El Periódico

ENCUESTA SOBRE EL 9 DE NOVIEMBRE

El 9-N alternativo movilizaría a unos 2 millones de votantes

El GESOP estima que la participación rondará el 33% en el sucedáneo de consulta

La intención de voto es muy superior entre los afines a CiU, Esquerra y la CUP

JOSE RICO / BARCELONA

Miércoles, 29 de octubre del 2014

Reunión del Govern de la Generalitat, este martes.

Original o sucedáneo, la participación será el dato clave que marcará el éxito del 9-N. Un sondeo del Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO DE CATALUNYA concluye que un tercio del censo acudirá a votar en el «proceso participativo» con el que el Govern sustituyó el referendo del 9 de noviembre, siempre que dicho recambio sobreviva a la amenaza de impugnación del Gobierno central. Según esta encuesta, realizada antes de que la Moncloa hiciese pública su intención de impugnar también el nuevo 9-N ante el Tribunal Constitucional, la participación se situaría entre el 32% y el 34% de los votantes potenciales, esto es, los mayores de 16 años empadronados en Catalunya.

A la pregunta directa de si tiene decidido votar el 9-N, el 47,2% de los 1.600 entrevistados por el GESOP entre los días 20 y 27 de octubre garantizan su participación, y un 16,8% responde que probablemente lo hará. Ello significa que prácticamente dos de cada tres votantes potenciales (el 64%) muestran su predisposición a votar en el sucedáneo de consulta. En el otro lado de la balanza se sitúa el 30,5% del censo, que descarta participar en el 9-N.

CENSO SUPERIOR / Cabe advertir que la estimación del GESOP parte de un censo de 6.297.727 votantes potenciales, que es el número de personas mayores de 16 años que constaba en el padrón a 1 de enero del 2013, según datos del Idescat. Esta cifra es superior al censo que estimó la semana pasada la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, puesto que el Ejecutivo catalán minimizó el número de inmigrantes con derecho a voto en este proceso, que son todos los mayores de 16 años con tarjeta de residencia.

Así pues, según la estimación del GESOP, una participación el 9-N que ronde el 33% del electorado equivaldría a una cifra ligeramente por encima de los dos millones de votos. Pero, ¿cómo se explica el desfase entre el 64% del censo que manifiesta su voluntad de ir a votar y el 33% de participación estimada por el GESOP? Los autores del estudio han ponderado dos variables que, dadas las características específicas de esta votación, pueden influir en el grado de participación: el sentimiento de pertenencia y la simpatía de partido.

Por ejemplo, la mayor parte del 47,2% de entrevistados que dan por seguro que votarán el 9 de noviembre responden al siguiente perfil: catalanohablantes, simpatizantes de CiU, ERC o CUP y con un sentimiento más catalán que español o solamente catalán. Un perfil muy acotado y poco transversal que se manifiesta, en sentido contrario, entre quienes descartan ir a votar, lo que obliga a relativizar, según el GESOP, la intención directa de voto.

En la cocina del sondeo también se han introducido valores de corrección derivados del comportamiento del electorado en anteriores citas con las urnas. Es habitual que en una encuesta preelectoral se manifieste una intención de voto muy superior a la participación que se consigna el día de la votación. En las últimas elecciones autonómicas, el barómetro del GESOP mostraba que un 78% de los sondeados aseguraba que iría a votar. La participación en los comicios, en cambio, fue del 67,8%. Y en dos elecciones precedentes, 2010 y 2006, la intención de voto superaba también el 70%, pero la participación en ambas citas cayó por debajo del 60%. Si nos fijamos en el último referendo celebrado en Catalunya, el del Estatut del 2006, más del 71% de los entrevistados garantizaba su participación, pero a la hora de la verdad solo votó el 48,3%.

El estudio refleja la fuerte movilización de los simpatizantes de CiU, ERC y la CUP, con intenciones de voto que superan el 90%. Igual que su dirección, más dividido se muestra el electorado de ICV-EUiA: dos de cada tres simpatizantes dicen que irán a votar, mientras que el 30% lo descarta. Entre los detractores de la independencia de Catalunya, la división más palpable se da en el caladero socialista: el 52% de simpatizantes del PSC descarta votar; el 44,7% muestra su predisposición a participar.

Más amplia es la oposición entre los electorados del PPC y Ciutadans, aunque el 30% de simpatizantes del PPC y el 41% de los de Ciutadans aseguran que su voluntad es ir a votar el 9-N. Pero el segmento más dividido son los simpatizantes de Podemos, marca que apuesta por el derecho a decidir pero no defiende la secesión. El 53% dice que votará, frente al 40% que rechaza participar en el sucedáneo del 9-N.

El GESOP ha distribuido a partes iguales la muestra del sondeo por cuatro territorios: Barcelona, primera corona metropolitana, segunda corona metropolitana y resto de Catalunya. La intención de voto se sitúa entre el 60% y el 65% en las cuatro zonas.

Luciano Vietto, delantero del Atlético de Madrid, puede ser del FC Barcelona antes del próximo lunes

Alexis Sánchez, delantero chileno del Arsenal, ha recomendado a su entrenador el fichaje de una estrella del FC Barcelona