Horizonte 2023: Badalona (3)

Badalona ante las municipales: el regreso de Albiol o coser heridas entre las izquierdas

Albiol y Guijarro se dan la mano en el pleno de la moción de censura que sacó al popular de la alcaldía.

Albiol y Guijarro se dan la mano en el pleno de la moción de censura que sacó al popular de la alcaldía. / Ferran Nadeu

  • A menos de un año para las elecciones municipales del próximo 28 de mayo del 2023, EL PERIÓDICO publica una serie de radiografías de política local en urbes catalanas

  • En Badalona, cuarta ciudad catalana más poblada, gobiernan en minoría PSC (6 concejales), ERC (3), En Comú Podem (2) y Junts (1); PP (11) y Guanyem (4) completan el Pleno

5
Se lee en minutos
Àlex Rebollo
Àlex Rebollo

Periodista

ver +

La composición actual del Pleno

Badalona, cuarta ciudad de Catalunya, es uno de los municipios del área metropolitana de Barcelona con una idiosincrasia política más singular. Aunque desde la restauración de la democracia y durante la primera década del siglo XX dominó el rojo del PSC -que gobernó por casi 30 años- y del PSUC, el azul del PP de Xavier García Albiol es el que se ha impuesto en las tres últimas elecciones municipales (2011, 2015 y 2019). De hecho, Badalona fue uno de los únicos cuatro municipios catalanes en los que el PP fue la lista más votada en 2019, junto con Castelldefels, Pontons y Gimenells i el Pla de la Font.

Sin embargo, y pese a mejorar sus resultados en cada convocatoria electoral, Albiol solo ha gobernado alrededor de cinco años y medio y el resto del tiempo se lo han dividido coaliciones integradas por distintos partidos.

Entre 2015 y 2018 gobernó Guanyem -que en ese momento integraba a Podem- junto con ERC e ICV. Entre 2018 y 2019, mandó el PSC tras una moción de censura apoyada por el PP a la entonces alcaldesa Dolors Sabater (Guanyem). Tras las municipales de 2019, el PSC mantuvo la vara de mando, esta vez con el apoyo de En Comú Podem, hasta mayo de 2020, cuando Albiol recuperó la alcaldía tras la dimisión del socialista Álex Pastor, que fue detenido por conducir ebrio en pleno confinamiento y agredir a los Mossos. Así, en octubre de 2020 el PSC volvió a la alcaldía tras una nueva moción de censura, en este caso contra Albiol, después de publicarse que el popular había estado vinculado a una sociedad 'off shore'.

Hoy, el alcalde es Rubén Guijarro (PSC, que cuenta de 6 concejales), quien lidera un gobierno cuatripartito en minoría en el que se incluyen ERC-Avancem-Mes (3 concejales), Badalona En Comú Podem (2) y Junts (1). En la oposición restan el PP de Albiol (11 regidores) y Guanyem Badalona en Comú (4).

En 2019 votaron en Badalona un total de 100.127 personas, dato que registró una participación del 63,84% en un censo total de 156.831 votantes.

Las claves del mandato 2019-2023

La inestabilidad política de Badalona ha marcado el actual mandato, en el que ha habido tres alcaldes diferentes. En las últimas municipales, Albiol sumó 11 concejales, quedándose a 3 de los 14 que otorgan la mayoría absoluta. Este margen permitió a los grupos de izquierdas del consistorio maniobrar para establecer un gobierno alternativo y, tras un pleno de investidura de infarto, el socialista Álex Pastor conservó la vara de mando gracias al apoyo de La Badalona Valenta (Guanyem y ERC-Avancem-Mes), que retiró su candidatura para que Albiol no recuperara la vara.

Pocos días después, de forma unilateral, ERC disolvió la coalición con Guanyem, hecho que provocó fisuras entre ambos grupos y en el seno interno de los republicanos. Con todo, El PSC gobernó en minoría de la mano de En Comú Podem hasta mayo de 2020, cuando, tras la dimisión de Pastor, las heridas abiertas entre los partidos de izquierdas del consistorio y la incapacidad de llegar un acuerdo para repartirse el tiempo restante de mandato entre PSC y Guanyem, las dos principales fuerzas del Pleno tras el PP, devolvieron a Albiol a la alcaldía en plena crisis por el covid.

La aparición de Albiol en los 'Papeles de Pandora' abocó a los otros grupos de la oposición a una nueva moción de censura. Volvieron entonces las negociaciones entre los grupos de izquierdas para elegir nuevo alcalde y la composición del nuevo ejecutivo municipal. Aunque al inicio los distintos grupos aseveraban que se habían cosido heridas y que esta vez sí que lograrían ponerse de acuerdo, con el paso de los días las diferencias entre Guanyem y PSC y entre Guanyem y ERC, principalmente, fueron ganando peso, sembrando dudas sobre si la moción prosperaría. Pese a los fantasmas de mayo de 2020, la moción prosperó y Guijarro pasó a ser el nuevo alcalde con un ejecutivo que quedó en minoría al no integrar a Guanyem.

El tablero político de cara al 2023

Durante el Pleno de la moción que le arrebató la vara de mando, en la descripción de la cuenta de Twitter de Albiol ya se podía leer "Trabajando por la Badalona del 2023". El exalcalde lleva desde entonces trabajando para la próxima convocatoria electoral con un objetivo: la mayoría absoluta. Su polémico estilo y su discurso antiinmigración le han permitido acaparar voto de vecinos de ideologías dispares y que más que al PP -marca que el exalcade ha escondido cada vez más, elección tras elección- votan a Albiol, pero lo han distanciado de los demás grupos del Pleno, por lo que sin mayoría absoluta se alejaría, de nuevo, de la alcaldía.

Si se repite una estructura similar a la del Pleno actual, será entonces el turno de las izquierdas, que se verán obligadas a iniciar otro proceso de negociaciones para que fructifique un acuerdo que dé estabilidad a través de un ejecutivo que replique la gobernabilidad actual.

Por ahora, el Gobierno cuatripartito, con el apoyo externo de Guanyem, ha logrado prosperar con buena sintonía entre los socios, aunque a trompicones. Si bien en mayo de 2022 lograron aprobar el primer presupuesto municipal desde enero de 2019, este no sumó los apoyos necesarios la primera vez que se presentó al votar Guanyem y PP en contra, un aviso a navegantes de los municipalistas, molestos tras ser excluidos del Gobierno de coalición.

Quien termine alzándose con la vara de mando deberá batallar para consensuar pactos para el presupuesto municipal y sobre proyectos de ciudad, como el modelo de seguridad a implementar o el desarrollo del área del Besòs, una de las zonas con mayor densidad de población de Catalunya y con indicadores altos de vulnerabilidad.

Lee todas las noticias de Badalona en EL PERIÓDICO Badalona