MARCÓ UN GOL 11 MESES DESPUÉS

Coutinho: "Tengo una cicatriz que me hace más fuerte"

  • "Desde el primer día siempre he creído en Coutinho. Ha jugado con libertad y dando soluciones", dice Koeman

  • El brasileño, que pasó tres veces por el quirófano por su grave lesión en la rodilla izquierda, se reencontró con el gol

Coutinho celebra el 3-1 al Valencia en el Camp Nou tras la asistencia de Dest.

Coutinho celebra el 3-1 al Valencia en el Camp Nou tras la asistencia de Dest. / Jordi Cotrina

2
Se lee en minutos
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +

Hacia casi un año que no marcaba un gol, sumergido como andaba Coutinho en una grave lesión en la rodilla que le mantuvo meses y meses de baja. Hasta ocho meses y medio, concretamente. Demasiado tiempo para el jugador más caro de la historia del Barça. Demasiado tiempo para él mismo que había desaparecido del escenario de máximo nivel.

Pero este domingo por la noche Dest se inventó una gran jugada por la banda derecha para dejar solo al brasileño en el área pequeña del Valencia, prólogo del 3-1 tranquilizador para el equipo de Koeman. Y mucho más balsámico para el propio Coutinho.

"Tengo muchas ganas después de todo lo que pasé. Tengo una cicatriz que me hace más fuerte", ha añadido el exjugador del Liverpool, quien reapareció en el duelo contra el Bayern de Múnich (0-3). Apenas jugó 24 minutos.

Tuvo luego titularidad y presencia ante Granada (59), Cádiz (23), Levante (58), Benfica (23), Atlético (63), donde desperdició una gran ocasión tras excelente pase de Gavi, y Valencia (32), el partido donde se reencontró con el gol después de haber estado más tiempo en la enfermería que en el césped.

Ese quiste meniscal que padecía en la rodilla izquierda le hizo pasar hasta tres veces por el quirófano. La última en Brasil, lo que le hizo perderse además la Copa América con la seleçao. Por eso, habla Coutinho de "la cicatriz que le hace más fuerte".

El grito de rabia

Tal vez, fuera uno de los goles más sencillos de su carrera. Estaba solo, completamente solo, en el área pequeña del Valencia. Pero fue uno de los goles que festejó con más energía. Tuvo rabia ese grito, tuvo liberación y tuvo, además, el efecto que tanto buscaba. Había entrado por Ansu Fati y jugó media hora.

Media hora buena de Coutinho, un futbolista necesitado de minutos de calidad para calmar al entorno culé, que lo ha visto siempre como una mala operación deportiva su fichaje del Liverpool (enero del 2018) por 120 millones de euros más 40 en variables. Al club azulgrana le faltan aún 48 millones por pagar de esta operación al equipo inglés.

"Tengo muchas ganas de ser el mejor Philippe que puedo ser"

Coutinho, jugador del Barça

"Tengo muchas ganas de ser el mejor Philippe que puedo ser", ha comentado el centrocampista azulgrana, reconociendo lo mucho que ha sufrido desde que se lesionó en diciembre pasado, también en el Camp Nou, en aquel duelo contra el Eibar que solo le permitió estar 24 minutos. Ahí empezó su calvario.

Noticias relacionadas

"Yo siempre he creído en Felipe desde el primer día", ha subrayado Koeman, feliz porque necesita del talento del brasileño para ir sumando nuevos registros al ataque tras el retorno de Ansu Fati y del Kun Agüero, que reapareció ante el Valencia. "Supimos dar la vuelta al partido, hemos jugado bien, hay partidos que debes dar el 150 por ciento", ha indicado Coutinho. "Estuvo bien. Ha jugado con libertad y dando soluciones en el mediocampo. Ha dado un paso adelante", ha añadido el técnico del Barcelona, quien también requiere de la mejor versión de Coutinho.