El Periódico

Viernes, 15 de abril del 2016 - 14:28 CEST

Durante la presentación de 'Teoría y práctica del pan con tomate', pregunté a Leopoldo Pomés, barba de lobo de mar y bastón de lord, por qué el objeto de su estudio jamás ha llegado a ser un icono mundial (creo que tiene mucho que ver con la cantidad de inmigrantes que aporta un territorio a otro: los italianos y la pizza como ejemplo).


Él lo atribuyó a la escasa propaganda y a la necesidad de una campaña. Le propuse que la llevara a cabo como último servicio a la causa. Como no quedó claro si lo iba a hacer, lo dejo por escrito para estimularlo.


President Puigdemont: el 'pa amb tomàquet' también es una estructura de Estado.


Tusquets publicó el volumen hace 30 años y lo reedita con las nuevas ilustraciones de Juliet Pomés: fue moderno entonces y lo es ahora, una rareza en el universo apático de los libros gastronómicos.


Uno de los cambios mayores en esas tres décadas es la sustitución del canónico pan de payés por el de coca o cristal, crujiente placer que en los restaurantes cobran a precio de antigüedad romana.


Escuchar al fotógrafo explicar su felicidad a la hora de ingerir la pieza es, asimismo, una porción de felicidad.

Marco habló claro en su reunión en París con Al-Khelaifi y Antero Henrique: quiere jugar en el Barça