El Periódico

TENSIONES EN LAS FILAS POPULARES

Aguirre: "A mí por corrupción no me van a imputar"

La expresidenta niega que su dimisión sea un recado a Rajoy

Aguirre: "A mí por corrupción no me van a imputar"

JOSÉ LUIS ROCA

Esperanza Aguirre, en una rueda de prensa el pasado mes de febrero.

PATRICIA MARTÍN / MADRID

Lunes, 15 de febrero del 2016 - 10:53 CET

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha negado este lunes que con su decisión de dimitir como presidenta del PP madrileño, tras las últimas investigaciones que apuntarían a una supuesta financiación irregular del partido, pretenda enseñar el camino al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. "Todo lo contrario. Dios me libre de dar consejos a nadie, bastante tengo con darme consejos a mi misma", ha afirmado en varias entrevistas, horas antes de comparecer de nuevo en una rueda de prensa en la que ha afirmado categóricamente que a ella "por corrupción" no le van "a imputar".

Aguirre ha recordado sus "constantes" imputaciones por injurias hacia Podemos o por el incidente de tráfico, pero se ha mostrado segura que no le acusaran de ningún delito relacionado con el enriquecimiento ilícito por mucho que avance la investigación de las tramas 'Gürtel' y 'Púnica'. "Y eso que no gozo de fuero. Fíjese si soy presa fácil", ha ironizado, en una alusión velada a Rita Barberá, que también está en el ojo del huracán por la investigación abierta contra sus concejales y el PP valenciano pero se niega a dejar su acta de senadora y perder, por tanto su aforamiento.

La concejala popular ha insistido además en que era su "obligación" dejar el mando del partido por responsabilidad política porque las informaciones "no confirmadas" sobre el supuesto cabecilla del 'caso Púnica', Francisco Granados, afectan a su etapa como secretario general del PP de Madrid y apuntan a una supuesta financiación ilegal. Pese a ello, ha dejado claro que, en su opinión, esta situación no le inhabilita para ser la jefa de la oposición en el ayuntamiento madrileño, donde piensa continuar durante los cuatro años de legislatura.

Aguirre ha asegurado asimismo que sabe que "no es la niña de los ojos" de la dirección nacional, pero ha atribuido las interpretaciones sobre que está lanzando una indirecta a Rajoy a "intoxicaciones" que "no tiene tiempo a combatir". "Ya veo que todos piensan eso, pero en absoluto", ha ironizado la expresidenta madrileña, quien ha relatado que estuvo hablando con Rajoy en una "conversación muy cordial" en la que ambos estuvieron, según ha apuntado, "de acuerdo en todo".

La vida de Sergi Roberto es como un cuento de hadas. La meteórica transición de ser traspasado a ser clave

Isco y James Rodríguez calentaban en la banda cuando se enteraron que Cristiano Ronaldo sería el sustituido