Superluna de la cosecha captada en Arizona (EEUU).

Superluna de la cosecha captada en Arizona (EEUU). / Stefan Seip

1
Se lee en minutos
Vega S. Sánchez
Vega S. Sánchez

Periodista

Especialista en animales, plantas y curiosidades

Escribe desde Barcelona

ver +

El pasado sábado día 23, a las 8.50 hora peninsular, según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional, comenzó el otoño. Y unos días después se producirá la primera luna llena de otoño bajo el signo de Aries.

Esta primera luna llena -las otras dos de otoño serán el 28 de octubre y el 27 de noviembre- se conoce como superluna de la cosecha. Se trata de la cuarta y última superluna del año -después de las del 3 de julio y el 1 y 31 de agosto- y su nombre se debe a que los agricultores aprovechaban esta luna llena para seguir trabajando en los campos durante más tiempo, cuando aún no había electricidad. Asimismo, los nativos americanos la llaman ‘luna del maíz’ por el mismo motivo.

El 29 de septiembre, desde las 11.57 horas, se puede observar la última superluna del año. Las superlunas se producen cuando la órbita del satélite terrestre está en su perigeo, lo más cercana posible a nuestro planeta, y al mismo tiempo se halla en plenilunio -Luna llena-. Entonces se puede ver notablemente más brillante y grande de lo normal.

Noticias relacionadas

Para poder contemplar al detalle el espectáculo, hay que encontrar un lugar alejado de los núcleos urbanos, en el que haya la menor interferencia lumínica posible. Sin embargo, es tal la dimensión de las superlunas que se suelen ver si hay cielos despejados en cualquier lugar del mundo, incluso en lugares ampliamente iluminados.

No es necesario utilizar telescopios, ni ningún otro tipo de instrumento óptico. También convienebuscar un lugar que permita resaltar la oscuridad del cielo y sin obstáculos para la vista, como edificios, árboles o montañas.