Ir a contenido

FECHA AÚN DESCONOCIDA

Acordado el desalojo de los manteros de la estación de plaza de Catalunya

Renfe, ayuntamiento, Guardia Urbana y Mossos pactan la medida por razones de seguridad

Antes de actuar, se informará a los vendedores de que se ha acabado el periodo de tolerancia

Óscar Hernández

Acordado el desalojo de los manteros de la estación de plaza de Catalunya.

Acordado el desalojo de los manteros de la estación de plaza de Catalunya. / RICARD CUGAT

Renfe, Ayuntaniento de Barcelona, Guardia Urbana y Mossos d'Esquadra han acordado desalojar el vestíbulo principal de la estación de Rodalies y metro de plaza de Catalunya donde cada día se acumulan hasta 160 manteros. La medida se ha pactado casi un año después de que Renfe denunciara las dificultades para garantizar la seguridad en la segunda mayor estación de Catalunya, por la que cada día pasan decenas de miles de personas. 

Según las reiteradas quejas de Renfe a la Generalitat y al ayuntamiento, la acumulación de los vendedores y sus mercancías bloquea las salidas de emergencia lo que preocupa mucho a los responsables de seguridad de Renfe y Adif. El día y hora del desalojo de la estación no ha trascendido, pero sí el 'modus operandi'. Primero se informará a los vendedores de que se ha acabado el periodo de tolerancia y de que ya no pueden instalarse en la planta subterránea, justo debajo de las fuentes de la plaza de Catalunya.

En caso de producirse problemas o enfrentamientos, Guardia Urbana actuaría junto a Mossos para sacar a los vendedores con la asistencia de los vigilantes de Renfe. Ni fuentes municipales ni de la compañía ferroviaria han querido dar detalles de la operación que podría efectuarse en cualquier momento. 

Hasta la fecha, el Ayuntamiento de Barcelona ha mantenido una cierta tolerancia con los manteros con puntuales actuaciones. En el caso de Renfe el problema no es tanto la competencia desleal a los comerciantes como garantizar la seguridad de una estación en la que confluyen dos líneas de metro, una de Ferrocarrils de la Generalitat y una de Renfe, especialmente en situación de alerta terrorista.

La compañía lleva meses alertando a las fuerzas de seguridad, local y autonómica, del problema que se concentra en el vestíbulo de la estación, sin que hasta ahora se hubiera tomado ninguna decisión encaminada a solucionarlo. En solo 10 meses, señalaron fuentes de Renfe el pasado octubre, se habían realizadounas 600 llamadas al 112 pidiendo ayuda policial para desalojar el espacio.

Varias reuniones

Hasta la fecha las partes implicadas han realizado varias reuniones. La última, la primera en la que ayuntamiento y Generalitat, aceptan sacar a los manteros de la estación y estudiar el operativo y los medios con que contarán, tuvo lugar este jueves. En las anteriores, la Administración se había mostrado reacia al desalojo.

Los responsables policiales se debaten entre el temor a que los vendedores bajen a las vías y provoquen un altercado o el miedo a que se tenga que desalojar la estación  por un incendio o un atentado y los pasajeros puedan resultar lesionados al encontrar las salidas y sobre todo las escaleras bloqueadas. Actualmente la presencia de las mantas con mercancía impide acceder hasta a las máquinas expendedoras de billetes de Renfe.

Temas: Top manta Renfe