Josep Bargalló se estrenaba como diputado en el Parlament el año en que Barcelona salía del cascarón gracias a los Juegos Olímpicos. Es, por tanto, un gesgor veterano. Eso implica la experiencia y tablas: en los silencios es fácil intuir que la respuesta que viene a continuación es la políticamente correcta, pero no la que le pide el cuerpo. Se impone la prudencia. Y no es para menos, pues el 'conseller' de Educació afronta un capítulo difícil en la serie del covid: la vuelta al cole.

Josep Bargalló: "El parque más seguro es sin duda la escuela" (leer noticia)