Arquitectura racionalista

Barcelona compra la antigua sede de la editorial Gustavo Gili para convertirla en el Centro de Cultura y Educación

  • La operación, de 9,5 millones, se abonará con el fondo impulsado por ERC con el que ya se adquirieron El Molino y el Gimnàs Social de Sant Pau

  • El inmueble acogerá al ICUB y al IMEB durante el próximo mandato, lo que liberará espacio en la Virreina y permitirá ampliar la escuela Francesc Macià

Exterior de la antigua sede de la editorial Gustavo Gili.

Exterior de la antigua sede de la editorial Gustavo Gili. / ZOWY VOETEN

2
Se lee en minutos
Toni Sust
Toni Sust

Periodista

ver +

El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado este martes la adquisición de la antigua sede de la Editorial Gustavo Gili, en la calle de Rosselló, espacio en el que se ubicará el nuevo Centro de Cultura y Educación de la ciudad, que será el equipamiento municipal de referencia de la ciudad. El consistorio ha acordado con la familia Gili un pago de 9,5 millones de euros por la sede, que dentro de unos años, en el próximo mandato, acogerá al Instituto de Cultura (ICUB) y al Instituto Municipal de Educación (IMEB), liberando así espacio en sus emplazamientos actuales, el palacio de la Virreina y la plaza de Espanya.

La adquisición se concretará en unos 15 días y se hace a instancias de ERC, que impulsó el acuerdo presupuestario con el gobierno de Barcelona en Comú y el PSC que permitió crear un fondo de 30 millones con el que se adquirieron El Molino y el gimnasio social Sant Pau, en este caso con la colaboración del empresario Jaume Roures de por medio.

Gustau Gili, el bisnieto de Gustavo Gili, celebra el acuerdo con el Ajuntament de Barcelona para dar nuevo uso al edificio de la editorial. / ZOWY VOETEN / VÍDEO: ACN / PAU CORTINA

Arquitectura racionalista

La sede, protegida como bien cultural de interés local y en proceso de convertirse en bien cultural de interés nacional, data de 1960 (obtuvo el premio FAD en 1961) y es obra de Joaquim Gili, sobrino del fundador de la editorial, y de Francesc Bassó. El inmueble está en el interior de una de las pocas manzanas que conservaron el formato que quería para ellas el padre del Eixample, Ildefons Cerdà: abierta por uno de los lados. Es uno de los rasgos que ha destacado el teniente de alcalde de Cultura, Jordi Martí, quien, acompañado por el concejal del Eixample, Pau González, ha presentado la operación.

Interior de la antigua sede de Gustavo Gili.

/ ZOWY VOETEN

Martí ha subrayado que el edificio, que cuenta con 6.800 metros cuadrados de superficie, es uno de los tres elementos clave de la arquitectura racionalista en Barcelona y su entorno inmediato, junto con el Canódromo de la Meridiana -que Barcelona compró años atrás- y la Casa Gomis, en la finca de la Ricarda (en boca de todos por la crisis de la no ampliación aeroportuaria), en El Prat, ambas obras de Antonio Bonet Castellana.

Martí ha explicado que la previsión es dedicar el año y medio de mandato que queda a plantear el proyecto de reforma, y que esta se producirá en el próximo, es decir después de 2023. Una vez completada la remodelación se trasladarán a la nueva sede municipal el ICUB y el IMEB, que convivirán con espacios de programación cultural abiertas al público que podrán activarse de forma inmediata, ya en este mandato. La idea es que el emplazamiento sea visitado por la ciudadanía.

Noticias relacionadas

El traslado del instituto cultural y el educativo permitirán que en la Virreina se amplíe el Centro de la Imagen así como convertir la antigua Escola Massana en la nueva biblioteca de Ciutat Vella. En la plaza de Espanya, el traslado del IMEB se traducirá en la ampliación de la Escuela Francesc Macià.

Agradecimiento a la familia

Martí ha agradecido a la familia Gili la “buena predisposición” al acuerdo. Al acto han acudido dos bisnietos del fundador, Gabriel y Gustau Gili. Este último ha declarado: “Hemos tenido la suerte de disfrutar muchos años el edificio. Y los edificios merecen tener vida propia”.