Ir a contenido

LA EXPANSIÓN INTERNACIONAL DE LA ENTIDAD BLANQUIAZUL

La apuesta china del Espanyol

El conjunto perico se convierte en el más seguido en el país asiático, por delante del Real Madrid y el Barça

El club blanquiazul explota el tirón de Wu Lei y duplicará ingresos con LD Sports, su nuevo patrocinador

Raúl Paniagua

Aficionados chinos se fotografían con Wu Lei en su presentación en Cornellà, el pasado enero.

Aficionados chinos se fotografían con Wu Lei en su presentación en Cornellà, el pasado enero. / AP / MANU FERNÁNDEZ

Cuando Chen Yansheng asumió la presidencia del Espanyol en enero del 2016 surgieron dudas sobre el rumbo que seguiría el club con el mandatario chino. El dueño de Rastar Group prometió que el equipo lucharía por los puestos de Champions en un plazo de tres años, así como la máxima transparencia económica de una entidad que caminaba hacia el abismo. El sueño deportivo no se cumplió, aunque el equipo ha vuelto a Europa 12 años después, pero las finanzas han mejorado. El club ha presentado beneficios en todos los ejercicios de Chen, que invirtió 160 millones en el reflote, con la cancelación incluida de la terrible deuda con Hacienda

La apuesta china continúa y sigue reforzándose con ítems fundamentales, como la reciente firma del nuevo patrocinador, la marca asiática LD Sports, con la que el club ha llegado a un acuerdo hasta el 2023. “Estar en una mesa compitiendo con marcas de Champions League y pasar por delante de ellas es algo muy importante. El nuevo patrocinador principal nos permite duplicar ingresos respecto al anterior. Estaremos muy cerca de estar en el Top-5 de camisetas de Primera División”, proclama Antoni Alegre en una charla con EL PERIÓDICO.

Contacto con 300 empresas

Nadie como el director de Sponsoring, Hospitality y New Business para explicar la mutación vivida en el Espanyol. Alegre (Igualada, 46 años) lleva en el club desde 1995, aunque en la parcela relacionada con el patrocinio ejerce desde el 2011. “Ahora estamos en un buen momento, en línea ascendente. Se nota en los ingresos y en las condiciones que te dan los patrocinadores. Nosotros, además de las líneas habituales de negocio, tenemos líneas con ventaja respecto a otros competidores de Primera, sobre todo en el ámbito internacional con Asia y China”, explica Alegre. 

Antoni Alegre, responsable de patrocinio del Espanyol, posa para EL PERIÓDICO en el RCDE Stadium / FERRAN NADEU

El Espanyol se lanzó al mercado hace más de un año en busca de ese patrocinador convincente de la zona asiática. Contactó con más de 300 empresas y el acuerdo con la opción óptima se cerró después de múltiples negociaciones. LD Sports, un grupo de comunicación especializado en deporte, valoró una realidad contundente: los partidos del cuadro blanquiazul son los más vistos en China, por delante del Madrid y el Barça, a los que llega a duplicar.

La marca Barcelona

El campeonato chino supone, además, el tercer mercado más importante en ingresos para la Liga española, con un volumen anual de negocio de 100 millones de euros. Con un potencial de 1.200 millones de espectadores, se espera un continuo crecimiento durante los próximos años. Como curiosidad, el RCDE Stadium es el único junto al Wanda que cuenta con un sistema de DBR por satélite. Por primera vez en esta temporada, la publicidad perimetral que se ve en los canales de España no es la misma que se ve en China, lo que supone un impacto mucho mayor en Asia.

El palco del Espanyol repleto de chinos, con Chen abajo a la derecha, en un partido ante el Barça / JORDI COTRINA

Sin ser un equipo que aspire a títulos como Barça, Madrid o Atlético, ¿qué factores convierten al Espanyol en un club atractivo para las inversiones? “El primero es la rentabilidad. Estamos focalizados para que la inversión de la empresa sea siempre rentable. La segunda parte es estar en una ciudad como Barcelona, que es una marca mundial, y contar con un estadio nuevo. En tercer lugar, tenemos una propiedad que nos permite entrar en China siendo de casa. Este conjunto de elementos es difícil encontrarlo en otro club de Primera”, sostiene Alegre.

Vocación internacional

Wu Lei, el único jugador chino de las grandes ligas europeas, también es fundamental, ya que cuenta con un enorme tirón mediático en su país. Su fichaje, el pasado enero, tuvo un alcance de 350 millones de personas en China, donde alcanza una gran repercusión en las redes sociales. “Con él reafirmamos nuestra vocación internacional, que no quiere decir global. No somos una marca que podamos ir a todo el mundo a hacerlo todo, pero si podemos buscar nichos de mercado. La propiedad nos da arraigo en el territorio. Las empresas y las instituciones chinas nos ven como algo que está ahí para quedarse”.

"China es un mercado que equivale a tres veces Europa. Es la apuesta de futuro", dice Antoni Alegre

La presencia del dueño y el delantero, además, ha permitido abrir cinco escuelas en el país. Así se exporta formación y permite tener una base deportiva de niños en ese territorio, con directores españoles que aportan la metodología y los valores del club blanquiazul.

Puerta de entrada a Europa

La llegada de Chen coincidió con un punto de inflexión: la explosión de las audiencias a nivel internacional de la Liga, que tuvo lugar en la temporada 2015-16. La centralización de los derechos de televisión permitió una mayor exposición y retorno de la inversión. “La marca Espanyol es una puerta de entrada para acceder a Europa. De la mano de un club de fútbol se pueden llegar a hacer contactos que de otra manera serían muchos más lentos para esa empresa. A partir de esos contactos se logra una exposición mediática, llegas a más sitios”, mantiene Alegre.

La clasificación para la Europa League es otro elemento que aporta velocidad en las gestiones. Todo suma. “Pero no se trata de estar un año, se trata de tener continuidad, de ir añadiendo ingredientes y no perder nunca la rentabilidad”, resume el responsable de patrocinio perico, que tiene muy clara la línea a seguir. “Aún podemos explotar el patrocinio internacional en Asia. China es un mercado enorme que equivale a tres veces Europa. Esa es la apuesta de futuro”, concluye.