Ir a contenido

MEDIDAS FISCALES

Hacienda descarta endurecer el régimen de módulos

El Gobierno del PP había previsto rebajar de 250.000 a 150.000 euros el límite para declarar en estimación objetiva

La ministra Montero se desmarca de la hipótesis de Calviño sobre una posible prórroga presupuestaria

Rosa María Sánchez

María Jesús Montero ministra de Hacienda.

María Jesús Montero ministra de Hacienda.

Los autónomos que facturen menos de 250.000 euros al año podrán seguir tributando en el régimen de módulos del impuesto sobre la renta en el 2019. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, anunció este martes que su Departamento no seguirá adelante con los planes del anterior Gobierno del PP de rebajar de 250.000 a 150.000 el límite general para acogerse al régimen de estimación objetiva del impuesto sobre la renta (IRPF) en el 2019, del que aún se sigue informando en la página web de la Agencia Tributaria.

Montero ha situado esa medida dentro del objetivo del Gobierno de favorecer la actividad de pymes y autónomos y dejarles fuera de las subidas fiscales planeas. Esta medida anunciada por la ministra en un desayuno informativo organizado por Cinco Días beneficiará a medio millón de trabajadores autónomos, según cálculos de la Agencia Tributaria.

Así, el límite de exclusión del sistema de módulos se mantendrá en el 2019 cuando los rendimientos íntegros del autónomo superen los 250.000 euros (en lugar de los 150.000 euros previstos); cuando la facturación a otros empresarios o profesionales superen los 125.000 euros (75.000 euros en el decreto del PP) o cuando las compras en bienes y servicios superen los 250.000 euros (150.000 euros en el plan anterior).

En la ley 26/2014 de reforma del IRPF el Gobierno del PP decidió rebajar los límites de facturación que permiten tributar en el régimen de módulos con efectos a partir del 2016. El objetivo era un repliegue progresivo de un régimen fiscal que abre la puerta a fórmulas de fraude fiscal (pues no no tributa en función de los ingresos sino en función de determinadas variables objetivas de los negocios). Desde finales del 2015, sin embargo, el Gobierno del PP fue retrasando la entrada en vigor de los nuevos límites. Y ahora es el Gobierno del PSOE quien ha decidido que tampoco se apliquen en el 2019. 

Discrepancia con Calviño

La ministra de Hacienda no quiso referirse a la posibilidad de una prórroga presupuestaria ni siquiera como hipótesis de trabajo, en contra de lo que dio a entender el día anterior en Bruselas por la ministra de Economía, Nadia Calviño. "Para nada, no tienen ningún tipo de realidad", respondió Montero al ser interpelada de diferentes formas sobre la posibilidad de una prórroga presupuestaria. La ministra ha abogado por seguir avanzando con "tranquilidad" y con "discreción" en las negociaciones políticas y dar tiempo "para que algunas cosas maduren".

Tanto Calviño como Montero intentaron ese martes evitar la imagen de discrepancias respecto a la existencia de un posible 'plan B' de prórroga presupuestaria en el Gobierno. "Las dos hemos dicho exactamente lo mismo, que es que estamos trabajando para la adopción de los presupuestos y el sistema prevé un mecanismo si ello no se logra. No veo ninguna contradicción en absoluto", expresó Calviño en una rueda de prensa posterior a la reunión de ministros de Finanzas de la UE (Ecofin), en Bruselas.

Montero insistió en que ella misma continúa negociando con las fuerzas parlamentarias su apoyo al proyecto de Presupuestos para el 2019 que el Gobierno pretende llevar al Congreso de los Diputados a finales de noviembre o primeros de diciembre. Según el calendario que maneja la ministra, la tramitación parlamentaria podría concluir en febrero si se habilita enero como mes con actividad parlamentaria, si los grupos de la oposición no añaden obstáculos y, sobre todo, si se logran los apoyos necesarios de los grupos que apoyaron la moción de censura contra Mariano Rajoy.

La ministra ni siquiera dio por definitivamente roto el diálogo con los independentistas catalanes, pese al portazo dado por ERC y PDCat tras el escrito de acusación de la Fiscalía General del Estado contra los políticos presos. "Dudo que algunos grupos políticos se vayan a resistir a la tentación de aprobar estos presupuestos", ha dicho en una alusión que también hacía referencia a los nacionalistas catalanes. "Si es bueno para los españoles y para los catalanes" será muy difícil no apoyar estas cuentas, según la titular de Hacienda.

Prestación por maternidad

Durante su intervención en el desayuno informativo, la ministra se ha referido al plan de contigencia preparado por el Gobierno en espera del nuevo fallo del Tribunal Supremo sobre el impuesto de las hipotecas, con un posible impacto de unos 5.000 millones de euros para las arcas autonómicas (en caso de tener que devolver el tributo de los últimos cuatro años a los titulares de hipotecas)

Además, Montero ha explicado que su Departamento está ultimando en un procedimiento para agilizar la devolución de las retenciones del IRPF por las prestaciones por maternidad. La ministra ha cifrado en entre 1.100 y 1.200 millones el coste de esta devolución y ha dicho que el procedimiento, que será homogéneo en todo el Estado, "estará disponible en unos días".

Salario mínimo interprofesional.

La titular de Hacienda ha rechazado los cálculos de organismos como el Banco de España o la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) sobre una posible destrucción de empleo vinculada a la subida del salario mínimo interprofesional a 900 euros en el 2019. Según los "análisis serios" que, según Montero, ha realizado el Gobierno, esta medida no solo no destruirá empleo, sino que contribuirá a crearlo por la vía de un mayor estímulo del consumo, "aparte de ser una cuestión de justicia social", ha remachado.