LAS CLAVES DE LA RUINA

Así provocó Bartomeu la quiebra del Barça

  • El expresidente inició el declive con la marcha de Neymar al PSG, por la que recibió 222 millones pero los derrochó en los fichajes de Dembélé, Coutinho y Griezmann

  • La renovación de Messi en el 2017 disparó también la masa salarial, que se desbocó de tal manera que con la llegada de Laporta era del 108% con respecto a los ingresos del club

Griezmann posa con Bartomeu en su presentación como nuevo jugador del Barça (julio del 2019).

Griezmann posa con Bartomeu en su presentación como nuevo jugador del Barça (julio del 2019). / FCBARCELONA

7
Se lee en minutos
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +
Joan Domènech
Joan Domènech

Periodista

Especialista en Fútbol, Barça, Deportes.

Escribe desde Barcelona

ver +

¿Cuándo empezó todo?

El origen del caos económico arranca en el verano del 2017. El Paris SG ejecuta la claúsula de rescisión de Neymar y se lo lleva por 222 millones de euros. "Es una venta que genera 189 millones de euros de beneficio para el Barcelona", sostuvo Ferran Reverter, el CEO azulgrana.

El punto de partida del declive porque el club derrocha ese dinero que ha recibido en el fichaje de Dembelé por 105 millones + 40 en variables (verano del 2017), Coutinho (enero 2018) por 120 más 40 en variables y 16,5 en costes financieros y Griezmann (verano 2019) por 120 millones y otros 15 más abonados meses más tarde.

  • El intercambio Arthur-Pjanic le costó al club 8,5 millones de euros

Entretanto, el club realiza dos intercambios: Cillessen por Neto con el Valencia y Pjanic por Arthur. "Este tipo de operaciones que pensamos que son intercambios y no tienen ningún coste con el Barcelona para generar un beneficio a corto plazo. La de Cillesen por Neto generó 28 millones de beneficio al ser valorados ambos jugadores en 35".

Idéntica operación se hizo con Arthur, valorado, según Reverter, en 72 millones y Pjanic en 60. "Una operación que nos generó 31 millones de beneficio. ¿Pero cual es el problema? Si anticipamos, tenemos un coste financiero y de comisiones. Y la operación Arthur-Pjanic le costó al club 8,5 millones de euros".

Neymar dedica a la afición el gol ante el Villarreal


/ JORDI COTRINA

¿Qué provocó el caos económico?

El Barça “perdía dinero”, según Reverter, por cuatro causas principales. “Y la primera es el incremento salarial” que se registró en la plantilla, coincidiendo, precisamente, con la marcha de Neymar al Paris SG. “En este período, el club incrementa los salarios en un 61%”, indicó el ejecutivo del Barça, buscando una comparación con la Juventus, uno de los grandes clubs europeos, para situar la dimensión del problema. “Para entender esta cifra de 288 millones es la masa salarial de la Juventus”.

  • Los salarios deportivos aumentaron en un 61% desde el 2017

Ademas, “los gastos de gestión crecen en 60 millones”. De nuevo, el ejecutivo ha acudido a otra comparación. “60 millones es el presupuesto que tienen cinco equipos de Primera División hoy en día”. Luego, el gasto financiero “es seis veces mayor” de lo previsto y “el efecto Covid, cuyo coste en la temporada 19-20 es de 43 millones y en la 20-21 es de 65 millones”.


/ Reuters

¿Por qué subió la masa salarial de la plantilla?

El gran problema es que Bartomeu no supo controlar el límite salarial en el vestuario. "En el 2016-17, era de 473 millones", precisó Reverter. En ese momento, cohabitaban en el equipo Messi, Neymar y Luis Suárez. "Si no hubiéramos tomado las decisiones que hemos tomado", dijo Reverter en alusión a Messi, a quien no podía pagar el Barça, y Griezmann, a quien regaló al Atlético en el último día de mercado, "la masa salarial serían de 835 millones, un 108% de los ingresos del club". Todo en cuatro años.

Luego, ha desmenuzado las causas de ese desbocado aumento. "La primera causa es la llegada de los nuevos jugadores porque el Barça fichó a tres de los cinco mejores jugadores de la historia", reveló sin dar los nombres de Dembélé, Coutinho y Griezmann. "Aquí debemos entender una cosa. En este período, desde la temporada 16-17 a los próximos 12 meses, el Barça asume en cuatro jugadores, sí en cuatro, una masa salarial de 1.400 millones de euros", confesó. Se refería a los tres fichajes más la renovación de Messi, cerrada antes de la marcha de Neymar. Cerrada y acordada, pero no firmada. 

