Ir a contenido

prestaciones públicas

Las pensiones subirán en el 2019 el 1,6% y el 3% las mínimas y no contributivas

Los pensionistas percibirán una 'paguilla' antes de abril por el desvío de una décima en el IPC del 2018

El Gobierno prorroga la ayuda de 430 euros a parados de larga duración

Rosa María Sánchez

Un grupo de ancianos pasea por Paseo de Sant Joan.

Un grupo de ancianos pasea por Paseo de Sant Joan. / IMMA COY

En su última reunión del año, el Consejo de Ministros aprobó este viernes un real decreto ley para subir el 1,6% las pensiones en el 2019, según lo que ya quedó establecido en la ley de Presupuestos del Estado del 2018 como resultado del pacto entre PP y PNV que puso fin a la subida del 0,25% de los últimos años 

Además, el real decreto de este viernes incluye una nueva subida del 3% de las pensiones mínimas y las no contributivas, tal y como se establecía en el acuerdo presupuestario entre el Gobierno Unidos Podemos. Por su parte, la base reguladora de las pensiones de viudedad se elevará en cuatro puntos, hasta el 60%, en cumplimiento de la ley de Seguridad Social.

La norma aprobada también recoge el abono de una paga por la diferencia entre la subida del 1,6% aplicada en el 2018 y la inflación media de los doce últimos meses, del 1,7%. Los pensionistas recibirán esta paga antes del mes de abril de 2019. Para una pensión media de unos 960 euros esta paguilla compensatoria será de 13,44 euros. 

Nuevas cuantías

Todas estas medidas de revalorización afectarán a un total de 10.340.805 pensiones públicas. El coste total alcanza los 2.591,65 millones de euros a los que hay que añadir otros 244,66 millones como resultado de la paga compensatoria por la desviación de la inflación en el 2018 en una décima y su consolidación antes de aplicar la nueva subida del 1,6% del 2019

Con las nuevas medidas, la pensión mínima de jubilación para un titular con 65 años y cónyuge a cargo quedará situada en el 2019 en los 835,80 euros mensuales.  La prestación mínima por viudedad para personas con 65 años pasa a 677,40 euros mientras que la pensión no contributiva por vejez, invalidez y viudedad será de 433,70 euros. La pensión máxima queda fijada en 2.659,41 euros al mes.

Este real decreto también fija una subida del 22% en la base mínima de cotización, en línea con la subida del salario mínimo interprofesional, hasta los 1.050 euros al mes. La base máxima, por su parte, se incrementa el 7% hasta los  4.070,10 euros. 

Nuevo mecanismo de revalorización

El real decreto ley recoge la voluntad del Gobierno de que en los seis primeros meses del año próximo, en el marco del diálogo social y de acuerdo con las recomendaciones de la Comisión del Pacto de Toledo, "se diseñará un mecanismo de revalorización de las pensiones que garantice el mantenimiento de su poder adquisitivo preservando la sostenibilidad social y financiera del sistema de Seguridad Social", según el comunicado emitido por el Gobierno.

Con esta decisión "se pone fin a un periodo de merma constante de poder adquisitivo por el sistema anterior de cálculo", afirmó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Además, se sientan las bases "pafa que la pobreza no se extienda" entre quienes "tienen menos herramientas para luchar contra el coste de la vida"

Además de aprobar la subida prevista de las pensiones, el último Consejo de Ministros del año adoptó un amplio paquete de medidas económicas y sociales, la mayor parte de ellas anunciadas en las recientes reuniones de diálogo social.

Parados de larga duración

Así, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció este viernes la prórroga de manera indefinida del subsidio extraordinario por desempleo (SED) de 430 euros para parados de largo duración mientras se trabaja en un nuevo modelo de proteccion asistencial que el Gobierno quiere tener listo en el plazo de cuatro meses. 

La prestación del subsidio extraordinario por desempleo debía desaparecer el próximo 4 de enero, después de que la tasa de paro se situó por debajo del 15% de la población activa en el tercer trimestre del año. El Gobierno ha decidido este viernes no atender esta limitación y mantener de forma indefinida la prestación e los 430 euros.

Régimen de módulos

En otro real decreto ley, de carácter tributario, que prorroga para el 2019  los límites de facturación de los trabajadores autónomos para poder tributar en régimen de módulos del IRPF. Esta medida deja sin efecto los planes del Gobierno anterior de rebajar de 250.000 a 150.000 el límite general para acogerse al régimen de estimación objetiva por módulos y beneficiará a medio millón de trabajadores autónomos

Este real decreto también incluye la actualización -al alza o a la baja- de los valores catastrales de 1.179 municipios. Según Hacienda, "esta actualización dará como resultado una bajada media agregada del 1,92% del valor catastral como consecuencia de que hay más inmuebles afectados por coeficientes a la baja, y además, más acusados".

Plan frente a un 'brexit' duro

Sánchez también anunció que como muy tarde a principios de febrero el Gobierno adoptará a través de un real decreto ley los planes de contingencia necesarios ante la posibilidad de que el Reino Unido abandone sin acuerdo la Unión Europea el 29 de marzo

El presidente se refirió a medidas normativas destinadas a garantizar los derechos adquiridos de los españoles residentes en Reino Unido y los británicos residentes en España, a los que Sánchez quiso "trasladar un mensaje de tranquilidad". "Sus derechos se preservarán sea cual sea el escenario", dijo.

Los planes también persiguen proteger las relaciones comerciales y establecer los controles aduaneros habituales para el comercio con un tercer país.

Prórroga presupuestaria

En espera de iniciar la tramitación de un proyecto de Ley de Presupuestos del Estado para el 2019, el Consejo de Ministros autorizó la prórroga de las cuentas del 2018 con una partida global de gastos cercana a los 316.900 millones de euros.