24 oct 2020

Ir a contenido

PRIMERAS CIFRAS

Unas mil personas desguazan su vehículo para obtener la T-Verde

El número de solicitudes para conseguir este título de transporte público con viajes ilimitados se dispara en los últimos tres meses

Luis Benavides

Sala de control de la ZBE del AMB en Via Laietana.

Sala de control de la ZBE del AMB en Via Laietana. / FERRAN NADEU

La entrada en vigor de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) en el ámbito Rondes de Barcelona disparó las solicitudes de la T-Verde metropolitana, un título de transporte público con viajes ilimitados durante tres años. Solo en enero se han aceptado más de 500 solicitudes, más del doble de la media mensual. Y en los tres últimos meses las peticiones aceptadas superan el millar. Para obtener esta tarjeta tarifa plana es necesario estar empadronado en un municipio metropolitano, llevar un coche o moto sin etiqueta ambiental al desguace y no comprar otro vehículo durante la vigencia del título.

En total, 6.460 personas ya se mueven por la gran Barcelona con este título de transporte gratuito creado en octubre del 2017. Las peticiones en las oficinas del Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) se multiplicaron a partir del pasado mes de noviembre, cuando se dieron a conocer las restricciones y el funcionamiento exacto de la ZBE. Así, mientras la media de solicitudes aceptadas rondaba las 200 mensuales, en noviembre fueron más de 360. En diciembre la cifra disminuyó, con 346, probablemente por el periodo vacacional, y en enero, con la medida en vigor, se entregaron unas 500. A estas tarjetas se tienen que sumar las concedidas por el ATM en el resto de municipios de la red integrada.

El parque móvil afectado por la ordenanza que regula la ZBE rondaba los 50.000 vehículos, los más contaminantes, coches y motos sin la etiqueta ambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT).  Entre los meses de noviembre, diciembre y enero se han dado de baja unos 842, principalmente coches.

Ligeras tendencias

En la sala de control del AMB situada en Via Laietana recogen todos los datos que ofrecen sus cámaras, situadas en los otros cuatro municipios metropolitanos incluidos en el área: L’Hospitalet y aquella parte de los municipios de Esplugues, Cornellà y Sant Adrià de Besòs. Estos datos se cruzan con los recabados por las cámaras del Ayuntamiento de Barcelona en las rondas y el interior de la capital catalana. Y del análisis de los datos se desprenden algunas tendencias. Como que el uso de vehículos sin etiqueta ambiental va a la baja si se compara con el pasado mes de diciembre. Fuentes del AMB entienden que este descenso se irá haciendo más y más notable hasta el 1 de abril, momento en el que se empezará a sancionar a los conductores que circulen por los 95 kilómetros cuadrados de área restringida con un vehículo sin etiqueta de lunes a viernes en el horario protegido (entre las siete de la mañana y las ocho de la tarde).

Hasta la fecha más de 9.500 personas se han registrado en la plataforma de la ZBE (zbe.barcelona), en su mayoría para gestionar sus autorizaciones diarias (hasta 10 al año) y el resto, para acogerse a la exención prevista para personas con movilidad reducida. Cabe destacar también que más de 3.000 personas se inscribieron este mismo mes de enero y que el teléfono de consulta del AMB dedicado exclusivamente a resolver dudas y realizar trámites relacionados con esta medida anticontaminación recibe una media de 260 llamadas diarias.

Aparcamientos disuasorios a pleno rendimiento

Desde la sala de control del AMB en el centro de Barcelona también tienen acceso al uso de los aparcamientos disuasorios o intercambio, también conocidos como ‘park & ride’, situados en Castelldefels, El Papiol, San Just Desvern y Sant Joan Despí. Permiten dejar el coche entre las 5.00 horas y las 23.00 horas de lunes a viernes y coger el transporte público para entrar en la ciudad.

Toda la información de estos aparcamientos llega a través de la ‘app’ gratuita AMB P+R, imprescindible para usar este servicio. Estos recursos presentan unas tasas de ocupación muy elevadas –sobre todo en Castelldefels y El Papiol-, al alza, y está previsto crear más a lo largo del 2020. Los próximos estarán situados en Cervelló y Cornellà.  

Crecimiento del 1% en la red de bus y metro

En las redes de metro y buses de Transports Metropolitanos de Barcelona (TMB) el crecimiento en el mes de enero se acercará al 1%, según fuentes de la compañía, que describe como "nada menospreciable" este incremento. Con todo, el crecimiento "puede tener diferentes causas" que se podrán analizar con series de datos más largas en los próximos meses, puntualizan. Las mismas fuentes recuerdan que la demanda ya aumentó en un 2% en el 2019. El bus, en concreto, lleva siete años de aumentos continuados, en los que ha sumado 37 millones de viajes anuales (21%). El metro, por su parte, ha ganado 42 millones anuales de viaje sdesde el 2013 (11,3%). 

El número de viajeros en Rodalies durante el mes de enero, en cambio, ha sido “más o menos el mismo”, detallan fuentes de Renfe, que recuerdan que el número de pasajeros creció un 3% en el 2019 respecto al año anterior.  La oferta es “máxima” en cuanto a capacidad y frecuencia, subrayan las mismas fuentes, que aseguran no haber recibido ninguna instrucción como operadores por parte de los titulares (Generalitat) para modificar su oferta.