Ir a contenido

El pacto contra la violencia machista nace dividido y deja intacto el derecho a no continuar con las denuncias

El acuerdo aparca la anulación de la dispensa a declarar contra tu pareja, vía por la que se escurren numerosas denuncias

Los centros educativos tendrán protocolo de detección del maltrato y los libros de texto incluirán el feminismo

Patricia Martín / Madrid

VIOLENCIA DE GENERO PACTO ESTADO

Ruth Ortiz, cuyos hijos fueron asesinados por su padre, José Bretón, ha seguido en la tribuna del Congreso el debate sobre el Pacto de Estado contra la violencia machista.  / JOSÉ LUIS ROCA

El Congreso alumbró este jueves el primer pacto de Estado de la legislatura, destinado a reforzar la lucha contra la violencia machista y lanzar el mensaje, con más de 200 propuestas de actuación, de que "los maltratadores no tienen cabida en la sociedad", en palabras de la ministra de Sanidad, Dolors Monserrat. Pese a la transcendencia del problema, en el que todos los partidos incidieron, las tensiones políticas afloraron durante el debate y Podemos se quedó fuera de la imagen de unidad y expresó con una abstención que el acuerdo incluye medidas y garantías de cumplimiento que considera insuficientes.

Tras meses de trabajo y discusiones calificadas de "acaloradas", todos los partidos han tenido que renunciar a puntos fuertes de su programa o filosofía en pro del pacto, como la eliminación del derecho a no declarar contra tu pareja al que se acogen muchas víctimas atemorizadas para no continuar adelante con sus denuncias, que PSOE y PP quieren suprimir. Pero no por ello expresaron con un voto discrepante su postura. "Mejor un acuerdo imperfecto que desembocar en un desacuerdo perfecto", resumió el peneuvista Joseba Aguirretxea. De ahí que los portavoces parlamentarios afearan a Podemos que se quedara fuera. "La unidad frente a la violencia de género no admite deserciones por cálculo político", señaló la socialista Ángeles Álvarez. C’s, por su parte, reprochó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que se usara el pacto para "lavar su imagen" el día que fue a declarar al juicio de la ‘trama Gürtel’.

El partido morado hizo oídos sordos y su portavoz, Ángela Rodríguez, aseveró que el documento pactado "no vale para las mujeres pobres, ni las transexuales, ni las violadas", no "reformula la desigualdad" de la sociedad, ni contiene una aportación presupuestaria eficaz. El documento obliga a destinar 1.000 millones de euros en los próximos cinco años, y la oposición advirtió al Gobierno de que estará vigilante en su cumplimiento. Asimismo, obliga al Ejecutivo, en un plazo de dos meses, "a someter el acuerdo" a autonomías, ayuntamientos y asociaciones, y llevar las reformas legales al Congreso en un tiempo no superior a seis meses.

Estas son las principales medidas, divididas por bloques.

La detección: antes de denunciar, acceso a los recursos

En torno al 80% de las mujeres víctimas de maltrato lo sufren en silencio y no se atreven a denunciar, de ahí que el pacto incluya un conjunto de medidas para incrementar la capacidad de deteccción de estas situaciones por parte de los servicios sociales y sanitarios. Además, las afectadas podrán acceder a los recursos de protección y asistenciales sin necesidad de que interpongan una denuncia, uno de los principales avances, según los partidos y expertos. 

La protección: policías con formación específica

El pacto incluye un conjunto de medidas para mejorar la respuesta judicial y administrativa. Así, se establecerán unidades policiales que presten atención las 24 horas y se incluirá a los hijos de las maltratadas en las valoraciones de riesgo. Asimismo, se crearán unidades de apoyo multidisciplinares que harán un seguimiento y acompañamiento individualizado de cada víctima.

La prevención: educación contra el machismo

Los centros educativos, en todos los ciclos formativos, deberán impulsar medidas contra el machismo y un protocolo de detección del maltrato. Y en los libros de texto se incluirá el movimiento feminista. Además, se impulsará, de acuerdo con los medios de comunicación, una imagen de una mujer libre de estereotipos y se desarrollará un código de publicidad no sexista.   

La dispensa a declarar: PSOE y PP, proclives a eliminar el derecho

El PP no apoyó este jueves un voto particular del PSOE destinado a reformar la ley de enjuiciamiento criminal, con el objetivo de suprimir el derecho a no declarar contra tu pareja al que se acogen muchas víctimas que, por miedo o ante las amenazas de sus maltratadores, deciden no continuar con el proceso judicial. Si bien los conservadores -y también C’s- apoyan reformar este precepto, han preferido dejarlo fuera del pacto, en aras del consenso. 

Y es que Podemos se opuso desde el principio a eliminar la llamada dispensa porque, por principios, es contrario a eliminar un derecho de las mujeres. En su opinión, si se acompaña a la víctima adecuadamente, esta no retirará la denuncia. Y si lo hace, la fiscalía debería investigar de oficio. 

El PSOE anunció no obstante que presentará una iniciativa para reformar este precepto, que es muy probable que el PP apoye. 

Los niños asesinados: las madres serán considedas víctimas

Uno de los votos particulares que sí salió aprobado y por unanimidad fue el de considerar víctimas de la violencia machista a las mujeres cuyos hijos sean asesinados por sus parejas o exparejas. Desde la tribuna siguió el debate Ruth Ortiz, expareja de José Bretón, quien mató a sus dos niños. "Ya era hora", expresó, en relación al reconocimiento de su perfil como el de víctima. 

Las otras violencias: la lucha contra la trata, las violaciones y el acoso

El informe amplia la definición del concepto de violencia machista para incluir todas las agresiones reconocidas en el Convenio de Estambul, como los matrimonios forzosos, las mutilaciones genitales, la trata o la violencia sexual, aunque relega ofrecer una respuesta integral a futuras leyes específicas. 

Este ha sido uno de los principales puntos de fricción. Podemos y C’s querían ampliar la ley contra la violencia machista para que el resto de víctimas disfruten de las medidas de protección y prevención que incluye esta norma. Pero el PSOE no quiere tocar una de sus leyes bandera (fue aprobada bajo el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero) y cree que es mejor aprobar normas específicas. 

Además este jueves se aprobó un voto particular de Podemos para aprobar una ley sobre acoso sexual en el trabajo. 

0 Comentarios
cargando