Nuevo concepto en Barcelona

Camarasa Fruits: comprar y comer de lujo

  • Camarasa Fruits abre un espectacular y suntuoso espacio de aire ‘retro’ en la plaza de Francesc Macià en el que igual puedes comprar productos 'gourmet' y platos preparados que comer o cenar

Marc Taribó, dueño de Camarasa Fruits, con una bandeja de cerezas que venden en la barra de la entrada al nuevo establecimiento de la plaza de Francesc Macià.

Marc Taribó, dueño de Camarasa Fruits, con una bandeja de cerezas que venden en la barra de la entrada al nuevo establecimiento de la plaza de Francesc Macià. / Ferran Nadeu

1
Se lee en minutos
Ferran Imedio
Ferran Imedio

Periodista

ver +

Tras dar una vuelta de reconocimiento por el nuevo, espectacular y lujoso Camarasa Fruits recién abierto en la plaza de Francesc Macià con Diagonal, la señora exclama: «¡Parece Harrods!». Lo suelta convencida, como si hubiera visitado más veces los exclusivos grandes almacenes londinenses que el mercado de Sant Antoni -cosa que parece, por cierto-. No le falta razón porque incluso Marc Taribó, dueño del negocio, admite haberse inspirado en la estética y el concepto de la firma británica.

El resultado es un establecimiento donde comprar productos 'gourmet' y platos preparados, y comer o cenar en una atmósfera de aire 'retro' que no habrían soñado sus abuelos cuando abrieron un humilde ultramarinos en la plaza de Adrià a finales de los 50.

De barra de fruta de día a coctelería de noche

Del nuevo Camarasa Fruits, que se añade a la tienda madre y a otros espacios como los de las calles de Amigó, Torras i Pujalt, L’Illa Diagonal y El Corte Inglés (también tienen un obrador en Sarrià), impresiona la barra de fruta y verdura de la entrada, que de noche se convierte en coctelería. Al lado, la 'rostisseria' en la que puedes llevarte, por ejemplo, un pollo asado en horno de leña.

La barra de aire 'retro' de Camarasa Fruits, donde se puede comer y beber.

/ Ferran Nadeu

Noticias relacionadas

Unos peldaños más abajo hay otra barra donde comer platos que en muchos casos están elaborados con los productos que venden y siempre responden a una cocina de mercado sencilla pero sabrosa (ensaladas, guisantes del Maresme con yema curada, arroz a la brasa, 'steak tartar', mejillones a la brasa, canelones, pulpitos encebollados...). Y en el piso de abajo, congelados 'top', embutidos muy 'top' y una selección de quesos aún más 'top' que afinan en su cava.

Con tanta oferta, no es raro que abran cada día de 8.30 a 00.30 horas, salvo los domingos, que cierran a las 16.00.