Voz crítica

Vecinos del Bon Pastor temen que la Mercedes provoque masificación y gentrificación

Así se prevé el ‘ecodistrito’ de la Mercedes: nueve hectáreas sin coches, con menos calor y árboles en las terrazas

Los vecinos de la nueva Mercedes denuncian incumplimiento por parte del ayuntamiento

La Asociación Vecinal Maquinista-Mercedes sigue recelando de los 1.300 pisos planeados y teme que la llegada de vecinos con mayores ingresos reste ayudas sociales a la zona

Edificio en desuso del antiguo recinto de la fábrica Mercedes Benz, en Barcelona.

Edificio en desuso del antiguo recinto de la fábrica Mercedes Benz, en Barcelona. / JOAN CORTADELLAS

Jordi Ribalaygue

Jordi Ribalaygue

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La parcela de la antigua fábrica Mercedes Benz permanece vacía desde que la marca automovilística la abandonó en 2007. El propietario único del solar, Conren Tramway, predice que la plaza que se abrirá en la actual nave central, la sede que se reserva para la escuela de diseño Elisava y dos edificios anexos serán las primeras construcciones acabadas del complejo. “Esperamos entregarlas a finales de 2026. Y el resto de edificios, entre 2027 y 2029”, pronostica Paco Hugas, directivo de la firma inmobiliaria. Calendario aparte, la etiqueta verde que se cuelga al ‘ecodistrito’ no despeja por ahora las dudas que aún se expresan en parte del Bon Pastor, que pide garantías de que el nuevo barrio no provoque dificultades al tráfico ni le dé una vuelta más al concepto de gentrificación, esta vez restando ayudas sociales a uno de los barrios de renta baja de Barcelona por la llegada de habitantes con mayores ingresos.   

La Asociación Vecinal Maquinista-Mercedes ha vehiculado las quejas. Manifiesta que teme que el plan urbanístico genere “masificación” en la zona. “Se ha conseguido rebajar las alturas de los edificios, pero no gusta esa mole de viviendas. Es un terreno grande, ¿para qué tantas viviendas? ¿hacen falta? ¿qué compensaciones recibirá el ayuntamiento, qué ingresos obtendrá de IBI y qué hará con ellos?”, se pregunta la entidad. El propietario está obligado por ley a asumir los costes para reurbanizar el espacio, aún pendientes de fijarse. Dependen de que antes se elabore y se apruebe el proyecto de urbanización.  

El movimiento vecinal logró que el ayuntamiento encogiera los inmuebles para que no se eleven por encima de las nueve plantas. A resultas del recorte, se han pasado de prever 1.450 pisos a planificarse 1.300. 

Hugas responde que la reducción del número de viviendas “ha complicado mucho” la viabilidad del proyecto, si bien prefiere no polemizar en mitad de la campaña electoral. Subraya el “alineamiento” de Conren Tramway “con las instituciones” para acordar remodelaciones urbanísticas “de relevancia” en la ciudad, como la que se alumbró meses atrás para reocupar las Tres Xemeneies del Poble-sec. El arquitecto Enric Batlle Roig resalta que la Mercedes “hará de eslabón para unir y relacionar los barrios de Bon Pastor y Sant Andreu”.  

520 domicilios "asequibles"

De la promoción inmobiliaria de la Mercedes, 520 domicilios -el 40% del total- serán de protección oficial o a un precio que se promete asequible. Dos de cada 10 viviendas -es decir, 260 pisos- se ofertarán con alquiler social.  

Para concebir el vecindario, los promotores se han inspirado en varios ‘ecodistritos’ ya existentes en Europa. Citan los de BO01, en Malmö (Suecia); el de Bonne, en Grenoble (Francia); el edificado sobre el antiguo recinto fabril de Renault, en París; los erigidos en Copenhague, y el de King’s Cross, en Londres, que se toma como modelo para reaprovechar edificios industriales en desuso.

La asociación de vecinos Maquinista-Mercedes señala que le inquieta que se produzcan atascos alrededor de la futura manzana. “Ya tenemos problemas en días puntuales con el centro comercial de La Maquinista. Cuando convivamos con obras durante unos años y luego vengan 10.000 personas a vivir, trabajar y estudiar a La Mercedes y 800 a La Maquinista, la movilidad se puede ver muy afectada”, sospecha la entidad, que ha entregado un listado de peticiones a los partidos que concurren a las elecciones municipales.

Entre otras reclamaciones, piden que se redacte un plan de movilidad, que se cree una parada de Nit Bus y también que se abra una estación de la L9/L10 del metro, una petición que se desestimó en el paquete de alegaciones presentadas. El colectivo vecinal también propone que los equipamientos públicos de la Mercedes no sean solo educativos y se instale un centro polivalente que atienda distintas demandas.