29 nov 2020

Ir a contenido

CUARTA CIUDAD DE CATALUNYA

Albiol recupera la alcaldía de Badalona tras truncarse el acuerdo PSC-Guanyem

Las negociaciones entre los grupos progresistas se han mantenido hasta el último minuto, pero no ha habido acuerdo

Ahora, el líder del PP de Badalona debe gestionar la crisis social y sanitaria que vive la ciudad con un gobierno en minoría

Àlex Rebollo

Albiol jura su cargo como nuevo alcalde de Badalona. / DAVID ZORRAKINO / EUROPA PRESS / VÍDEO: EFE

Xavier Garcia Albiol (PP) recuperó la alcaldía de Badalona tras truncarse el pacto por el que PSC y Guanyem se iban a repartir la vara de mando los tres años que quedan de mandato. Albiol, que gobernó en Badalona entre 2011 y 2015, entró en el pleno de investidura pensando que el acuerdo entre los grupos progresistas estaba cerrado y que los populares se mantendrían en la oposición y salió como alcalde de la cuarta ciudad de Catalunya.

La situación previa al pleno, que se celebró en el Badalona Centre Internacional de Negocis (BCIN) para asegurar unas medidas sanitarias adecuadas, recordaba a la de 2019, cuando Álex Pastor (PSC) fue elegido alcalde después de que Dolors Sabater (Guanyem Badalona) retirase su candidatura en el último momento para evitar un gobierno del mismo Albiol. No obstante, esta vez no hubo acuerdo de última hora, los concejales de Guanyem no firmaron la propuesta de los socialistas y el popular fue nombrado alcalde.

Aunque cuando Rubén Guijarro (PSC) presentó su candidatura en el pleno, compitiendo con la de Sabater, todo apuntaba al fracaso de las negociaciones, el vilo por quién sería elegido permaneció hasta conocer el resultado de la votación. Incluso, viendo que Albiol gobernaría, desde ERC y Badalona En Comú Podem solicitaron un receso para tratar de ganar tiempo desatascar las negociaciones. Finalmente, ni Sabater ni Guijarro lograron la mayoría absoluta necesaria -14 votos- y Xavier Garcia Albiol, con el voto de sus 11 concejales, fue envestido alcalde por mayoría simple al ser su lista la más votada en las elecciones municipales del 2019.

Fragmento del discurso de investidura de Xavier Garcia Albiol, nuevo alcalde de Badalona. / DAVID ZORRAKINO / EUROPA PRESS / VÍDEO: ÀLEX RECOLONS / ACN

Albiol, que ahora debe gestionar la crisis social y sanitaria que vive la ciudad con un gobierno en minoría, aseveró que la propuesta que lanzó para que el resto de formaciones lideren comisiones con poder ejecutivo desde fuera del gobierno sigue siendo "muy válida" y que esa, así como otras ideas, tendrán que negociarse en las próximas semanas.

Reproches entre las izquierdas

Tras conocer el resultado de la votación, los grupos municipales del bloque progresista fueron muy críticos con Guanyem y, más concretamente, con Sabater. Desde el PSC señalaron que “la inflexibilidad de Dolors Sabater hace que la derecha gobierne Badalona”. “Sabater ha impedido un acuerdo [firmado por PSC, ERC, JxCat y ‘comuns’] entre las fuerzas de progreso que habría dado estabilidad a la ciudad”, aseguraron.

En la misma línea se expresaron ERC y los ‘comuns’. El portavoz de ERC Badalona, Alex Montornès, apuntó que las relaciones con Guanyem no habían sido las mejores en los últimos tiempos y remató diciendo que “Dolors Sabater ya no tiene nuestra confianza”. Aïda Llauradó, líder de Badalona En Comú Podem, fue más allá y pidió a Sabater que dimitiera. "Es un error histórico, un suicidio político y una vergüenza no haber podido llegar a un acuerdo sólo por 6 meses de diferencia en el reparto”, reprochó Llauradó.

Tras conocer la propuesta de los socialistas, Dolors Sabater ya señaló su disconformidad con el tiempo de repartición de la alcaldía que proponía el PSC. Mientras que la propuesta, que llegó a falta de menos de 24 h para el pleno de investidura, indicaba una repartición equitativa de los tres años de mandato -18 meses Sabater y 18 Guijarro-, desde Guanyem apuntaban a que tenía que considerarse el mandato completo, del que el PSC ya había gobernado una parte. Así, apostaban por dos años de gobierno de Guanyem y uno de los socialistas.

Según indican fuentes de Guanyem, hubo otro motivo, un cambió en la propuesta de última hora: "El acuerdo no se firmó porque el PSC retiró una cláusula que daba poder a las asambleas de las respectivas organizaciones para ratificarlo pasada la investidura". Por el contrario, uno de los puntos del acuerdo señalaba que "ninguna asamblea de ninguna organización política firmante podrá modificar a posterior el contenido de este acuerdo".

Por su parte, David Torrents (JxCat) centró sus críticas en populares y socialistas y afirmó que “volveremos a épocas en las que había un concejal y un coordinador que iban extorsionando a trabajadores en el barrio de Sant Roc”. Sobre los rumores que insinuaban que PP y PSC ya habían cerrado un acuerdo para devolverle la alcaldía a Albiol como compensación por la moción de censura que llevó a Pastor a gobernar en 2018, Torrents indicó que “al final a lo mejor pensaré que esto también ha sido así y que se ha forzado la máquina en exceso”.

Mirada al futuro

El nuevo alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, descartó por el momento sumar al PSC al ejecutivo municipal por la falta de "confianza" entre ambas formaciones y exigió al conjunto de fuerzas políticas "compromiso" con la ciudad. "Estoy convencido de que cuando pasen unos días nos podemos poner de acuerdo en bastantes cuestiones", indicó el líder del PP.

Aún con las heridas abiertas por el fracaso de las negociaciones y los reproches cruzados, algunos grupos del bloque progresista ya tendieron la mano a olvidar los resquemores. Torrents declaró que “tenemos que ser inteligentes y lograr que en el 2023, aquello que hoy no ha podido ser [el pacto progresista], sea posible”. En la misma línea se expresó Sabater, quien destacó que el reto ahora es “reconstruir confianzas”.

Más noticias de Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA