Ir a contenido

CITA DEL MOTOR EN PEKÍN

China inicia la revolución eléctrica

Las ayudas públicas triplican las ventas de coches ecológicos e incentivan la competencia en el gigante asiático

Renault y Nissan preparan un turismo que puede ser un 25% más barato que el Leaf

Antoni Fuentes

Una mujer en el concept car Nissan IDS en el Salón del Automóvil de Pekín. / REUTERS / KIM KYUNG-HOON

Una mujer en el concept car Nissan IDS en el Salón del Automóvil de Pekín.
Visitantes del Salón del Automóvil de Pekín observan un Mercedes-Benz E320 Sedan s modelo L 4MATIC.

/

El ‘trending topic’ en el Salón del Automóvil de Pekín son dos palabras: “nueva energía”. Está en boca de todos los directivos de la industria de automoción, la prensa china y se palpa en las calles de la contaminada y casi siempre embotellada Pekín. La “nueva energía” no es una tendencia pasajera, sino que se ha convertido en una nueva revolución en China en un momento de convulsión por el 'dieselgate'.

La revolución eléctrica, junto con el 'boom' de los todocaminos (SUV), está cambiando ya las bases de la industria del automóvil en el principal país fabricante de vehículos y en el mercado más grande del mundo. Las ventas de coches eléctricos híbridos en el gigante asiático se triplicaron en el 2015 y superaron las 330.000 unidades. Y es solo el principio del camino programado por el Gobierno de Pekín, que espera alcanzar los tres millones de vehículos ecológicos vendidos en el 2020. De esa manera quiere aliviar la alta polución que sufren muy a menudo las grandes ciudades.

8.500 EUROS DE AYUDA PÚBLICA

Para conseguir ese objetivo, el Ejecutivo chino está inyectando sustanciosos incentivos para los compradores de coches limpios, que pueden llegar a 8.500 euros por un turismo, y obliga a los fabricantes a reconvertir su oferta hacia la nueva energía si quieren seguir operando en el país. 

La nueva revolución eléctrica china ha atraído las miradas tanto de las marcas chinas como de los productores extranjeros implantados en el país mediante alianzas con socios locales. El líder mundial de los coches 100% eléctricos, la alianza Renault-Nissan, ha chocado con el muro del precio de los vehículos en su intento por penetrar en el nuevo mercado. 

El presidente del grupo, Carlos Ghosn, reconocía en el Salón de Pekín que las ventas del modelo Venucia, un 'alter ego' del Nissan Leaf, son muy bajas, y anunciaba que la compañía está trabajando con su aliado chino Dongfeng en un nuevo coche eléctrico “más asequible”. El reto es poner en el mercado un turismo eléctrico que cueste alrededor de un 25% menos que el Venucia/Leaf y situarse al nivel de los coches chinos más vendidos.

PRESTACIONES DIFERENTES

“En China no vendemos bien nuestros coches eléctricos porque son demasiado caros para lo quiere el consumidor chino. Por eso en el grupo tendremos dos plataformas de coche eléctrico, una de precio más alta y otra más asequible”, ha explicado Ghosn. Pero el grupo franco-japonés quiere evitar una rebaja temeraria del precio y de la calidad y prestaciones para evitar equipararse con algunos modelos de marcas locales con baterías peores.

El principal rival de Renault Nissan en China será la marca BYD, en la que el fondo de inversión de Warren Buffett tiene una participación del 9%. "Ha llegado una nueva era para los fabricantes chinos de automóviles, especialmente en el ámbito de la nueva energía", ha declarado el presidente de BYD, Wang Chuanfu, después de presentar en Pekín el nuevo modelo eléctrico EV300.  

DE LA BICICLETA AL SUPERDEPORTIVO

En el mercado eléctrico chino compiten todas las empresas con intereses en la nueva movilidad alternativa, desde los pequeños fabricantes de ciclomotores y bicicletas con una tosca batería extraíble que se han popularizado en las calles de Pekín hasta la gama 'premium' de la firma norteamericana Tesla y el futurista superdeportivo de Faraday, la empresa del millonario chino Jia Yueting, pasando por las versiones ecológicas de las marcas occidentales, incluida Volkswagen.

Detrás de los fabricantes de coches van los productores de piezas y sistemas necesarios para el coche eléctrico y conectado a internet. Uno de ellos es la catalana Ficosa y su nuevo socio y propietaria del 49%, el grupo japonés Panasonic, que muestran en el Salón de Pekín sus centralitas inteligentes para gestionar los vehículos del futuro.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.