Podrá ser forzoso

Alcanzado un acuerdo en El Corte Inglés para reducir la plantilla hasta en 3.000 empleados

La empresa ofrece 33 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades

Fachada de El Corte Inglés de la plaza de Catalunya de Barcelona

Fachada de El Corte Inglés de la plaza de Catalunya de Barcelona / ELISENDA PONS

Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

El Corte Inglés alcanzó este martes un acuerdo con el comité de empresa para acometer un ajuste de plantilla para hasta 3.000 empleados. La indemnización pactada se aproximó finalmente a la última propuesta sindical y que prevé tanto la adscripción voluntaria como forzosa al plan con una indemnización de 33 días por año trabajado, con un máximo de 24 mensualidades. Para el cálculo de la indemnización se tomará como base el salario a la fecha de extinción y los incentivos (variables) del 2019 para el colectivo de venta. 

El acuerdo firmado incluye primas de salida para aquellos trabajadores voluntarios. Los que tienen entre 5 y 10 años de antigüedad en la empresa y acepten el despido recibirán además el 5% del salario bruto anual. De 10 a 15 años de antigüedad, un pago del 10% del salario bruto anual y los que lleven más de 15 años en ECI sumarán un pago equivalente al 20% del salario bruto anual.

En el caso de que no se cubran los objetivos de reducción de plantilla de la dirección, la empresa acepta reducir en un 15% ese objetivo, reduciendo en más de 500 personas los procesos de extinción forzosos. En cualquier caso, los sindicatos resaltan que "el acuerdo de reorganización tendrá una adscripción preferentemente voluntaria y abierta a toda la empresa. Han calificado la oferta económica final de la empresa como de "muy atractiva", por lo que prevén que el número total de bajas sea inferior al inicialmente propuesto. La última propuesta económica de la dirección de El Corte Inglés en la negociación fue de 25 días por año con máximo de 15 mensualidades, por lo que el salto en el último día de negociación ha sido remarcable. Lo ofrecido es equivalente a la indemnización por un despido improcedente. El acuerdo prevé un periodo de adscripción voluntaria al plan hasta el 23 de abril del 2021 y la empresa deberá responder a la petición antes del 23 de mayo.

Según el pacto firmado con los sindicatos CCOO, Fasga, Fetico y UGT se han establecido límites en la capacidad de la dirección de determinar a los afectados por el despido. Estarán fuera de esa desvinculación de la empresa el personal afectado por una discapacidad superior al 33%, el afectado por casos de violencia de género o terrorismo, que esté al cuidado de menores con discapacidad o familiares de primer grado con enfermedad grave y en el caso de las parejas la medida no podrá afectar a los dos cónyuges.

Noticias relacionadas

El grupo El Corte Inglés, con una plantilla de 63.000 empleados, afronta una reordenación laboral de fuerte calado para adaptarse a la crisis abierta por la pandemia y las limitaciones de apertura de establecimientos. La dirección del grupo detecta la necesidad de nuevas necesidades organizativas, principalmente el auge de internet y un plan general de diversificación de ingresos. El grupo que dirige Marta Álvarez ha previsto el cierre de los puntos de venta menos rentables. Entre los meses de marzo y mayo, El Corte Inglés perdió 510 millones de euros por las limitaciones de actividad.

Con el coronavirus, el grupo presentó un expediente de regulación temporal de empleo (erte) por fuerza mayor para 26.000 empleados; 22.000 empleados de los grandes almacenes, 2.000 de la firma de moda Sfera y 1.900 trabajadores de la filial de Viajes El Corte Inglés. Los grandes almacenes siguen siendo el corazón del negocio para el grupo, a pesar de que la empresa esté envuelta en una transformación que apuesta claramente por la diversificación. La compañía quiere dar protagonismo también al área logística y aprovechar la infraestructura con la que ya cuenta, que es la que da servicio a sus centros comerciales y supermercados, para ofrecer servicios a terceros. En esa línea se incluye potenciar su filial Sicor, que engloba los servicios integrales de seguridad, limpieza, etcétera, para ofrecerlos a otras empresas. El resultado en el ejercicio 2020 (de 1 de marzo de 2020 a 28 de febrero de 2021) se situará en torno a a unas pérdidas de explotación de entre 350 y 500 millones de euros, según expertos del sector, frente a los 310 millones de beneficio del ejercicio anterior.