A PARTIR DE LAS 15 H.

Laporta afronta una asamblea crucial

La financiación del ‘Espai Barça’ por 1.500 millones y la reforma de los estatutos concentran la atención de la junta y los socios

Joan Laporta se dirige a los socios compromisarios el pasado 20 de junio. 

Joan Laporta se dirige a los socios compromisarios el pasado 20 de junio.  / Jordi Cotrina

4
Se lee en minutos
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

Será la segunda Asamblea de Compromisarios que afronta la actual junta de Joan Laporta, pero la primera en la que se la juega de verdad. Se juega el presente y el futuro de un mandato que ha empezado con el rojo de una deuda demencial, sea de 558 millones como se defiende Josep Maria Bartomeu, sea de 1.350 millones como acusa Laporta.

(La anterior asamblea se ofició el 20 de junio, y en ella se debían aprobar los números de Bartomeu correspondientes a la temporada 19-20 y que ya arrojaban un déficit de 97 millones. Ese día se aprobó su presupuesto, de 831 millones para la pasada campaña 20-21, pero solo se han ingresado 631).

Votación de las cuentas

La primera votación importante será la aprobación de las cuentas 2020-21. La directiva las cifra en 481 millones de pérdidas (505 millones antes de impuestos), con unos ingresos de 631 millones (había 828 millones presupuestados) y unos gastos de 1.136 millones (955 presupuestados). El ejercicio 2019-20 (presentado en junio) arrojó 97 millones en pérdidas.

El presupuesto 2021-22, el siguiente punto del orden del día, prevé 765 millones de ingresos y unos gastos de 784 millones. El déficit (-19 millones) de la explotación se compensará con un beneficio de 23 millones en el resultado financiero.

Perspectiva del escenario de la directiva sobre el césped del Camp Nou en junio.

/ Jordi Cotrina

4.457 compromisarios convocados

Anda en juego el presente y el futuro de la directiva de Laporta, que tiene ante sí dos votaciones cruciales sobre los que pivotará su mandato. Los dos son herencias más o menos directas de Bartomeu antes de que se marchara para no afrontar la moción de censura. Bartomeu es uno de los 4.457 compromisarios convocados, pero no acudirá a defender su gestión "seria y responsable" como dijo en Mundo Deportivo. Tampoco se defendió hace cuatro meses.

Bartomeu es compromisario pero no irá ni a defender su gestión "seria y responsable", según dijo

De los nueve puntos del orden del día, hay dos que son clave. Uno es la votación por la que se pedirá a los socios que aprueben la financiación del Espai Barça. Ya no es el proyecto de 600 millones que aceptaron en 2014, sino la reformulación de todo el complejo con un coste máximo de 1.500 millones. El préstamo será devuelto durante 25 años, a partir de que haya concluido la reforma del Camp Nou, con los beneficios que se obtengan del aumento de los ingresos por el uso de las instalaciones.

Es el punto 4 del orden del día, inmediatamente después de la liquidación del ejercicio 20-21 (los 481 millones perdidos, 50 según Bartomeu) y el presupuesto de esta campaña, con unos ingresos previstos de 765 millones.

El 'Espai' Barça'

Punto 4 del orden del día: Aprobación de la financiación necesaria. Se ha reformulado el proyecto de 2014, que costaba 600 millones por el de 2021 que puede alcanzar un máximo de 1.500 millones. La junta pide a los socios que apruebe el plan de financiación por el que una empresa concederá ese dinero. El club no pagará hasta que haya concluido la reforma del Camp Nou y lo devolverá durante 30 años según los beneficios que obtenga del mayor uso de las instalaciones.

El Espai Barça no costará dinero a los socios, no condicionará la gestión deportiva, ni pondrá en peligro el patrimonio del club, proclama la directiva de Laporta.

Jordi Moix, exvicepresidente con Bartomeu, acaba su parlamento en la asamblea de junio.

/ Jordi Cotrina

La disposición transitoria

El otro momento cumbre será cuando se vote la reforma de los estatutos. En la globalidad de una corrección de ocho artículos, el acento recae sobre una de las dos disposiciones transitorias. Una de ellas va ligada a la reducción del mandato de seis a cinco años que no afecta al actual; la otra ha despertado mayor atención porque pretende dejar "provisionalmente en suspenso"  el artículo 67 que solo permite dos ejercicios de "desequilibrio patrimonial o de pérdidas". La junta de Laporta ve inalcanzable evitarlo, habida cuenta de que el club lleva dos temporadas consecutivas con pérdidas: 97 (19-20) y 481 (20-21) y la deuda neta se acerca a los 600 millones. 

La reforma de los estatutos

Laporta propone la reforma de los estatutos. En concreto, la corrección de ocho artículos y establecer dos disposiciones transitorias. La más importante es la que alude a dejar en suspenso provisionalmente el artículo 67, que solo permite dos ejercicios de pérdidas. El club ya arrastra dos temporadas consecutivas con pérdidas: 97 (19-20) y 481 (20-21) millones, aunque la primera corresponde a Bartomeu. La deuda neta se acerca a los 600 millones. Eso obligaría a Laporta y su junta a cesar y convocar elecciones al cierre del siguiente ejercicio si no obtuviera un superávit impensable.

Yuste, Koeman y Laporta, en el entrenamiento del Barça previo a la visita del Valencia.

/ FCBARCELONA

Noticias relacionadas

"Tendríamos que dimitir", barruntaba Laporta, si no se aprueba la suspensión de ese artículo, en la entrevista que concedió al diario Sport. "Sería de una perversidad y una falta de lógica total. Entraría en conflicto con lo que han votado los socios, que lleguemos a la presidencia y nos vayamos al día siguiente", valoraba el presidente azulgrana, que ganó las elecciones el pasado 7 de marzo.

Seis horas como mínimo de asamblea durará el partido de Laporta: de las 3 de la tarde (en primera convocatoria) hasta las 9 de la noche, cuando los socios desfilarán desde el Palau Blaugrana hacia el Camp Nou. Luego vendrá el partido de Koeman.