Ir a contenido

Batlle promete continuidad en el operativo anti 'top manta'

El teniente de alcalde de Seguridad visita por sorpresa los mercados de la zona

La policía evita que la venta ilegal se reubique en el muelle de Bosch i Alsina

Albert Batlle con el presidente del Mercat de Brocanters de Colom, Héctor Guillermo Izuel.

Albert Batlle con el presidente del Mercat de Brocanters de Colom, Héctor Guillermo Izuel. / TWITTER ALBERT BATLLE

Por sorpresa, sin que nadie lo esperase, el quinto teniente de alcalde de Prevención y Seguridad, Albert Batlle, se ha presentado hoy sábado en lo que hasta hace poco había sido el epicentro de la actividad del 'top manta' en Barcelona, el Port Vell y la Barceloneta. Quiso conocer de primera mano cómo estaba la situación tras el operativo policial desplegado hace unas pocas semanas en la zona y aseguró a los comerciantes de las dos ferias del entorno que la ofensiva tendría continuidad para garantizar su eficacia.

Los operadores del Mercat de Brocanters de Colom y del mercado de artesanos que hay junto a Palau de Mar no ocultaron su sorpresa ante la visita. «Es la primera vez en todo el mandato de Colau que nos visita un peso pesado del ayuntamiento, y que se preocupa por cómo estamos en estos momentos», relató después a este diario el presidente del mercado de Colom, que integra a 16 paradistas en dicha plaza, Héctor Guillermo Izuel.

A estas alturas de la película, los comerciantes confían poco en los políticos, confiesan, pero en la actitud del edil creyeron ver garantías de que el consistorio va a mantenerse firme en su reciente blindaje contra la venta ambulante ilegal.

Pequeña charla

«Nos ha dicho que teníamos su apoyo y que todo esto tendría continuidad, se ha interesado en cómo lo estamos llevando últimamente», añade Izuel, que aplaude la iniciativa del político socialista, porque ha sido «importante para el ánimo de los comerciantes legales, que hace mucho tiempo que se sienten muy solos».

Batlle también les ha tendido una mano para que le contacten en el ayuntamiento si fuera necesario. En su cuenta de Twitter ha sacado pecho por la visita, sentenciando: "El comercio legal hace ciudad". 

En estas semanas, los comerciantes de la zona -cuya caja bajó en picado en los últimos años ante la competencia de la venta ambulante- han ido alertando a la policía portuaria, los Mossos o la Guardia Urbana cada vez que detectaban intentos de reubicación del top manta en otros puntos del litoral.

Tras la estrategia bautizada por el consistorio como de «saturación» (los agentes se instalan en la zona para evitar que lo hagan los manteros, en lugar de tener que desalojarlos), los vendedores sin permiso han tratado de abrirse hueco este agosto en las aceras del Maremàgnum o del muell de Bosch i Alsina.

A raíz de las nuevas quejas del comercio, el operativo policial se ha extendido también a esa zona, con lo que desde hace unos pocos días la mercancía sobre el suelo ha desparecido de la franja marítima. Pero en Colom no bajan la guardia y desde las redes sociales seguirán denunciado cualquier intento, advierten.