Cadena de dimisiones en la Agencia Tributaria ante la posible intromisión política para favorecer a Cemex

El secretario general de técnicos de Hacienda apunta a que algunos asesores habían trabajado con Montoro y exige explicaciones al ministro

1
Se lee en minutos

Una inspección en Cemex ha desatado una crisis en la Agencia Tributaria. En concreto, en la delegación central de Grandes Contribuyentes, donde han presentado su dimisión el jefe de esta delegacion, Ignacio de Ucelay, y al menos otras dos personas, para mostrar su apoyo a la trabajadora que ha sido cesada de su cargo después de rechazar un recurso de la multinacional cementera, según informan ‘El País’ y la cadena Ser.

Cemex tiene abierta un acta de inspección desde julio del 2011, y tiene provisionados siete millones de euros para posibles sanciones e intereses de demora. La cementera presentó un recurso de reposición contra una sanción, que fue rechazado por la inspectora, tras lo cual la dirección de la Agencia Tributaria aprobó su destitución de manera fulminante la semana pasada.

Algunas fuentes del organismo apuntan a posibles presiones políticas a favor de la multinacional, que ha mostrado su voluntad de convertir España en su centro de exportación en Europa. La Organización Profesional de Inspectores de Hacienda (IHE) denuncia "la intromisión de criterios ajenos a los técnicos" y la "gravedad de traspasar una línea roja", en un comunicado interno enviado ayer a los trabajadores al que ha tenido acceso la cadena Ser.

Noticias relacionadas

Al parecer, al confirmar el expediente sancionador a Cemex, la inspectora cesada siguió un criterio de la dependencia de inspección que era contrario a las instrucciones de la delegación central de Grandes Contribuyentes, una descoordinación que motivó el cese de la trabajadora. El secretario general de técnicos de Hacienda, José María Mollinedo, no ha descartado que exista una presión política detrás, y ha exigido al ministro de Haciendia, Cristóbal Montoro, y al director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, que aclaren lo sucedido.

Mollinedo ha apuntado que algunos asesores que han actuado en la inspección de Cemex habían trabajado con Montoro antes de que fuera nombrado ministro. "Esta cuestión es la que debe dilucidarse para despejar dudas de que no existió en este asunto una inferencia política sino que simplemente estamos tratando de un debate jurídico".