Ir a contenido

¿Pueden unos jueces decidir el futuro político de un país democrático? Esa es la responsabilidad que los acusados de organizar el 1-O y la declaración unilateral de independencia arrogaron este miércoles al Tribunal Supremo. La vista oral del proceso al ‘procés’ finalizó tras las últimas palabras de los líderes independentistas, cuyos ruegos se pueden resumir en el que expresó Oriol Junqueras, que se enfrenta a penas de hasta 25 años de cárcel: "Lo mejor para todos es devolver la cuestión a la política, a la buena política, al terreno del diálogo y el acuerdo".

Visto para la sentencia de la historia (leer noticia)