30 nov 2020

Ir a contenido

CAMBIO DE CICLO EN EL CAMP NOU

Koeman toma el poder y Bartomeu llama al padre de Messi

El presidente paga cuatro millones de euros por el técnico, que pilotará una remodelación "drástica" en la que se verán afectadas las 'vacas sagradas'

El dirigente quiso calmar al capitán y lo califica de "intransferible junto a Ter Stegen, Lenglet, Semedo, De Jong, Dembélé, Griezmann y Ansu Fati"

Marcos López

Koeman, a su llegada al aeropuerto del Prat en Barcelona.

Koeman, a su llegada al aeropuerto del Prat en Barcelona. / REUTERS / ALBERT GEA

Lo que no quiso pagar Joan Laporta en el 2003 al Ajax para llevarse a Ronald Koeman lo ha terminado haciendo Josep Maria Bartomeu 17 años más tarde para desvincularlo de la selección holandesa. Llegó ayer el héroe de Wembley a Barcelona, la ciudad que enloqueció en 1992 con su golazo de falta que dio la primera Copa de Europa al Barça, con todo el poder en sus manos para acometer una profunda remodelación en un equipo que dejó de existir el pasado viernes en Lisboa cuando el Bayern Múnich, tal si fuera el Dream Team en Atenas-94, le puso el epitafio definitivo.

El poder que le ha concedido Bartomeu, consciente de que lo que necesita más que nunca para superar «una crisis deportiva, que no institucional o de club», como se encargó de reiterar en varias ocasiones. Estaba llegando Koeman al aeropuerto del Prat, procedente de Holanda en un vuelo privado, y, al mismo tiempo, Abidal, según la versión del presidente, le comunicaba que no quería seguir como secretario técnico. "Es una decisión personal de él y la tenemos que aceptar", se limitó a decir Bartomeu, quien ha visto desfilar en cinco años por esa silla eléctrica a Zubizarreta, Robert Fernández, Pep Segura y Abidal. Ramon Planes, que era el ayudante del francés, ocupará ahora ese despacho.

"Si nada se tuerce"

En menos de 24 horas, el Barça ha desintegrado la vieja estructura deportiva que se estrelló en Lisboa. Primero, despidió a Quique Setién con un comunicado tan escueto como frío, sin ningún gesto de complicidad. Con Abidal, el segundo que abandona el club, sí hubo más cariño. Pero ahora llega Koeman, el nuevo jefe del Camp Nou.

"Conocemos bien cómo trabaja Koeman, su filosofía y su experiencia como técnico. Fue el primero que llamamos en enero" (Bartomeu)

"Si nada se tuerce será el entrenador del Barça. Conocemos bien cómo trabaja, su filosofía y su experiencia como técnico. Estuvo en el Dream Team de Cruyff", dijo el dirigente para emparentarlo inmediatamente con el legado de Johan. "Fue el primero que llamamos en enero. Sabemos que es un sueño para él", confesó Bartomeu.

Larsson, ayudante de Ronald

Pero Koeman no se presenta solo en el Camp Nou. Llega junto a Alfred Schreuder, que será el segundo entrenador, una función que desempeñó en el Ajax con Ten Hag. Además, quiere incluir en su cuerpo técnico a Henrik Larsson, el exdelantero del Barça de Rijkaard (2004-06), que fue decisivo en la conquista de la Champions de París ya que asistió primero a Etoo en el 1-1 y luego a Belletti en el decisivo 2-1 para que Puyol levantara el trofeo después de 14 años de espera.

Koeman, a su llegada al aeropuerto del Prat en Barcelona. / REUTERS / ALBERT GEA

Bartomeu pagará cuatro millones de euros por el técnico, que se convierte en el primero por el que se invierte en un traspaso

Bartomeu le da a Koeman todo lo que pide. Incluso, como reveló ayer el diario La Vanguardia, pagará entre cuatro y cinco millones de euros a la federación holandesea por lograr su desvinculación, aunque el club sostiene que será deducido del salario que perciba el entrenador en sus dos años de contrato.

Laporta no tenía el millón de euros que le pedía el Ajax en el 2003 y ahora Bartomeu sigue el camino trazado por el Madrid, que invirtió cuatro millones en sacar a Pellegrini del Villarreal y ocho por abrirle a Mourinho la puerta del Inter. Pero ningún presidente del Barça había transitado antes ese camino.

Núñez no pagó por Cruyff ni por Robson, ni por Van Gaal. Ni Gaspart por Serra Ferrer, Rexach o el retorno de Van Gaal o Antic. Laporta tampoco desembolsó un euro por Rijkaard, de ahí que Koeman se quedara en el Ajax cuando empezó a girar el círculo virtuoso, ni por Guardiola. YRosell igual con Tito Vilanova y Tata Martino.

"Leo es el pilar del nuevo proyecto de Koeman. No, no he hablado con él, pero sí con su padre" (Bartomeu)

Bartomeu no abrió la caja por Luis Enrique, Valverde y Setién. Pero sí lo ha hecho por Koeman, a quien le permitirá que ejecute la remodelación que ya se planteó hace un año tras la debacle de Anfield. Pero decidió aplazarla. "La secretaría técnica y el nuevo entrenador tomarán medidas drásticas y afectarán a determinados jugadores que hay que despedir con todos los honores", sentenció Bartomeu confirmando la noticia adelantada por EL PERIÓDICO de que Koeman iba a decretar el final de las ‘vacas sagradas’ del equipo.

Piqué, Alba, Busquets, Suárez, en el aire

En la lista de intransferibles, hecha pública por el propio Bartomeu, figuran «Messi, Ter Stegen, Semedo, De Jong, Lenglet y Dembélé. Y el mismo Griezmann». No citó, en ningún momento, a Piqué, Busquets y Jordi Alba. Ni tampoco a Luis Suárez, Arturo Vidal, Rakitic y Umtiti, todos ellos incluidos en la relación de bajas. "Ansu Fati tiene gran mercado, pero es intransferible", repitió el dirigente, antes de revelar que había cogido el teléfono para llamar a Jorge Messi, temeroso por el futuro del ‘10’.

Una renovación "tan profunda como sea necesaria"

"Leo es el pilar del nuevo proyecto de Koeman. No, no he hablado con él, pero sí con su padre", admitió Bartomeu, quien admitió que esas "medidas drásticas" provocarán que se despidan a "jugadores legendarios con todos los honores".

Abriendo, si el nuevo técnico quiere, también la posibilidad de que Coutinho retorne al Camp Nou en el marco de "una renovación que debe ser tan profunda como sea necesaria". Aunque todo pendiente de lo que, finalmente, diga Messi, a quien le queda un año de contrato (expira en el 2021). "No tengo ninguna duda de que en el nuevo proyecto de Koeman se cuenta con Messi de todas, todas...", subrayó el presidente del Barça, aunque quien lleva varios días mandando de verdad es Koeman.