Ir a contenido

Turismo

El Gobierno prevé más conexiones aéreas entre España y China para impulsar el turismo

El Ejecutivo también está diseñando un plan para reducir los tiempos de los visados

Sara Ledo

La ministra de Industria, Reyes Maroto, presenta las previsiones turísticas del verano 2018.

La ministra de Industria, Reyes Maroto, presenta las previsiones turísticas del verano 2018. / JAVIER LIZÓN (EFE)

Cada vez más en España imporat el gasto por encima de la llegada de turistas. En el año 2017, 13,6 millones de turistas chinos visitaron la Unión Europea, y sin embargo, solo un 4% tuvieron como destino España. Una cifra que demuestra que es un mercado "por explorar", sobre todo si se tiene en cuenta que el gasto que estos turistas dejan es el doble que el que dejan los visitantes procedentes de otros países.

Por ello, el Gobierno ya ha empezado a diseñar un plan para potenciar la llegada de turistas extracomunicarios, principalmente chinos, a través de una mejora de la conectividad aérea con este país asiático que en la actualidad es la mitad que la de otros países europeos como Reino Unido o Francia, así como los tiempos para la expedición de un visado de un turista chino que en la actualidad es de quince días, frente los entre dos y cinco de otros países europeos.

"Hay que desarrollar medidas para reducir los visados pero también mejorar la conectividad aérea para que haya más conectividad en estos destinos más alejados y así este componente que supone una pérdida de competitividad se convierta en una ventaja", agregó en su intervención durante la cuarta edición del Summit Shopping, Tourism & Economy. 

Poco después, la ministra aseguro ante los medios que en la visita que realizó al país asiático en octubre se reunió con algunos turoperadores de este país y una de las principales peticiones de la mayoría era precisamente esa "mejora necesaria" de los tiempos de los visados en la que ya están trabajando.

Por otra parte, Maroto también anunció que el Gobierno lanzará junto con algún turoperador chino un paquete para que estos celebren su famoso año nuevo en este país, en ciudades como Barcelona, Madrid o Sevilla, con las que están trabajando conjuntamente para poder concretar esta acción.

"El mercado chino es un mercado prioritario, el año que viene una mejora importante del volumen de turistas procedentes de China, mejorando nuestra oferta turística e incluyendo una mejora en el volumen de compras", concluyó.