Ir a contenido

LA EUROLIGA DE BALONCESTO

El Barça firma un estreno europeo para soñar

El equipo azulgrana arrolla al Panathinaikos con el protagonismo de Seraphin y Moerman y una gran actuación coral (98-71)

Luis Mendiola / Barcelona

Gist (Panathinaikos) y Pressey (Barça), en un duelo de la Euroliga.

Gist (Panathinaikos) y Pressey (Barça), en un duelo de la Euroliga. / Enric Fontcuberta (EFE)

El Barça se estrenó a lo grande en la Euroliga. Con una victoria de prestigio frente al Panathinaikos (98-71), uno de los grandes de la competición, y las sensaciones que dejaron los azulgranas en sus primeros pasos en el torneo europeo no pudieron ser más esperanzadoras.

A la intensidad y al despliegue físico que empiezan a definir sus partidos, sumó el equipo de Sito Alonso un excelente trabajo en los dos lados de la cancha que entusiasmó al Palau. Se mostró muy sólido en defensa, concediendo solo 71 puntos al cuadro griego, y despuntó en casi todos los aspectos del juego, con una gran actuación coral y un papel protagonista del pívot francés Kevin Seraphin (24 puntos, 9 rebotes) y de su compatriota Adrien Moerman (16 puntos y 11 rebotes).

Siempre encontró el Barça a alguien que tirara del equipo. Lo hizo Seraphin, dominador en la zona, en el primer cuarto. Le tomó el relevo Moerman. Rompió el encuentro el pequeño Pressey con su intensidad y su juego explosivo, ya metidos en el tercer cuarto, que contagió a sus compañeros. Y complementaron a la perfección Pau Ribas y Oriola, que en su debut en la Euroliga, rayó a una gran altura.

Agresividad defensiva

El ritmo fluido y la anotación alegre del primer cuarto hizo disfrutar al público del Palau (24-20). Se soltó Heurtel. Corrió bien el Barça, que encontró puntos cómodos en transición. Y dominó con autoridad Seraphin dentro de la zona, letal cuando gana el espacio, lanzando al equipo azulgrana después de unos minutos iniciales de dominio del Panathinaikos.

Pero esa no es la filosofía de Sito ni tampoco la de Xavi Pascual. Así que el encuentro no tardó en cambiar de escenario  y empezó a trabarse a partir de una mayor intensidad defensiva por parte de todos los protagonistas. La solvencia inicial se transformó en espesura y el parcial de 5-4 en los cinco primeros minutos del segundo cuarto fue demostrativo de la enorme exigencia para sumar.

«Estoy feliz por el equipo y la gente y en especial por Pressey, demostró lo que puede hacer»

Sito Alonso

Técnico del Barcelona

Fue esa agresividad defensiva, la actitud y la concentración que transmiten los azulgranas, virtudes que Sito Alonso quiere que definan esta nueva etapa en el Palau, la que permitió al Barça mantener la delantera en el descanso (40-35) y dar un golpe importante al encuentro en el inicio del tercer periodo.

Explosivo Pressey

Mientras que para el Panathinaikos se convirtió en un suplicio cada ataque, el equipo azulgrana encadenó dos triples de Ribas y Moerman para firmar un parcial de 11-0, que abrió la primera brecha importante en el marcador (51-35, m. 23).

En esos espléndidos minutos de los azulgranas tuvo mucho que ver el protagonismo que asumió Pressey, muy intenso en todas sus acciones, que aplicó una sexta velocidad al juego barcelonista y elevó la línea de presión contagiando al grupo.

Los 16 puntos de margen no bastaron para sacar del partido al cuadro de Pascual, que se mantuvo en pie gracias a los puntos de Pappas y también a las acciones de Singleton. Pero sí que dieron un plus de confianza al Barça que, a partir de ese instante, fue el único dominador como confirmaron los 33 puntos del último cuarto y los 58 de la segunda mitad y se permitió el lujo de dar minutos a Tomic, lesionado hasta ahora, y al joven Marc García.

«Este es el camino a seguir», explicó Pierre Oriola, autor de 10 puntos en 14 minutos. «Queremos que la gente del Palau lo pase bien, que vuelva a ilusionarse y esperamos regalarles muchos partidos así».   

FC Barcelona, 98 - Panathinaikos, 71 

FC Barcelona: Heurtel (10), Ribas (11), Hanga (6), Moerman (16), Seraphin (24) –cinco inicial- García (5), Pressey (9), Vezenkov (-), Oriola (10), Koponen (5), Tomic (2).

8 de 22 triples (Ribas, 3). 40 rebotes, 9 ofensivos (Moerman, 11). 24 asistencias (Heurtel, 9)

Panathinaikos: Calathes (14), Lojeski (7), Antetokounmpo (2 ), Gist (4), Singleton (7) –cinco inicial- Rivers (10), Denmon (1), Lekavicius (2), Gabriel (2), Auguste (-), Pappas (20), Vougliukas (2)

2 de 18 triples. 27 rebotes, 4 ofensivos (Singleton, 5). 9 asistencias (Calathes, 6)  

Parciales: 24-20; 16-15; 25-19; 33-17

0 Comentarios
cargando