Truco de cocina

¿Cuándo es recomendable meter una cuchara en el microondas?

¿Cuándo es recomendable meter una cuchara en el microondas?
2
Se lee en minutos
Cata Mayor

Por regla general, nunca se debe meter metal en el microondas. Pero sí es cierto que son muchos los fabricantes -y cada vez más- que recomiendan meter una cuchara en el microondas, más todavía si es de metal. Pero, ¿cómo es posible encajar estos dos conceptos?

Quizás no te hayas fijado o quizás el paso del tiempo haya hecho que haya desaparecido, pero al abrir la puerta de este pequeño electrodoméstico hay una pegatina en la que aparece un vaso tachado y un vaso con una cuchara no tachado (por lo menos, en los microondas más nuevos, adquiridos en los últimos años). Se trata de una recomendación que indica que si vamos a calentar algo, especialmente un líquido, es preferible hacerlo con una cuchara en el interior. Además, este es un truco de cocina muy interesante a la hora de elaborar tus recetas, sobre todo las recetas de microondas.

Librarte de eventuales quemaduras

Pero, ¿por qué podemos poner una cuchara en el microondas si siempre nos ha dicho que no debemos meter metales en el microondas? Porque la recomendación de evitar introducir objetos de este material en el interior es cierta. Pero la cuchara es una excepción.

La recomendación viene porque hacer este gesto puede librarnos de un eventual accidente que podría acarrearnos quemaduras. Resulta así porque meter una cuchara en la taza o el vaso ayuda a evitar el sobrecalentamiento. En ocasiones puede ocurrir que el líquido (agua, leche...) haya superado la temperatura de ebullición pero sin llegar a hervir.

Saltar a cualquier parte del cuerpo

En este caso no aparecen las burbujas pero, al sacarlo, puede hervir de manera repentina y saltarnos a cualquier parte del cuerpo: manos, brazo, cara... Sin embargo, una vez que echemos cualquier cosa (azúcar, café, galletas, té...) en el interior del recipiente, este efecto se diluye.

Por ello, si metemos la cuchara en el vaso desde un principio evitamos que esto pueda ocurrir. La duda, entonces, es si prevenir este eventual accidente compensa el hecho de que el metal pueda provocar chispazos que estropeen el microondas. Pues con la cuchara no hay problema, ya que al ser de forma redondeada, los electrones no forman campos eléctricos, lo que sí sucede en caso de tenedores o cuchillos, ya que al tener puntas atraen la electricidad, soltando las temidas chispas.

El papel de aluminio

Lo mismo sucede con el papel de aluminio. Si está liso, puede no acarrear problemas, pero si está rugoso, atraerá electricidad en sus picos.

Noticias relacionadas

Debemos tener en cuenta que la cuchara puede introducirse pero siempre que quede a, al menos, dos centímetros de la puerta y las paredes del electrodoméstico.

Por tanto, la cuchara es el único utensilio de metal que podemos meter con seguridad del microondas.

Temas

Recetas