Ir a contenido

El Premio Nobel de Medicina Edvard Moser apadrina un nuevo grupo de investigación del IBEC

Desarrolla proyectos de aplicación de la neuroingeniería en colaboración con los hospitales de Vall d'Hebron y el hospital de Parc Taulí

Aplicar la neurociencia para mejorar la calidad de vida es el objetivo del SPECS, el nuevo grupo de investigación del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC), que lidera el científico Paul Verschure y ha sido apadrinado hoy en su presentación por el Premio Nobel de Medicina de 2014, Edvard Moser.

El SPECS, que hasta ahora trabajaba de la mano de la Universitat Pompeu Fabra (UPF), pasará ahora a integrar parte del IBEC, donde desarrollará tecnologías para hacer frente al envejecimiento en la población, a través de avances en sensores mínimamente invasivos, tratamiento de señales, análisis de datos o robótica.

En concreto, las actividades de este grupo de investigación, donde participan científicos de distintas disciplinas, giran en torno a tres dimensiones complementarias: la teoría de la mente y el cerebro, los dispositivos biomiméticos, y la reparación cerebral y las nuevas tecnologías para mejorar la calidad de vida.

"En nuestro programa estamos analizando todo un abanico de casos de neuroingeniería, neuroeducación, neurorrobótica, neuroestética, neurorrehabilitación, etc. No se trata solo de construir herramientas para la neurociencia, sino avanzar y hacer progresar la condición humana a través de la neurociencia", ha explicado Verschure.

Por este motivo el SPECS (del inglés Synthetic Perceptive, Emotive and Cognitive Systems) desarrolla hoy en día distintos proyectos de aplicación de la neuroingeniería en colaboración con los hospitales barceloneses de Vall d'Hebron y l'Esperança y el hospital de Parc Taulí, en Sabadell.

Uno de estos proyectos, el "Rehabilitation Gaming System", utiliza técnicas de realidad virtual y juegos de vídeo para trabajar en la rehabilitación y recuperación después de un accidente cerebrovascular, epilepsia y otras enfermedades cerebrales, y ya se está poniendo en práctica en los hospitales colaboradores del SPECS.

"Tomamos nuestra ciencia del cerebro y ponemos a prueba estas teorías en el mundo real. Nuestro trabajo se basa en dos reglas: si puedes entenderlo, puedes arreglarlo; y si puedes entenderlo, puedes crearlo", ha señalado Verschure.

En este sentido, el SPECS también explora las relaciones entre la inteligencia artificial y los seres humanos, pues "los robots del futuro, que para nosotros son como colaboradores, actúan cada vez más de forma similar a nosotros y estamos intentando hacer que actúen con cerebros", ha explicado Verschure.

El premio Nobel Edvard Moser ha destacado: "los ordenadores han comenzado a aprender por sí mismos y a hacer cosas que nunca habríamos imaginado, como reconocer rostros. Este tipo de características propias del cerebro, que ahora tienen los ordenadores, nos permite entender cómo funciona nuestro cerebro".

Uno de los principales avances que está investigando el SPECS es el desarrollo de neuroprótesis o prótesis para el cerebro, como el "Cerebelo de Silicio", un proyecto para desarrollar un sistema de circuitos que pueda sustituir al cerebelo, que hasta ahora se ha implantado únicamente en ratas de laboratorio.

Verschure ha explicado que aunque esta tecnología está lejos de aplicarse en seres humanos, la idea de este grupo de investigación es empezar a pensar formas de utilizarlo en casos de pacientes con epilepsia y "construir un sistema de circuito tan eficiente que pueda superar los efectos devastadores de los ataques epilépticos".

La presentación del SPECS se ha hecho esta tarde en el Palau Macaya de la Obra Social "la Caixa", donde Moser ha pronunciado una conferencia en la que ha explicado sus descubrimientos sobre la memoria espacial, que le hicieron ganador del Nobel en 2014.

Más noticias de Sabadell en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

0 Comentarios
cargando