Transformación de un espacio central de Barcelona

Naturaleza integral repoblará la nueva plaza de las Glòries

Reúne el transporte público al sur e incluye el Rec Comtal y un mirador monumental

El proyecto ganador coloca equipamientos y viviendas en torno a un gran pulmón

Vídeo del proyecto ’Canòpia urbana’, ganador del concurso de las Glòries. / YOUTUBE / BARCELONA.CAT

Vídeo del proyecto ’Canòpia urbana’, ganador del concurso de las Glòries.
Naturaleza integral repoblará la nueva plaza de las Glòries

/

Se lee en minutos

RAMON COMORERA
BARCELONA

Bosques y campos verdes había sido lógicamente antaño, y naturaleza integral volverá a ser hogaño, aunque ahora estará sitiada por la moderna y sofisticada urbe capaz de planificar, domesticar y gestionar el propio devenir vegetal e incluso animal. La futura plaza de las Glòries Catalanes, libre del hormigón viario que este mes empezará a caer definitivamente y también sin el omnipresente tráfico, será un enorme espacio natural con un millar de nuevas viviendas en el lado Llobregat y una quincena de equipamientos repartidos entre esa zona y el lado Besòs.

La gran mancha verde central tendrá un mirador monumental, la reconstrucción de la acequia medieval del Rec Comtal y el transporte público concentrado en el costado sur. La traza de la Diagonal será un paseo para bicis y paseantes y los 100.000 vehículos de la Gran Via cruzarán el edén por un túnel. Tales son las principales gracias del complejo proyecto que ayer ganó el concurso internacional para transformar la plaza.

La propuesta franco-catalana llamada Canòpia Urbana que se impuso por unanimidad del jurado a las otras nueve finalistas es obra de un amplio equipo multidisciplinar (arquitectos, ingenieros, aparejadores, paisajistas) que encabezan la Agence Ter, de Olivier Philippe, y la profesional Ana Coello de Llobet. El reconocido arquitecto y exalcalde de la ciudad brasileña de Curitiba, Jaime Lerner, que presidió el jurado, dijo gráficamente que el proyecto es «más ecoarquitectura que egoarquitectura» y destacó que es «innovador, sostenible y  viable» para un espacio que desde ahora será «para la gente».

PETICIONES VECINALES / El alcalde Xavier Trias lideró el anuncio del veredicto en la sala de actos del Col·legi d'Arquitectes de Catalunya llena. Afirmó, obviando los fracasados intentos de los primeros tiempos de su equipo por cambiar a fondo las previsiones, que la propuesta ha atendido las reclamaciones de los ciudadanos y el pacto del 2007 del Compromís per Glòries suscrito por el ayuntamiento, los partidos y los vecinos. Para Trias, el plan convertirá «el parque, que es también una plaza, en un lugar de encuentro muy importante y puede generar ilusión y fuerza en la ciudad».

Añadió con rotundidad que «todo se hace para las personas no para los coches como algunos creen». «Hay espacios que a pesar de su carácter metropolitano y de capitalidad no pueden ser solo para los vehículos», remató tras reconocer que acometer el cambio de las Glòries «era y sigue siendo, incluso ahora que el derribo del tambor es irreversible, una patata caliente».

La ejecución de Canòpia Urbana tiene un coste estimado de 30 millones de euros. Sus autores prevén seis etapas sucesivas de obras, para que la vegetación se vaya desarrollando y con inversiones de entre 1,1 y 5,5 millones, distribuidas entre mayo del 2015 y el 2018. Ahora se empezará la redacción del anteproyecto de la plaza-parque y hacia finales de año el proyecto ejecutivo. El ayuntamiento prevé que los trabajos empiecen en el próximo mandato municipal que surgirá de las elecciones de la primavera del 2015.

DE PADILLA AL POBLENOU / La creación de este espacio libre de las nuevas Glòries se acompasará además con la construcción también a partir de principios del próximo año del túnel que desde la calle de Padilla y hasta la rambla del Poblenou debe absorber el tráfico de la Gran Via. El proyecto de esta galería que se prevé pueda costar 150 millones se está también redactando y en el presupuesto municipal del próximo año, último antes de la cita electoral, debería figurar ya una primera partida para su realización.

Noticias relacionadas

La construcción sucesiva de la plaza-parque a lo largo de cuatro años coexistirá con los usos provisionales que se van a dar a las 13 hectáreas de las Glòries. El ayuntamiento ha elaborado un plan para ello, al que los vecinos realizarán aportaciones a partir de actos y talleres que iniciaron el pasado fin de semana y que concluirán en los próximos días. Según esta propuesta, se construirá, ya este año, un mirador cerca del centro comercial, un puesto de información en el lado Llobregat, una gran marquesina en la zona del edificio Disseny Hub Barcelona y un área de juegos y actividades deportivas a precario en los terrenos donde estaba el antiguo mercado de los Encants.

Canòpia Urbana concibe las Glòries como una pieza fundamental del largo eje verde que unirá los parques de la Trinitat, La Sagrera y la Ciutadella, uno de los grandes objetivos del nuevo equipo de urbanismo de CiU.