  • "El Barça asume en 4 jugadores una masa salarial de 1.400 millones de euros" (Reverter)

El argentino acabó firmando en noviembre del 2017, con nuevas condiciones ya que el pacto anterior con Bartomeu no le servía. Unido, además, a que otros jugadores (Piqué, Busquets, Ter Stegen, Jordi Alba, Umtiti y Sergi Roberto, entre otros) iban renovando aumentando notablemente su salario anterior. 

De pronto, la masa salarial de Messi, Dembélé, Coutinho y Griezmann se sitúa en torno a los 1.400 millones. "Tenía un coste salarial de 300 millones por temporada y solo en cuatro jugadores. Es más que el presupuesto de la Juve, que es de 288. Ya podemos imaginar los presupuestos de otros equipos", añadió recordando "la política inflacionista" que adopta la junta de Bartomeu.

Coutinho festeja su gol a Osasuna en el Camp Nou.

/ Jordi Cotrina

¿Qué es la pirámide invertida?

El Barça entra en combustión con los nuevos fichajes y choca con esas renovaciones de otras estrellas del club, que como ha recordado Reverter, "no puede hacer frente". Y se crea, lo que él mismo ha calificado como "la pirámide invertida, o la política de salarios crecientes" Una política que deja en una situación mucho más delicada al club.

"A un jugador le paga nueve millones, el año que viene 19 y al siguiente 28, pero eso provoca una serie de consecuencias". Unas consecuencias, según Reverter, dramáticas para la economía azulgrana. “Es una clara manera de financiarse y otra forma son los nuevos conceptos retributivos, como los loyalty bonus, las primas de firma de contatos. Es una manera de prorratear los contratos", argumentó el ejecutivo, recordando que "aparecen unos 48 millones en comisiones que antes no existían". En el fútbol, indicó Reverter, las comisiones normales están entre "un 5% y hasta un 10% en algún caso, pero nunca, nunca de un 20% o un 33%".

  • "Aparecen unos 48 millones en comisiones que antes no existían" (Reverter)

Eso provoca que la masa salarial y el modelo deportivo del Barça que "no es sostenible porque, además, en los cinco últimos años solo se ha consolidado un jugador de La Masia". La dimensión de la crisis es que el Barça, como dijo su CEO, "está entre un 30% y un 50% por encima del resto de los clubs”, además de “incrementar la deuda de jugadores de forma encubierta".

Eso deja al club, según Reverter, con las manos atadas para negociar con los futbolistas que aún siguen en el Camp Nou. "Si como nueva junta y nuevos ejecutivos nos sentamos con un jugador que tiene un salario de 28 millones, él piensa que se le debe porque ya renunció a una parte. Las negociaciones son muy, muy, muy complejas". 

  • El club asume su posición de "debilidad" para negociar con jóvenes que tienen contratos cortos

La "pirámide invertida", como la definió el ejecutivo, consiste en que "este sistema montado para tirar hacia adelante los salarios crecientes nos hace encontrarnos con jugadores más veteranos, con contratos más elevados y largos y, por contra, a los jóvenes, a los que debemos renovar ahora, que suben de La Masia, con contratos de un año”. Eso sitúa al Barça “en una posición de mucha debilidad a la hora de negociar" con esos jugadores.

Noticias relacionadas

Joan Laporta se dirige a su asiento por delante de Reverter.

/ Alejandro García / Efe

¿Puede fichar el Barça?

"Sí, el Barça puede fichar". Así de contundente se ha mostrado Ferran Reverter, a pesar de la delicada situación económcia que ahoga al Barça. "Lo primero que tiene que hacer el club son los deberes. Hemos hecho una gran parte, ha bajado la masa salarial, pero hay que seguir trabajando y si eso pasa por supuesto podremos fichar jugadores cracks", indicó el ejecutivo. 

"El Barça tiene 'fair play' positivo y a partir del año que viene si sigue haciendo los deberes podrán venir los jugadores que queremos", aseguró Reverter, poniendo incluso la cifra de 20 millones de euros para reforzar el equipo, además de encaminar en la dirección adecuada las renovaciones de Ansu Fati y Pedri, incluidos en la 'pirámide invertida'.

  • "Sí, se puede fichar y renovar. Las renovaciones de Ansu y Pedri van por el buen camino" (Reverter)

Necesita el club asegurar la continuidad de los dos jóvenes, los pilares de la reconstrucción deportiva del Barça. "Están en el buen camino", comentó Reverter, confirmando que "sí se puede fichar y renovar", después de que "la última salida de un jugador importante", en alusión a Griezmann, al que no citó por su nombre, le abre un hueco para refuerzos.

"El trabajo no ha acabado y hay que seguir bajando la masa salarial", recordó Reverter.