El Periódico

EN EL BARRIO DE LAS NAVAS

Un menor armado con una ballesta y un machete mata a un profesor en un instituto de BCN

Dos profesores y dos alumnos han resultado heridos leves -- El agresor, de 13 años, ha dicho que oye voces que le impulsan a matar

  • El estudiante, de 13 años, ha matado al profesor interino de sociales.

    FERRAN NADEU / VÍDEO: ATLAS

    El estudiante, de 13 años, ha matado al profesor interino de sociales.

  • Un menor armado con una ballesta y un machete mata a un profesor en un instituto de BCN

    FERRAN NADEU

    Conmoción ante la puerta del instituto Joan Fuster.

JESÚS G. ALBALAT / GEORGINA VALLS / BARCELONA

Lunes, 20 de abril del 2015 - 10:17 CEST

Retirada del cuerpo del profesor fallecido en el instituto Joan Fuster.

Abel Martínez Oliva, un profesor de 35 años, ha muerto y varias personas han resultado heridas por arma blanca tras irrumpir esta mañana un menor en el instituto Joan Fuster de Barcelona armado con una ballesta, según han informado fuentes cercanas al caso. El chaval ha entrado con una mochila en la que llevaba también un machete de montaña y vestido de camuflaje. Es el primer caso de una muerte violenta de un alumno contra un profesor en España. Todo apunta a que el agresor ha padecido un brote psicótico. Fuentes policiales han descrito el estado del menor de "delirante" y que insiste en que oye voces que le impulsan a matar. Ha sido imposible hablar con él en unos primeros momentos y ha sido trasladado al Hospital de Sant Joan de Déu para realizarle un reconocimiento psiquiátrico.

Los hechos han sucedido sobre las 9.15 horas de la mañana, cuando el alumno, de 13 años y que cursa segundo de la ESO, ha llegado con retraso a su clase, en el Instituto Joan Fuster de Barcelona, ha llamado a la puerta y una profesora le ha abierto, momento en el que le ha agredido cerca de la cara con la ballesta, provocándole heridas de cerca del ojo.

Mossos y personal del SEM, ante el instituto donde un alumno ha matado a un profesor y ha herido a cuatro personas.

Fuentes policiales confirman que la ballesta es una arma de tipo casi profesional, algo modificada, aunque no han podido confirmar el tipo de proyectil utilizado, que podrían ser lápices o bolígrafos. En la mochila llevaba una botella de cerveza transformada en cóctel molotov, que no ha lanzado porque los alumnos han salido a la carrera del aula.

Mapa de situación del Instituto Joan FusterSegún testigos presenciales, el chico también ha atacado a una alumna de esa clase, hija de la profesora, cuando ha ido a defenderla. Le ha clavado un machete en la pierna.

Al oír los gritos, un profesor de una clase contigua ha salido, el chico se ha acercado y el joven le ha clavado un machete de grandes dimensiones a la altura del pecho, por lo que ha quedado malherido tendido en el suelo y, poco después, ha fallecido. El profesor, de Ciencias Sociales, estaba haciendo una sustitución y llevaba dos semanas impartiendo clases en el centro.

El agresor ha entrado después en la clase, ha mirado a todos los alumnos, con cara de "abducido", según una alumna, y cuando al parecer ha lozalizado al chico que parecía buscar se ha acercado a él y le ha atacado en la zona de la clavícula. A continuación ha salido de la clase, ha bajado las escaleras y se ha dirigido hasta el patio. El profesor de Educación Física lo ha encontrado solo.

También ha agredido a una profesora de Matemáticas con una herida leve en una oreja.

El agresor, en cuyo pupitre hay simbología nazi, llevaba una lista con los nombres de las personas que quería atacar -algunos chavales apuntan que eran 25 personas- y que eran tanto profesores como alumnos. Compañeros de clase aseguran que el adolescente quería matar a todos los profesores. Los estudiantes también han asegurado que el agresor ha tirado la ballesta, hecha con madera y bolígrafos, a una papelera, antes de salir corriendo.

Algunos chavales se lo han encontrado con un cóctel molotov. El agresor, que ha sido trasladado al Hospital Sant Joan de Déu, donde está siendo sometido a un reconocimiento psiquiátrico, ha asegurado que quería matar a todos los que le hacían "la puñeta".

Una alumna de la escuela, amiga de la hermana del agresor, que también estudia en el centro, ha calificado a este como un chaval "que hacía cosas raras". La misma fuente ha apuntado que el padre del menor es coleccionista de armas.

Los Mossos d'Esquadra, que ya han retenido al agresor, un menor. Por razones de edad, es inimputable y solo está identificado y custodiado en el interior del centro escolar.

Los alumnos del instituto de secundaria han desalojado el centro y se encuentran concentrados en la plaza de Ferran Reyes, donde con sus móviles están comunicando la tragedia.

Algunos alumnos han roto a llorar y otros, con crisis de ansiedad, están siendo atendidos por el Servicio de Emergencias Médicas desplazados al lugar, que los acompañan al interior del instituto, situado en un pasaje junto a una escuela, para atenderles.

Los alumnos que han querido volver al aula a recoger sus cosas están siendo acompañados al interior del instituto para recuperar objetos personales que han abandonado cuando han huido corriendo al ver la agresión.

LOS HERIDOS, LEVES

Según han informado fuentes del Hospital de Sant Pau, los tres heridos son una profesora, con contusiones en la cara -que ha sido dada de alta sobre las 16.15 horas- , su hija, de 13 años y alumna también del centro, con heridas superficiales en una pierna, y otro alumno, un chico también de 13 años, herido en el tórax por arma blanca que se encuentra estable. Las mismas fuentes han detallado que los menores siguen hospitalizados en observación, aunque "fuera de peligro".

El Ayuntamiento de Barcelona ha activado el Centro de Urgencia de Emergencias Sociales de la ciudad para atender las necesidades de las familias de los alumnos que requieran algún tipo de ayuda.

INIMPUTABLE

Dada su situación de inimputable, la Fiscalía de Menores, que actúa en el caso de jóvenes de entre 14 y 18 años, deberá remitir el caso a la Dirección General de Protección a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA), para que intervenga sobre el estudiante adoptando las medidas de protección que considere oportunas.

Será la DGAIA la que se encargue de evaluar la situación personal y familiar del menor y determinar las medidas que sean más adecuadas para su evolución, han informado a Efe fuentes jurídicas.

Esas medidas podrían incluir su internamiento en un centro psiquiátrico, de demostrarse que su actuación criminal ha sido motivada por un trastorno mental, una decisión que podrían adoptar los propios padres del niño sin necesidad de que lo acuerde la administración.

En cualquier caso, de acuerdo con la ley, el menor no podrá ser interrogado dada su condición de inimputable, aunque el juez instructor podría acordar su exploración.

Si, tras practicar las diligencias oportunas, el juez determinara que no hay otras personas responsables de los hechos aparte del menor, tendría que archivar el caso por autor inimputable, han añadido las mismas fuentes.

Playas de Barcelona en los años 80
Envíanos fotos
de la Barcelona
preolímpica
Buscamos imágenes de cómo eran Montjuïc, la playa, El Prat o la actual Vila Olímpica.
ENVÍA TU FOTO

Su primer agente, Horacio Gaggioli, revela que su llegada al Barça solo se debió a "las circunstancias de la vida"