Ir a contenido

Patrocina:

TRISTE ANIVERSARIO CICLISTA

Se cumplen 15 años sin Marco Pantani

Italia guarda en el recuerdo a 'El Pirata', el escalador con final trágico

Joan Carles Armengol

Marco Pantani, de líder en el Tour de 1998, que arrebató a Jan Ullrich.

Marco Pantani, de líder en el Tour de 1998, que arrebató a Jan Ullrich. / AFP / JOEL SAGET

Italia sobre todo, pero en general todo el ciclismo mundial, guarda en su memoria el recuerdo de Marco Pantani, 'El Pirata', aquel escalador que maravilló en los años 90 del siglo pasado y que tuvo un final trágico cuando, el 14 de febrero del 2004 -este jueves hace 15 años- fue hallado muerto, solo, en la habitación de un hotel de Rimini por una sobredosis de cocaína.

Las lesiones, pero sobre todo el flirteo con el dopaje, enturbió la impresionante carrera de ese ciclista carismático, bajito (1,72 y 57 kilos), con la cabeza rapada y habitualmente luciendo una bandana (de ahí su mote corsario) y perilla, que aún ostenta el honor de haber sido el último en ganar el Giro y el Tour el mismo año (1998). Su primera muerte (profesional) comenzó el 4 de junio de 1999, en Madonna di Campiglio, a dos días de coronarse con su segundo Giro consecutivo. Un hematocrito excesivo, del 52%, delató el uso de EPO. Fue el inicio de un descenso a los infiernos que culminó con su retirada del ciclismo en el 2003 y, un año más tarde, su trágica muerte, que arrastró dudas durante una docena de años más por la acción de la madre del ciclista, Tonina,que obligó a la Fiscalía de Rimini a abrir una investigación para comprobar si el ciclista murió por sobredosis o fue asesinado tras ser golpeado y obligado a beber cocaína diluida en agua. En el 2017, el tribunal abonó la tesis inicial de muerte "por intoxicación aguda de cocaína, causante de un edema pulmonar y cerebral".

Igual suerte corrió otra trama denunciada, según la cual la Camorra, la mafia napolitana, manipuló las muestras de su positivo en el 2009 para provocar su expulsión del Giro con el objetivo de ganar dinero en la apuestas ilegales. Un proceso que la Fiscalía de Forlí (centro de Italia) archivó en el 2016 al tratarse de hechos prescritos.

Homenaje en mayo

Pese al misterio que sigue envolviendo  todos estos hechos, el nombre de Pantani, nacido en Cesena en 1970, se sigue asociando a sus espectaculares triunfos en el Giro y el Tour del 1998, basados en una facilidad escaladora fuera de lo común. En el Giro de 1998 se impuso al ruso Pavel Tonkov, campeón de la carrera dos años antes, y en el Tour del mismo año fulminó al alemán Jan Ullrich, vigente campeón, en la etapa Grenoble-Les Deux Alpes. Aquel año el italiano compartió podio con Ullrich y Bobby Julich, posteriormente salpicados también por la mancha del dopaje que durante una década larga condenó al ciclismo a la condición de deporte maldito.

El próximo martes, 28 de mayo, miles de aficionados acudirán al Mortirolo para rendir homenaje al ciclista que murió en inmerso en la depresión, pero que vivió al máximo, como era su pedaleo, y que queda como el único ciclista al que, junto a Fausto Coppi, cada año el Giro dedica un final en alto, la 'Montagna Pantani'.