El Periódico

Venta anticipada Raimon en el Auditori 2015

FUTURO DE UNA COMPAÑÍA EMBLEMÁTICA

Cacaolat, a Santa Coloma

Los administradores concursales presentan al juez un informe favorable para que Damm y Cobega compren la firma de batidos

El proyecto prevé una nueva fábrica para el 2013

SONIA GUTIÉRREZ
BARCELONA

Jueves, 27 de octubre del 2011

Futura ubicación 8 Antigua fábrica de Damm en Santa Coloma.

Solo faltaba el informe de los administradores concursales para confirmar que la oferta de Damm y Cobega por Cacaolat es la mejor. Y ayer, último día de plazo, se presentó en el Juzgado de lo Mercantil número 6 de Barcelona el esperado dictamen, que según fuentes cercanas al proceso es favorable a la cervecera y la embotelladora de Coca-Cola. Si el juez sigue la recomendación de los administradores concursales, Damm y Cobega serán los dueños de Cacaolat.

El fondo Victory Turnaround, Damm y Cobega presentaron el pasado jueves su oferta definitiva por la filial de Clesa, en concurso de acreedores. La alianza está dispuesta a pagar 67,7 millones de euros por la unidad productiva, más otros 66 millones en inversiones y las cargas hipotecarias (7,4 millones). Esta puja fue superior a las de las otras candidatas, Vichy Catalán y Capsa (Asturiana). En su informe, los administradores concursales no solo tienen en cuenta que es la oferta económica más elevada, sino el proyecto industrial y las sinergias de Damm y Cobega.

Una de las principales aportaciones de la cervecera catalana serán sus antiguas instalaciones de Santa Coloma de Gramenet, donde se construirá una fábrica que entrará en funcionamiento en el 2013. Mientras tanto, la producción se hará en la histórica factoría de la calle de Pujades de Barcelona y en Utebo (Zaragoza). De los 66 millones de inversión, 62 serán para Santa Coloma y cuatro a la planta zaragozana.

Por su parte, Cobega puede ayudar a la expansión en los países africanos, ya que la firma de los Daurella forma parte de un grupo al que pertenece la comercializadora de Coca-Cola en África, ECCBC.

La plantilla también prefiere a Damm y Cobega, y así se lo hizo saber el comité de empresa al juez. Entre otros motivos, dice su presidente, José Miguel Miguel, porque garantiza todos los puestos de trabajo e «impulsará más empleo», ya que la planta catalana fabricará lo que se hacía en la de Clesa en Madrid (los envases de litro de Cacaolat y el de litro y medio de la Letona). Damm asegura que el hecho de que la unidad central esté en Barcelona, y allí se decida la contratación de bienes y servicios, generará «empleo directo e indirecto en el área de influencia».

Si el juez coincide con la administración concursal, la sociedad propietaria de Cacaolat estará participada en un 49% por Damm,

otro 49% por Cobega y un 2% por Victory. Fuentes de Damm no quisieron pronunciarse, a la espera del auto judicial (posiblemente la semana próxima), aunque se mostraron muy optimistas.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario