Truco de cocina

¿Hacer lentejas en una freidora de aire? Sí, se puede (y quedan muy crujientes)

  • Esta legumbre no tiene por qué comerse siempre guisada. Te enseñamos un truco para disfrutarlas de otra manera gracias al electrodoméstico de moda

¿Hacer lentejas en una freidora de aire? Sí, se puede (y quedan muy crujientes)
1
Se lee en minutos
Lola Gutiérrez

Cuando se habla de lentejas, casi todos pensamos en los típicos guisos de cuchara: con chorizo, con arroz, con verduras... O, en esta época, como complemento a las ensaladas frías de verano, antes de que se pusieran de moda ingredientes de allende los mares, como la quinoa.

Pero seguro que a pocos se les ha ocurrido la idea de hacer lentejas en un electrodoméstico que también está muy de moda últimamente: una freidora de aire.

Cocinadas de esa forma se convierten en el complemento perfecto para dar un toque crujiente a una ensalada o a un arroz, o como simple aperitivo, para comer mientras ves tu serie preferida o en la playa o piscina, con un refresco y un buen periódico o libro.

Para cocinarlas de este modo, hay que ponerlas a remojo durante 24 horas y cocinarlas en olla exprés durante 20 minutos o durante 40 si es en una olla normal.

Cubrir la freidora

Noticias relacionadas

Tras ello, se meten en la freidora de aire (cubriendo el fondo con papel de horno o de aluminio, para que no se metan por ningún recoveco de la freidora) y se añade un poco de aceite, sal, pimentón dulce y ajo en polvo. Se pone a 160º durante 20 minutos, aunque se remueve a los 10.

Al cabo de ese tiempo, quedará un aperitivo 'crunchy' y sano con el que poder condimentar platos o tomar solo.