Ir a contenido

mercado de trabajo

UGT y CCOO exigen aplicar las medidas laborales pactadas antes del 28-A

Las centrales reclaman derogar la reforma de las pensiones del 2013 o aplicar el control horario en las empresas

UGT y CCOO exigen aplicar las medidas laborales pactadas antes del 28-A

Europa Press

El secretario general de CCOOUnai Sordo, y su homólogo en UGTPepe Álvarez, han anunciado que instarán al Gobierno presidido por Pedro Sánchez a poner en marcha algunas de las medidas contenidas en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del 2019, tumbados el miércoles en el Congreso, así como la derogación de la reforma de las pensiones de 2013, el control horario en las empresas o la ultraactividad de los convenios.

En rueda de prensa, los sindicatos han considerado que dichas medidas contempladas se deberían "situar" antes de la disolución de las Cortes, tras el anuncio de la convocatoria de elecciones generales el próximo 28 de abril, ya que, según han afirmado, quedan por delante "dos Consejos de Ministros" --sin tener en cuenta el de este viernes-- en los que "si hay voluntad política", se podría "desmontar la reforma laboral" e incluir las medidas "ya pactadas".

Las centrales ya han realizado alguna protesta para exogor la derogación de la reforma laboral "ya". La semana pasada se celebró en Madrid una concentración de unos 10.000 sindicalistas. Se trataba de llamar a la acción al Gobierno para que cumpla "de una vez por todas" su promesa de contrarreforma laboral, pero también a los empresarios y a los partidos políticos para que la apoyen.

La relación de los sindicatos y el Gobienro se deterioró después de que el Ejecutivo dejara en el aire una seire de acuerdos que las centrales daban por hechos y que cambiaban aspectos de la reforma laboral del 2012. 

En una reunión de la Mesa de Diálogo Social mantenida este miércoles el Gobierno se comprometió a reformar por la vía del real decreto el concepto de la ultraactividad y la obligatoriedad del registro de jornada. 

Las centrales vendieron los pactos de la que posiblemente acabe siendo la última reunión a tres bandas del año como un acuerdo. Por su parte, el Gobierno rebajó la contundencia sindical y la patronal CEOE reaccionó manivestando su "sorpresa, indignación y preocupación", al haber quedado fuera del supuesto acuerdo.