haber sido un referente para la recuperación de los hábitats. No es contradictorio en absoluto.

 -¿Tendrán que hacer esa pedagogía también dentro del Consejo de Ministros, no?

-Llevamos explicando este proyecto desde 2019 y es ahora cuando teníamos que empezar a concretar esas compensaciones ambientales que se habían puesto encima de la mesa. No íbamos a presentar un proyecto que no fuera avalado por la Unión Europea.

 -¿Cómo ha vivido ese disenso. Ha estado usted en contacto con miembros del Govern?

-He tenido contactos con el vicepresidente, con Puigneró, y he constatado esa fractura y división.

 

-¿Basta un tuit de Aragonès para que se rompa el pacto que alcanzaron en agosto?

-Es que es un tuit del president de la Generalitat, desmarcándose claramente y explícitamente del acuerdo al que se había llegado. Y a ese tuit del president Aragonès han seguido muchas más manifestaciones, declaraciones en contra, ambigüedades. Yo creo que se ha visibilizado clarísimamente la ruptura, la fractura, el lío, el caos interno del Govern de la Generalitat. No podemos avanzar en un proyecto en esas condiciones.

-Oriol Junqueras ya anticipó en un entrevista con EL PERIÓDICO que el Gobierno iba a retirar la inversión en El Prat culpando de ello al Govern de Aragonès y que lo iba a hacer para evitar un varapalo posterior de la Comisión Europea por razones medioambientales. ¿Existe este doblez?

-No es cierto. Junqueras se estaba oponiendo radicalmente a la ampliación del aeropuerto y por tanto él anticipaba lo que ellos estaban pretendiendo hacer con sus declaraciones. Si al final estás boicoteando y bombardeando un acuerdo, pues evidentemente la reacción y la consecuencia en un análisis de riesgos es fácil de determinar. Pero insisto en que siempre ha sido nuestra voluntad el que ese proyecto se llevara adelante. Siempre nos hemos comprometido con hacer un tratamiento exquisito desde el punto de vista medioambiental. Hemos publicado toda la documentación para que se conozca cómo ha sido el proceso.

-Los empresarios les piden que dialoguen y pacten. ¿Prevé llamar al 'president' para hablar?

-Bueno, si es necesario lo haré. No tengo ningún problema. Pero lo que me toca hacer es pedir al Govern que se aclare, que diga si está a favor de este proyecto o no. Yo hablaré cuantas veces sean precisas.

-¿Qué pasará con esos 1.700 millones que se iban a invertir en El Prat en caso de que no haya un acuerdo con el Govern? ¿Se reorientarían hacia otros planes?

-En gran parte, no. Un matiz, para explicar cómo funciona esto: La gran mayoría de esa inversión no son unos presupuestos que existan ahora, porque las inversiones de Aena se financian con las tarifas aeroportuarias que se ingresan durante el periodo. 

-¿Quedarán paralizadas las infraestructuras conexas a la ampliación?

-En absoluto. Y eso una muestra del compromiso total del Gobierno con Catalunya, con seguir invirtiendo en infraestructuras necesarias. Se mantiene la conexión con el aeropuerto de Girona, con un proyecto de 55 millones, y la mejora del enlace ferroviario en Reus, que son otros 40 millones.

-¿Condicionará este clima de tensión por El Prat la mesa de diálogo bipartito y la negociación de los Presupuestos del Estado?

-Espero que no. Son mesas en las que se tratan cuestiones diferentes. Confío en que esa voluntad de diálogo que habíamos recuperado, o eso parecía, por parte del Govern, se va a mantener. Desde luego, por parte del Gobierno se mantiene.

-¿Cómo se pueden sentar dos partes que dicen haber perdido mutuamente la confianza?

-Hemos perdido la confianza en este proyecto. Pero hay muchas cuestiones más de las que se puede hablar. Pero este proyecto queda paralizado o suspendido.

-¿Y la Diada, no añade más tensión de cara a esa mesa de diálogo?

-Por parte del Gobierno central no será así. El clima es el de la negociación y el pacto. Recuperar el espacio de la política. Se lo debemos al conjunto de los catalanes y las catalanas que no entenderían que no fuera así. Por parte del Gobierno central no quedará.

-Una de las cuestiones que estará encima de la mesa de diálogo es el traspaso de la financiación de Rodalíes. ¿Está cuantificado ese traspaso?

-Todavía no. La Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales debe fijar los términos del acuerdo.

¿Los Presupuestos del 2022 cumplirán la disposición adicional tercera sobre inversiones en Catalunya?

-Para 2022, nuestra voluntad, como no puede ser de otra manera, es cumplir los acuerdos y las previsiones del Estatut en cuanto a las inversiones que tiene que hacer el Estado en Catalunya. No solo en Catalunya, también en otras comunidades autónomas, como Andalucía, cuyos estatutos también llevan el cumplimiento de unos determinados niveles de inversión.

 

Noticias relacionadas